Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 22 s 2 s 2007 La crisis de la inmigración s El Marine I llega al Congreso ESPAÑA 21 Rajoy tacha de catastrófica la gestión de Zapatero con el barco negrero El presidente del Gobierno no reconoce errores, aunque admite que las circunstancias de los policías trasladados a Mauritania fueron inaceptables J. L. LORENTE MADRID. El cara a cara que ayer mantuvieron en el Congreso el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder de la oposición, Mariano Rajoy, no se centró- -como en los últimos meses- -en la lucha antiterrorista. Rajoy cambió de tercio y se interesó en esta ocasión por la política migratoria del Gabinete socialista. Durante la sesión de control al Gobierno de la Cámara Baja, el presidente del PP quiso conocer la opinión del jefe del Ejecutivo sobre la actuación llevada a cabo durante la crisis vivida con el buque Marine I Zapatero no reconoció errores, aunque admitió que las circunstancias de los policías españoles trasladados a Mauritania fueron inaceptables Tras esa respuesta, Rajoy no tuvo reparos en calificar de catastrófica la política de Zapatero sobre inmigración. Para el líder de la oposición, la actuación del Gobierno en la crisis del buque negrero es un espectáculo lamentable e inenarrable Hemos visto con toda la crudeza lo que es un Gobierno a la deriva espetó Rajoy a Zapatero tras subrayar el fracaso del Gabinete en política exterior- donde nadie le hace caso, ni Senegal, ni Mauritania, ni Cabo Verde en política interior, con un trato humillante y vejatorio a los policías españoles destacados en Mauritania, y en política de inmigración- ¿por qué está gente que venía de Bangladesh, India, Pakistán o Sri Lanka quería entrar a Europa por España? ¿Por qué no lo hacen por el Este, por Italia o Grecia preguntó el líder de la oposición al jefe del Ejecutivo- Rajoy quiso ver en la conducta de las mafias que trafican con seres humanos una respuesta a la política de inmigración del Gobierno y cuestionó que, mientras tanto, el ministro de Trabajo, Jesús Caldera, reiterase ayer en el pleno del Senado que hace falta que vengan otros 200.000 inmigrantes más para trabajar de acuerdo con las necesidades reales de los empresarios. Es una auténtica catástrofe su política de inmigración echó en cara a Zapatero. Sobre el trato recibido por los policías españoles, el presidente del Gobierno informó de que el director general de la Policía y la Guardia Civil, Joan Mesquida, ha pedido disculpas a los agentes afectados y que tendrán recompensa porque las dos primeras noches sufrieron unas condiciones inaceptables para policías de un Interior repatrió en 2006 a 99.445 ilegales El ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, compareció ayer en el Congreso para hacer balance de la lucha contra la inmigración ilegal en 2006. Según los datos aportados a la Cámara por el ministro, durante el año pasado se repatrió a 99.445 inmigrantes ilegales, un 7,35 por ciento más que en 2005. Desde 2004, las repatriaciones efectuadas ascienden a 313.204, un 21,7 por ciento superior a las 257.441 ejecutadas en la última legislatura con Gobierno del PP. Según el minitro, las mafias desarticuladas aumentaron un 25 por ciento, mientras que los efectivos policiales se incrementaron un 11,2 en tres años. Agentes recompensados Rubalcaba achaca a imprevistos la situación que vivieron los agentes españoles en Mauritania país como el nuestro Además, Zapatero insistió a Rajoy en que el Gobierno ha tratado en la crisis del Marine I de cumplir dos objetivos: el primero, garantizar los derechos humanos en la atención a los inmigrantes; y, en segundo lugar, tramitar su repatriación. El primer objetivo se ha cumplido; estamos intentando cumplir el segundo, la repatriación de las personas que intentaban entrar ilegalmente a Canarias. Usted sabe que es un objetivo difícil recordó Zapatero a Rajoy. En esa línea de no reconocer errores, el jefe del Ejecutivo esgrimió los elogios que la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y del Acnur han dedicado a su Gabinete por la gestión de la crisis. Horas antes, el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, explicó en el Senado la situación de dificultad que atravesaron los policías que fueron el día 13 y 14 de febrero a realizar tareas humanitarias con los inmigrantes asiáticos del Marine I y calificó lo ocurrido de imprevistos El titular de Interior se comprometió a impulsar, desde su departamento medidas para que algo así no vuelva a suceder y anunció un protocolo de actuación y recompensas para los agentes.