Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 21 s 2 s 2007 INTERNACIONAL 37 El jefe de una red marroquí que recluta suicidas para Irak huye por Ceuta Otman Khamlichi, sobre el que ahora pesa una orden de búsqueda y captura de Interpol, estaba con su familia en Tetuán cuando intentaron detenerlo el 24 de diciembre; escapó dejando abandonado su Mercedes en territorio español LUIS DE VEGA CORRESPONSAL TETUÁN (MARRUECOS) Cuando Fátima Esufri abrió la puerta de la casa familiar en Tetuán a un grupo de policías el pasado 24 de diciembre, su cuñado Otman Khamlichi se apresuró a poner pies en polvorosa. Eran las 23.30 horas cuando llegaron cinco agentes preguntando por el marido de mi hermana explica Fátima, de 29 años. Los policías también lo buscaron sin resultado en la vecina casa de los Khamlichi, de donde se llevaron algunos efectos personales. Otman Khamlichi se ha convertido, según las autoridades marroquíes y fuentes de la lucha antiterrorista de un país europeo, en uno de los cabecillas de la red que recluta y envía a Irak terroristas suicidas desde esta ciudad del norte de Marruecos. El joven, de unos 25 años, se sabía buscado y logró escapar al dispositivo desplegado en el barrio de Safir. Interpol emitió una orden de búsqueda internacional unos días más tarde. Otman no tardó en recorrer en la madrugada del 25 de diciembre los 40 kilómetros que separan Tetuán de Ceuta, lugar de residencia de uno de sus hermanos y donde dejó abandonado un vehículo marca Mercedes. Las autoridades españolas tienen constancia de su paso por la ciudad autónoma y están casi seguros de que continuó su camino hacia Europa. El hecho de que Interpol no hubiera lanzado por entonces la orden, la posesión de un visado Schengen así como sus contactos en la ciudad española pudieron facilitar su huida. Ceuta vivía además esos días el ajetreo típico de los desplazamientos navideños en el Estrecho, multiplicados este año por coincidir también con la celebración por parte de los musulmanes de la fiesta del cordero. Khamlichi, según fuentes cercanas a la investigación, podría haber logrado llegar a Suecia, país en el que reside desde que se casó con una de las hermanas menores de Fátima Esufri y donde, como explica su cuñada, se gana la vida trabajando de obrero y de pintor. Las autoridades españolas han hecho llegar a Suecia un dosier con toda la información que disponen de Khamlichi. La Policía marroquí anunció el pasado 4 de enero la detención de 26 personas en relación con una red terrorista internacional que se dedica a enviar suicidas a Irak. Los arrestados tienen, según fuentes oficiales, vínculos con Al Qaida, el Grupo Salafista para la Predicación y el Combate (GSPC) -ahora Al Qaida en el Magreb islámico- -y el Grupo Islámico Combatiente Marroquí (GICM) La Policía española detuvo el 5 de febrero en Reus (Tarragona) al ciudadano marroquí Mbark El Jaafari, acusado de reclutar a candidatos para inmolarse en Irak, así como de mantener relaciones con Al Qaida y el GSPC. Una decena de ciudadanos de Tetuán han muerto en actos terroristas en diferentes ciudades iraquíes en los últimos meses, como ya informó ABC. Otros se fueron sin dejar rastro y todo apunta a que podrían haber seguido sus pasos. Uno de los 26 detenidos el 4 de enero es Ahmed Esufri, de 56 años, ciudadano sueco de origen marroquí que vive desde hace más de tres décadas en Estocolmo, donde mantiene varios negocios. Los cinco agentes que preguntaron en principio por su yerno se lo llevaron detenido sobre las cinco de la mañana del 25 de diciembre tras intensos registros en la casa que, como suelen hacer miles de marroquíes residentes en el extranjero, ha ido levantando en Tetuán, su ciudad de nacimiento y a la que regresa con frecuencia. Fátima, que es la hija mayor de Ahmed, cuenta que los agentes de policía que entraron en su vivienda aquel día eran marroquíes pero que a preguntas de la joven respondieron que Fátima Esufri, cuñada de Otman Khamlichi, el cabecilla de una red que envía suicidas a Irak los enviaban las autoridades estadounidenses. El origen de la operación, según ha podido saber ABC, no es tanto Washington como el cruce de datos entre los servicios de seguridad de diversos países europeos. Ahmed Esufri, según ha relatado a los familiares que han podido visitarle en la prisión de Salé, ciudad vecina de Rabat, permaneció casi diez días recluido en un centro de detención con las manos atadas y los ojos vendados y siendo interrogado. Le preguntaron dónde reza, con quién va, qué piensa de la yihad, quiénes pasan por su tienda de muebles... pero creo que nada sobre Irak explica Fátima. El caso está siendo seguido por las autoridades consulares suecas en la capital del reino alauí que, sin embargo, aseguran no saber nada del yerno de Ahmed, Otman Khamlichi, que guarda la nacionalidad marroquí. En la documentación que tiene el fiscal que lleva el caso y que ha sido contactado por la familia Esufri no consta la detención de Ahmed hasta el 2 de enero, dos días antes de que el Gobierno de Rabat hiciera públicas las detenciones. Esufri está acusado de organizar un grupo y reunir dinero con fines terroristas así como participar en reuniones ilegales. La Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH) L. DE VEGA Dinero para terroristas Su hermano Los negocios en Estocolmo Madrid ha enviado un informe sobre Khamlichi a Suecia, donde reside y podría estar escondido ha denunciado el abuso de la autoridad y el atropello al que, una vez más, ha sido sometida la ley antiterrorista aprobada tras los atentados de 2003 en Casablanca. Aseguran que el plazo de detención preventiva de 96 horas, con posibilidad de ser renovado, se superó. Los policías no se identificaron, no tenía órdenes para entrar en las casas y detenerlos, en algunos casos usaron la fuerza y no comunicaron a las familias oficialmente ni el día de la detención ni el lugar al que los trasladaron explica Jamaleddin Laamarti, presidente de la AMDH en Tetuán. (Mi padre) conoce a muchos árabes y marroquíes en Estocolmo. No veo otra explicación asegura Fátima antes de referirse a la mezquita de Brandbergen, barrio en el que vivieron entre 1993 y 2001 y que ha sido relacionada con algunas tramas de terrorismo islámico. España niega amenazas contra nuestros intereses en Marruecos L. D. V. TETUÁN. España ha negado que existan amenazas concretas en estos momentos contra intereses o personas de nuestro país en Marruecos, según comentaron a ABC fuentes diplomáticas. Las alarmas han saltado sin embargo en los últimos días después de que en la Embajada y los consulados se informara de que había que extremar las precauciones coincidiendo con la celebración en Madrid del juicio del 11- M y después de que el Gobierno marroquí elevara el nivel de alerta por las últimas amenazas del entorno de Al Qaida. Algunos españoles residentes en el país magrebí han explicado a este corresponsal que han recibido instrucciones de no acercarse a lugares donde concurra un número importante de personas así como a hoteles y otros locales donde se sirve alcohol.