Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 INTERNACIONAL www. abc. es internacional MIÉRCOLES 21- -2- -2007 ABC Guardianes de la Revolución iraníes armados con lanzadores manuales de granadas, de maniobras ayer cerca de Qom, a 120 kilómetros al sur de Teherán AFP EE. UU. ya ha seleccionado sus objetivos en un eventual ataque a Irán, según la BBC La acción afectaría a instalaciones nucleares y a la infraestructura militar s Washington insiste en que no hay nada decidido EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. Los objetivos para un bombardeo de EE. UU. sobre Irán ya están fijados. El ataque no sólo afectaría a las instalaciones nucleares iraníes, sino también a buena parte de su infraestructura militar, según aseguró ayer la BBC citando fuentes diplomáticas no especificadas. Frente a esas informaciones, Washington se limitó a señalar que no está preparando ningún ataque y que todos sus esfuerzos están orientados a intentar que el régimen de Teherán, tal como le reclama la comunidad internacional, paralice su programa de enriquecimiento de uranio, proceso necesario para la elaboración de armamento atómico. Este objetivo es negado por el presidente iraní, Mahmoud Ahmadineyad. La BBC no indicó que una acción de castigo contra Irán esté ya decidida, en función de los próximos acontecimientos, como la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU de hoy, pero aseguró saber de fuentes solventes que altos oficiales del Mando Central estadounidense han especificado los objetivos que debería tener un ataque, en caso de que éste sea ordenado por la Casa Blanca. El bombardeo afectaría a las plantas nucleares, así como a bases aéreas y navales, instalaciones de misiles y centros operativos de las Fuerzas Armadas iraníes. Así, la lista de objetivos incluye la planta de enriquecimiento de uranio de Natanz, y las instalaciones de Isfahan, Arak y Bushehr, entre otras. Según la BBC, bombarderos B 2 lanzarían bombas capaces de penetrar en profundidad en el suelo, con el fin de destruir las paredes hormigonadas de Natanz, enterradas a 25 metros. La elaboración del plan por parte de EE. UU. indica que un escenario de ataque es cada vez menos hipotético. También esto vendría señalado por la acumulación de razones esgrimidas para su desencadenamiento. A la amenaza de Washington de que reaccionará si se demuestra que Teherán está desarrollando armamento nuclear se ha unido ahora la advertencia norteamericana de que podría actuar si se encuentran evidencias de que las autoridades iraníes están interviniendo directamente en la campaña de las milicias chiíes en Irak. Un gran atentado contra soldados estadounidenses en Irak podría llevar a EE. UU. a devolver el golpe a Irán si se demuestra que la acción lleva la firma iraní. A principios de mes, oficiales norteamericanos aseguraron tener pruebas de que Irán está proveyendo de armas a las milicias chiís que combaten en suelo iraquí. El militar de mayor rango en Irak, el general Peter Pace, matizó después que la única evidencia era que armas fabricadas en Irán estaban siendo utilizadas por los extremistas, lo que no quería decir que el Gobierno de Teherán sea consciente o cómplice de ese suministro. El presidente Ahmadineyad recibió esa acusación como una excusa de EE. UU. para justificar la prolongación de la estancia de las tropas estadounidenses en Irak. En todo caso, la existencia de un segundo posible desencadenante de una acción contra Irán ha provocado la alarma entre la población de ese país. Según el corresponsal de la BBC en Teherán, Frances Harrison, los ciudadanos han comenzado a preocuparse, por más que el Gobierno de Ahmadineyad insiste en que no hay razones para la inquietud. La posibilidad de un ataque a Irán es vista con preocupación incluso en el Reino Unido, Suministro de armas El desencadenante podría ser un gran atentado de rebeldes chiíes contra soldados estadounidenses en Irak que lleve la firma iraní