Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 22- -2- -2007 INTERNACIONAL www. abc. es internacional 33 El voto de castigo de dos senadores comunistas derriba el Gobierno Prodi Hicieron que perdiera una votación sobre política exterior por no distanciarse de EE. UU. JUAN VICENTE BOO CORRESPONSAL ROMA. La abstención de dos senadores comunistas enfadados por la ampliación de la base americana de Vicenza provocó ayer la derrota del programa de política exterior en el Senado, obligando a Romano Prodi a presentar la dimisión de su Gobierno al presidente de la República, Giorgio Napolitano, quien se reserva, de momento, aceptarla o no. El Ejecutivo contaba con sólo dos votos de ventaja en el Senado, y el desastre tenía que suceder antes o después, pero ayer casi nadie lo esperaba, ni siquiera Silvio Berlusconi, sorprendido y feliz por el descarrilamiento de su rival. El jefe del Estado iniciará hoy las consultas con los partidos para la formación de un nuevo ejecutivo, que podría presidir otra vez Prodi si logra sumar algún partido centrista- -quizá el de Pier Ferdinando Casini- -a la coalición, a cambio de expulsar a la extrema izquierda. La crisis podría durar días, semanas e incluso llevar a elecciones anticipadas, como apuntaba ayer el ministro Antonio Di Pietro, quien había desafiado el lunes a Prodi por su negativa a transmitir a Washington las solicitudes de extradición de los 26 agentes de la CIA enjuiciados por el secuestro del imán Abu Omar. El de ayer no era un voto de confianza, pero el ministro de Exteriores, Massimo D Alema, había puesto tanta carne política en el asador del debate que, incluso con una derrota mínima, la dimisión era inevitable. El reglamento del Senado exige mayorías absolutas, y el quórum a las 14.30 era de 319 senadores, por lo que su programa sobre Afganistán y Oriente Medio requería 160 votos. El resultado fue de 158 a favor y 136 en contra, o sea, ventaja clara pero sin mayoría absoluta, por lo que resultó rechazado. La abstención de los senadores comunistas Ferdinando Rossi y Franco Turigliatto, que intentaba ser testimonial, había provocado la derrota. Prodi (derecha) presentó ayer su dimisión a Napolitano en el Palacio Quirinale en Roma presidente levantó la sesión. El tremendo batacazo tuvo como preludio un arriesgado comentario del ministro de Asuntos Exteriores Massimo D Alema el martes durante la cumbre hispano- italiana en Ibiza: Si no logramos la mayoría, nos vamos a casa Su intención era reforzar la disciplina de voto del centro izquierda advirtiendo el peligro que corrían, pero la amenaza no fue suficiente y, a posteriori, se demostró un grave error. Con un colmillo muy retorcido y recordando que D Alema maniobró ya contra Prodi en 1998 para sustituirle en la jefatura del Gobierno, el diputado de Forza Italia Enrico La Loggia se preguntaba ayer al modo hamletiano: En esta crisis, D Alema, ¿ha sido la víctima o el artífice? Ésta es la cuestión Los cuatro protagonistas del inesperado descarrilamiento fueron dos senadores vitalicios y dos senadores comunistas rebeldes que quizá no imaginaban lo que iba a pasar. El vitalicio Giulio Andreotti pensaba votar a favor, pues el ministro D Alema había afirmado en su primera intervención que la política exterior mantenía una continuidad con la de Berlusconi. Cuando, en el turno de respuesta, D Alema declaró- -para ganarse a los rebeldes comunistas- -que su política suponía una ruptura con la anterior, Andreotti decidió abstenerse. REUTERS Inmediatamente, los senadores de centro derecha saltaron de júbilo y comenzaron a lanzar al aire periódicos y reseñas de prensa. Cuando la noticia llegó a la Cámara Baja, la oposición se declaró en rebeldía afirmando que el Gobierno Prodi había dejado de existir y no había más que hablar. Ante la imposibilidad de recuperar el control, el Periódicos al aire La coalición se había enrarecido tras ampliarse la base de Vicenza y la negativa a pedir la extradición de los agentes de la CIA Por desgracia para Prodi, el senador vitalicio Oscar Luigi Scalfaro, que apoya al centro izquierda, estaba ayer ausente por enfermedad, mientras que su colega Sergio Pininfarina acudió inesperadamente a votar contra el Gobierno. Según el jefe de los senadores de Forza Italia, Renato Schifani, nadie sabia que vendría. Ha sido nuestra arma secreta El primer Gobierno de Romano Prodi, formado en mayo de 1996, duró 888 días, hasta el 21 de octubre de 1998. El segundo ha durado 281 días, abundantes en sobresaltos y peleas internas entre ministros. En 1998 le sucedió Massimo D Alema. Esta vez, de momento, todavía no hay heredero. ABC. es Imágenes de la votación en el Senado italiano en www. abc. es internacional