Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 21 s 2 s 2007 INTERNACIONAL 39 El nuevo ministro de Exteriores de Colombia confiesa sus carencias Fernando Araújo estuvo seis años en poder de la guerrilla hasta que logró escaparse y fue rescatado. Tras conocer ayer su nombramiento declaró que no sabe de relaciones internacionales ALEJANDRA DE VENGOECHEA CORRESPONSAL BOGOTÁ. El nuevo ministro de Relaciones Exteriores colombiano, Fernando Araújo, un ingeniero de 51 años, se mueve a cámara lenta, con una tranquilidad que resulta contagiosa. Creo- -decía ayer- -que haber permanecido seis años cautivo me da la autoridad moral para exigir al mundo que nos acompañe en esta cruzada contra la violencia, el secuestro, la guerra Dijo no tener rencor y haber aprendido a perdonar fácilmente. Quiero enfocarme en acciones positivas y no perder el tiempo en cosas negativas recalcó. Fue un secuestro que le sacó del anonimato y le convirtió en un héroe. Hace seis años, Araújo era un hombre con tres hijos, ministro de Desarrollo del ex presidente Andrés Pastrana (1998- 2002) a quien le gustaba el deporte. El 4 de diciembre de 2000, mientras corría frente a las murallas caribeñas de Cartagena de Indias, su ciudad natal, le amordazaron, golpearon y secuestraron. Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, primera guerrilla de este país andino, lo convirtió en uno de los 57 rehenes políticos- -entre ellos la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt- -que, desde entonces, quieren canjear por 500 rebeldes presos. El 5 de enero pasado apareció de repente, desnutrido, en los huesos pero fuerte. Dijo haberse escapado de sus captores tras el intento de un rescate militar en las selvas del norte del país. Durante cinco días se alimentó con un cactus y soportó altas temperaturas. Entonces contó lo poco que se puede contar tras seis años en la nada. Se despertaba a las cuatro de la mañana, y me ponía a hacer ejercicio. En el mismo sitio. En un metro cuadrado. Alrededor de las 5 encendía la radio y escuchaba las noticias hasta las 8 Luego, cuando apenas pudo levantarse de la cama, a Araújo le contaron que su segunda HORIZONTE Ramón Pérez- Maura DEL MONTE AL MUNDO e veía venir desde hace tiempo y el problema le ha estallado en las manos al presidente colombiano, Álvaro Uribe. La investigación de la colusión entre paramilitares y las campañas políticas del hoy presidente colombiano ha desembocado en el encarcelamiento de ocho congresistas uribistas y la inevitable caída de una canciller indirectamente implicada. La imagen que con ello da al mundo Colombia es especialmente penosa. Que la hasta el lunes canciller fuera hermana, hija y prima de procesados y o encarcelados por este caso es grave. ¿Cómo se contrarresta esto? Haciendo que se deje de hablar de ello. Una vez más Uribe ha demostrado su raza de político haciendo que el objetivo de las cámaras deje de enfocar sus problemas y se dirija hacia algo favorecedor: el nombramiento de Fernando Araújo Perdomo como canciller. Uribe necesita que se deje de hablar de un escándalo que ya corre por los pasillos del Congreso norteamericano y amenaza la perdurabilidad del Plan Colombia. Y en horas veinticuatro casi nadie habla de los problemas de Consuelo Araújo y su familia. Todos hablan de la admirable figura de Fernando Araújo- -que no es de su familia- -y que acaba de protagonizar una heroica supervivencia a seis años y un mes de cautiverio y cinco días de huida por los Montes de María. Todo ello para llegar a su casa y encontrarse con que su mujer se había ido con otro con el que había tenido un hijo. Quizá no sea exagerado decir que habría que ser muy prudente a la hora de seleccionar el canciller de un gran país como Colombia. Y preguntarse si los traumas que Araújo vivió durante seis años de cautiverio, más los sufridos tras huir y enterarse de su realidad familiar, lo ponen en las condiciones idóneas para dirigir la política exterior de Colombia. No parece exagerado decir que pasar del monte al mundo en cincuenta días, sin experiencia previa en política internacional y teniendo que empezar el libro por el principio- -por ejemplo enterarse de que hubo un 11- S- -quizá no haga de la excelente persona que es Araújo el mejor canciller posible. Pero le crea una cortina de humo a Uribe. S Fernando Araújo en un vídeo grabado en 2005 durante su secuestro por la guerrilla de las FARC esposa, con quien llevaba unos cuantos meses casado antes del secuestro, se cansó de esperarle, se casó y tenía un hijo. Por eso, tras la renuncia el lunes de la ex canciller, María Consuelo Araújo, después de que su hermano y cinco congresistas más fueran encarcelados por sus conexiones con paramilitares de extrema derecha, éste nombramiento desbarató las previsiones, y no sólo por lo emotivo del personaje. Araújo confiesa que no tiene idea de relaciones internacionales y, como señalaba el editorial del periódico El Tiempo -el más influyente del país- un ejecutivo elocuente y capaz, pasa casi sin transición de un cautiverio en el monte al mundo, sin tiempo para adaptarse y con unos desafíos muy grandes para el país Pero el presidente Álvaro Uribe, abogado de 54 años, ya había tomado su decisión tras pasar por una difícil semana en la que se hizo evidente cómo los paramilitares se habían infiltrado en el poder. Nueve congresistas ya están presos por sus conexiones con esas fuerzas que hoy se hallan en proceso de desmovilización, y se esperan más arrestos entre los le- AFP Infiltrados en el poder Para el presidente Uribe, el nombramiento servirá para que el mundo conozca la tragedia de Colombia gisladores. Me parece de gran importancia que el mundo conozca la tragedia nacional, no sesgadamente, sino en todas sus dimensiones afirmó Uribe para explicar la designación de Fernando Araújo como ministro. Es un símbolo de que Colombia necesita superar esta tragedia Así se expresaba Uribe, al responder sobre si la designación era un mensaje en favor del acuerdo humanitario de canje, que exigen las FARC, o de la vía militar, que pretende rescatar a los canjeables a sangre y fuego y bajo cualquier riesgo. Por eso, para quienes tienen a sus familiares secuestrados, Araújo se convirtió desde ayer en una esperanza pues dijo que respaldará las operaciones militares para rescatar a todos los secuestrados. ¿Está listo psicológicamente el nuevo ministro? A. DE VENGOECHEA La pregunta en Colombia era ayer recurrente. ¿Podrá Araújo dirigir la política exterior, después de haber permanecido aislado y privado de la libertad durante seis años? Para el médico psiquiatra Rodrigo Córdoba, las personas que se han sometido a estos antecedentes requieren un proceso gradual para poder reiniciar sus actividades. Muy seguramente una responsabilidad de estas le exigirá a Araújo una elevada cantidad de y capacidad de soportar tensiones En la Fundación País Libre ONG especializada en el secuestro, el análisis es más a largo plazo. Según le explicaba a ABC la psicóloga Dary Lucía Nieto, que lleva más de una década tratando a pacientes víctimas del secuestro tras un plagio (secuestro) hay que darse la oportunidad de reconocerse en su nueva realidad. La experiencia enseña que el estrés postraumático se diagnostica seis meses después de recuperar la libertad. Sin un buen seguimiento psicológico, Araújo podría tener recaídas, que no son evidentes ahora