Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 INTERNACIONAL JUEVES 22 s 2 s 2007 ABC El Gobierno danés también retirará sus tropas de la zona sur iraquí EFE COPENHAGUE. El primer ministro danés, Anders Fogh Rasmussen, anunció ayer que Dinamarca retirará su batallón del sur de Irak, formado por unos 400 hombres, antes del próximo agosto, que enviará en su lugar un contingente menor y que reforzará la ayuda civil, además de aumentar la presencia militar en Afganistán. Rasmussen resaltó que la reestructuración en Irak obedecía a los planes fijados por la coalición internacional para que el Gobierno de ese país fuera asumiendo el control en las provincias del sur, y que se trataba de una decisión consensuada con sus socios británicos y las autoridades iraquíes. El jefe de Gobierno danés comunicó en rueda de prensa que en las últimas horas había mantenido conversaciones telefónicas con sus homólogos británico, Tony Blair, e iraquí, Nuri al Maliki, así como con el presidente de Estados Unidos, George Bush, quienes le habían mostrado su apoyo y comprensión El plan del Gobierno liberalconservador danés incluye el envío de 4 helicópteros de observación y 55 soldados al sur de Irak. de agosto a diciembre de este año, así como el aumento del personal danés para las labores de entrenamiento de las fuerzas militares y policiales iraquíes. Hasta la fecha, 132 soldados del Reino Unido han muerto en el conflicto Tropas británicas en una operación en la ciudad iraquí de Basora AFP Blair anuncia un repliegue de Irak más lento de lo previsto Todo apunta a que las presiones de EE. UU han supuesto finalmente una demora del plan inicial británico de retirada EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. Tony Blair anunció ayer en el Parlamento la retirada de 1.600 soldados de Irak en los próximos meses, a los que podrían seguir otros 500 al final de este verano, con lo que el futuro contingente británico quedaría reducido a 5.000 militares. Blair no concretó las fechas de esas retiradas ni especificó ningún calendario para una salida final del país, aunque sugirió que ésta podría producirse avanzado 2008. Hasta entonces, un remanente de soldados británicos quedará estacionado en la base aérea de Basora. El anuncio de Blair supone en realidad una ralentización de la retirada respecto a los planes del Ministerio de Defensa que se habían ido filtrando a la prensa, que señalaban el mes de marzo como el momento de la escalada de repatriación de contingentes. Ésta comenzará probablemente en mayo. Todo parece indicar que las presiones de EE. UU. han supuesto finalmente una demora en el plan de retirada británico. El anuncio de esta reducción de tropas llega cuando Estados Unidos se dispone a enviar 21.500 soldados más. Blair trató la cuestión por teléfono con el presidente George Bush. La Casa Blanca ha insistido en que no existen divergencias entre Washington y Londres y ha precisado que la diferente estrategia obedece a la distinta situación que viven las provincias controladas por EE. UU. donde la insurgencia es más activa, y las zonas más pacificadas del sur, cuyo control depende del Reino Unido. En su comparecencia ante la Cámara de los Comunes, Blair indicó que el calendario de la retirada está condicionado al éxito de las operaciones contra los insurgentes y la capacidad de las autoridades iraquíes en asumir la seguridad de las distintas áreas del país. Londres ya ha traspasado al Gobierno de Irak las provincias de Muthanna, Al Nayaf y Dhi Qar, y confía poder hacer lo mismo a lo largo de este año con las otras dos provincias restantes, Basora y Maysan. Blair reconoció que la situación sigue siendo peligrosa pero señaló que el Ejército y la Policía iraquíes están cada vez más capacitados para hacerse cargo de la seguridad. Hasta la fecha, 132 soldados del Reino Unido han muerto en Irak. Mandos militares británicos ya habían advertido en los últimos meses que una vez eliminados los principales focos de resistencia armada, una nutrida presencia de soldados extranjeros en suelo iraquí en realidad resulta contraproducente, ya que supone un elemento de provocación Blair vino a asumir esa tesis, aunque de modo indirecto, en una de sus últimas entrevistas en televisión. El anuncio fue aplaudido por el líder conservador David Cameron, pero para los liberaldemócratas, opuestos desde el principio a la intervención, es inapelable que el Reino Unido dejará Irak al borde de una guerra civil y no con la democracia ejemplar prometida. Condiciones DEBATE SOBRE LA MUJER EN EL CORAZÓN DE ÁFRICA La reunión se celebra en Ruanda, uno de los países con mayor número de parlamentarias del mundo: el 48 por ciento de los representantes son mujeres BLANCA DIEGO LEIRE OTAEGI SERVICIO ESPECIAL KIGALI. A partir de hoy, la capital ruandesa se convierte en un centro de debate sobre los logros y las luchas, aún en curso, de las mujeres en el mundo. Más de 200 invitados, llegados de diferentes puntos de África y Europa, participan en una conferencia que lleva como título: Género y desarrollo nacional: el papel de los Parlamentos Durante dos días, las discusiones girarán en torno a los avances y los obstáculos para lograr la igualdad entre hombres y mujeres. Los encargados de abrir este ciclo de debates en el Hotel Serena son el presidente de la República de Ruanda, Paul Kagame, y Ellen Johnson Sirleaf, presidenta de Liberia y primera mujer en ocupar la jefatura de un Estado africano. Mujeres en la Cámara El debate tendrá como escenario uno de los países con mayor número de parlamentarias del mundo: el 48,8 por ciento de los representantes del Parlamento ruandés son mujeres. El Gobierno del presidente Paul Kagame aprovechará esta reunión internacional para resaltar los avances de la Constitución ruandesa en materia de género. Una estrategia con la que intenta dejar atrás la imagen de un país marcado por el mal gobierno y la violación de los derechos humanos. Pero aunque el gobierno intente pasar página, muchas de las heridas dejadas por el genocidio todavía siguen abiertas. Trece años después, miles de mujeres siguen padeciendo las secuelas psíquicas y físicas de la violencia sexual, un crimen cometido de manera masiva durante los tres meses que duró el genocidio. Este es, de hecho, uno de los temas centrales de la Conferencia que hoy comienza en Kigali, una iniciativa del Foro de Mujeres Parlamentarias Ruandesas. El problema de la violencia basada en el género es una problemática transversal y por eso hay que invertir mucha energía en ese tema. Además es un problema internacional que junto a la feminización de la pobreza representan, en todo el mundo, una barrera flagrante para la igualdad, la paz y el desarrollo explica Judith Kanakuze, presidenta de este foro de mujeres parlamentarias ruandesas nacido, en 1996, como un órgano consultivo para integrar la visión de género en la misión del Parlamento. La agenda de esta Conferencia Internacional es ambiciosa. En Kigali se debatirá a fondo la relación que deben mantener los Parlamentos con la sociedad civil y el impacto que tiene la presencia de mujeres en los órganos de toma de decisiones. También se discutirá sobre temas de corte económico, la integración de los países menos desarrollados en el sistema de Comercio Mundial o la fórmula de los microcréditos como una herramienta para lograr que las mujeres tengan más poder económico. ABC. es Repliegue de las tropas británicas en vídeo: www. abc. es internacional