Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 ECONOMÍA www. abc. es economia JUEVES 22- -2- -2007 ABC La economía española creció el año pasado un 3,9 el ritmo más alto desde 2000 En 2006 se crearon 546.000 empleos, mientras la necesidad de financiación exterior siguió aumentando y superó el 7,8 del PIB Y. G. MADRID. En un entorno de fuerte crecimiento mundial y de recuperación de las principales economías de la zona euro, España aceleró su ritmo de actividad el año pasado y creció un 3,9 el nivel más alto desde 2000, según los datos de Contabilidad Nacional hechos públicos ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE) El principal motor del crecimiento español volvió a ser la demanda interna, que avanzó 4,9 puntos, tres décimas menos que en 2005, pero la recuperación de las economías europeas permitió también una mejora del sector exterior que restó un punto al crecimiento del PIB, frente a los 1,7 del año anterior. El crecimiento, por tanto, fue en 2006 algo más equilibrado. Según los datos del INE, el empleo ocupado en la economía española creció a una tasa similar a la de 2005, un 3,1 lo que supuso la creación de 550.000 puestos de trabajo netos a tiempo completo. Este comportamiento del PIB y del empleo ha dado como resultado que la productividad creciera el año pasado un modesto 0,8 Eso sí, esta cifra es el doble que la registrada en 2005, un 0,4 En cuanto a los componentes de la demanda interna, destaca el incremento de la inversión en bienes de equipo, con un crecimiento del 9,7 en 2006, el mejor dato desde 1999, y del 11,4 en el último trimestre del ejercicio. La inversión en construcción, por su parte, registró tasas de crecimiento en el entorno del 6 durante los cuatro trimestres del año. Según el INE, la obra residencial y las infraestructuras continuaron siendo los motores de la actividad constructora, mientras se detecta un leve empeoramiento en la edificación durante el último trimestre del año. El gasto en consumo, por su parte, registró, sin embargo, una ligera desaceleración, al crecer un 3,9 frente al 4,3 del ejercicio precedente. Respecto al sector exterior, que restó un punto al crecimiento del PIB, en 2006 se produjo una recuperación de las exportaciones de bienes, que crecieron un 5,6 frente al estancamiento del año anterior, mientras que las de servicios aumentaron un 7,5 tres puntos más que en 2005. Las importaciones, por su parte, se aceleraron hasta el 8,4 un punto más que el año precedente. Pese a la menor aportación negativa del sector exterior al PIB, la economía nacional empeoró su situación financiera frente al resto del mundo. Así, España necesitó una financiación externa de más de 76.000 millones de euros, el 7,8 del PIB, el año pasado, frente a los 59.000 millones del año precedente. Por el lado de la oferta, los datos más destacables son, por un lado, el despegue de las ramas industriales, que crecieron un 3,3 tras el estancamiento del año anterior, y primarias, que también avanzaron un 0,3 frente al- 10 de 2005. En todo caso, la construcción volvió a ser el sector más dinámico, con un crecimiento del 5,3 prácticamente idéntico al de 2005; mientras la rama EVOLUCIÓN DEL CRECIMIENTO ECONÓMICO Variación anual 5,0 4,5 4,7 5,0 4,0 El déficit comercial aumentó un 15,3 La balanza comercial arrojó unos números rojos el año pasado de 89.687 millones de euros, lo que supone un incremento del 15,3 respecto al año anterior, según los datos hechos públicos ayer por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. Este saldo fue el resultado de unas exportaciones de mercancías por valor de 169.872 millones, un 10,6 más que en 2005, frente a unas importaciones de 259.559 millones de euros, con un incremento del 12,2 Los datos hechos públicos ayer confirman una ligera desaceleración del crecimiento del déficit comercial español que, aunque sigue aumentando, lo hace en menor medida que en años anteriores, ya que en 2004 aumentó un 30,8 y en 2005 un 28,3 En diciembre, los números rojos de la balanza comercial descendieron un 10,9 respecto al mismo mes del año anterior. 4,0 3,5 3,0 2,5 2,0 1,5 1,0 0,5 3,6 ESPAÑA 2,7 3,0 3,2 3,5 3,9 2,7 2,9 1,9 ZONA EURO 0,9 0,8 1,7 1,4 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 Empeora la situación financiera Crecimiento por áreas en 2006 (Datos último trimestre) Agricultura y pesca Industria y energía Construcción Servicios de mercado Servicios de no mercado Impuestos sobre los productos Media PIB 4,3 %3,5 %5,0 %3,3 %4,5 %4,0 ABC 6,7 energética y los servicios desaceleraron su ritmo de avance para situarlo en el 2 y 3,6 respectivamente. En cuanto a las cifras del último trimestre del año, destaca una nueva aceleración del crecimiento, que se situó en el 4 respecto al mismo periodo del año anterior. El crecimien- to intertrimestral, por su parte, se situó en el 1,2 El INE asegura que este crecimiento del último trimestre es el más elevado de las principales economías de la UE. Más información en: http: www. ine. es Fernando Fernández MESURA Y PREJUICIOS D ecía el gobernador del Banco de España en Barcelona que el mayor riesgo es la complacencia. La reacción oficial, espoleada por las palabras del presidente, al dato de crecimiento del PIB en el cuarto trimestre del año pasado subraya la oportunidad de su llamada a la cordura. Efectivamente la economía española ha experimentado una aceleración a finales de 2006. Aceleración que se debe a la recuperación alemana, que crece al 3,7 con las políticas consensuadas de ajuste impulsadas por esa fracasada de Merkel, y a la caída del precio del petróleo en euros. Si en España no viviéramos en campaña electoral permanente, estaríamos hablando de cosas serias y preocupantes. El diferencial de crecimiento con Europa se ha reducido a medio punto. El consumo privado vuelve a acelerarse desafiando las llamadas a la moderación del endeudamiento. El consumo público se dispara porque hay que ter- minar las obras para las elecciones. La inflación subyacente, la que descuenta la volatilidad del precio del petróleo, sube dos décimas en enero. El desequilibrio exterior se acerca al 10 del Producto Interior Bruto (PIB) pese a la recuperación de las exportaciones. Proliferan los titulares en la prensa internacional sobre los riesgos de explosión de la burbuja hispana. Menudeces de agoreros dirán los propagandistas del régimen, pero menudeces que preocupan seriamente a analistas e inversores internacionales. Cierto que la mesura ha de aplicarse también a algunos comentarios catastrofistas, pero conviene subrayar la necesidad de que los técnicos diseñen escenarios alternativos sin censuras voluntarias por complicidad ideológica. Tres escenarios son posibles. La continuidad del crecimiento sin tensiones. El estancamiento a la italiana, provocado por subidas de tipos de interés por encima del 4 y apreciación sustancial del euro, lo que crearía tensiones financieras a las familias y a los bancos y colapsaría nuestro sector exterior. El pinchazo de la burbuja inmobiliaria con dramáticas consecuencias en el precio de los activos y en el empleo. El Real Madrid tiene un plan alternativo a Capello. No estoy seguro que el gobierno lo tenga. La complacencia de analistas no le ayuda a sentir urgencia.