Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 ESPAÑA El Estatuto catalán, en el aire MIÉRCOLES 21 s 2 s 2007 ABC Tremps decide no dimitir y Montilla recurre para que el TC rechace ahora la recusación La Generalitat intentará apartar al magistrado Jorge Rodríguez Zapata si el Constitucional no reconsidera su decisión de aceptar la recusación de Pérez Tremps MADRID BARCELONA. Catorce días después de conocerse que el Pleno del Tribunal Constitucional había admitido la recusación formulada por el Partido Popular contra Pablo Pérez Tremps y, con ella, apartado a este magistrado de la decisión sobre el encaje constitucional del Estatuto catalán, se ha despejado la incógnita sobre la anunciada e hipotética dimisión del recusado. Fuentes judiciales han confirmado que Pablo Pérez Tremps se quedará- -así se lo ha comunicado a María Emilia Casas- -y cabe prever, por lo tanto, que concluirá su mandato, que vence en junio de 2013. La polémica suscitada desde un primer momento sobre la recusación se alimentó después con la sospecha de la dimisión, posibilidad que el propio Pérez Tremps reconoció estar valorando en una entrevista radiofónica el pasado 6 de febrero; es decir, un día después de que el Pleno del TC hiciera pública su decisión de estimar- -por un apretado 6 a 5- -la recusación planteada por el PP. La mayoría del Pleno entendió que el trabajo que como catedrático realizó Pérez Tremps por encargo del Instituto de Estudios Autonómicos (dependiente de la Generalitat) supuso su intervención indirecta en la elaboración del proyecto de reforma de la norma autonómica sobre cuya constitucionalidad debe pronunciarse el TC. De haber dimitido, la sustitución de Pérez Tremps podría haberse resuelto de manera inmediata, pues su nombramiento fue realizado por el Consejo de Ministros el 4 de junio de 2004 (apenas iniciada la legislatura del Gobierno de Zapatero) y al Ejecutivo correspondía también designar a su sucesor. A partir de ahí, la única lectura posible de estos hechos era la política. Numerosas voces llegaron a apuntar que desde el Gobierno se había hecho llegar a Pérez Tremps el mensaje de que, si prosperaba su recusación, lo mejor era que se marchara para dejar la puerta abierta a nombrar a un sustituto que devolviera al Pleno del priori, se hace coincidir con contrarios y partidarios al texto autonómico- -podría haber sido resuelto por la presidenta. Es decir, el voto de calidad de María Emilia Casas habría inclinado la balanza hacia el lado de los partidarios del Estatuto. Así, el Gobierno habría ganado una importante batalla para la reforma del modelo de Estado, cuya punta de lanza es precisamente el Estatuto catalán. Estas mismas cuentas son las que maneja la Generalitat de Cataluña, cuyo presidente, José Montilla, presentó ayer ante el TC un recurso de súplica para que el Tribunal reconsidere su decisión de admitir la recusación, vuelva a su doctrina anterior y permita que el magistrado participe en las deliberaciones sobre la constitucionalidad del Estatuto. Montilla ha adoptado esta medida sin precedentes como paso previo a la recusación de otro magistrado, Jorge Rodríguez Zapata- -al que se incluye en el grupo de los conservadores- bajo los mismos argumentos que han servido para apartar a Tremps. El Gobierno catalán espera que el TC responda a la súplica de Montilla en un plazo no superior a una semana, de modo que quede margen para el recurso contra Zapata, que debe presentarse antes de principios de marzo. Fuentes del gobierno catalán reconocen que es difícil que prospere el recurso de súplica y defienden la viabilidad de la recusación de Rodríguez Zapata. N. COLLI I. ANGUERA Tribunal Constitucional el equilibrio perdido. Tanto desde el Ejecutivo como desde el entorno de Pérez Tremps siempre se ha negado la existencia de estas presiones En medios jurídicos se pone de manifiesto que si el Pleno al completo (los 12 magistrados) hubiera debatido sobre la constitucionalidad del Estatuto, un hipotético empate entre magistrados conservadores y progresistas -etiquetado que, a Pablo Pérez Tremps CH. BARROSO José Montilla junto a Narcís Serra y Catherine Hintin, hijastra de Picasso, en el Museo Nacional de Arte de Cataluña YOLANDA CARDO Juego de equilibrios La Generalitat rechaza otros tres decretos de Educación para llevarlos al Constitucional IVA ANGUERA DE SOJO BARCELONA. La Generalitat aprobó ayer tres requerimientos de incompetencia contra otros tantos decretos del Gobierno, en desarrollo de la Ley Orgánica de Educación (LOE) el paso previo para recurrir estas normas ante el Tribunal Constitucional (TC) por una supuesta intromisión en las competencias autonómicas. Se trata de los reales decretos de Formación Profesional, de Enseñanzas mínimas del segundo ciclo de educación infantil y de Enseñanzas mínimas de educación secundaria, aprobados el pasado diciembre. Hace apenas una semana que el Ejecutivo catalán aprobó el recurso ante el TC del primer decreto de desarrollo de la LOE, que incluía la polémica obligatoriedad de una tercera hora lectiva en castellano. Con estos requerimientos y las leyes declaradas inconstitucionales por el Consejo Consultivo de la Generalitat, el Gobierno autonómico podría recurrir en los próximos meses hasta siete decretos y dos leyes del Gobierno de Zapatero ante el Constitucional. Así, junto a las medidas ya emprendidas por el Ejecutivo de José Montilla, la Generalitat podría ampliar su lista de enfrentamientos con el Gobierno, otros dos reales decretos de desarrollo de la LOE, así como el decreto de aplicación de las cuotas lecheras, que el Gobierno catalán ya ha recusado ante el Ejecutivo. Tanto el Ministerio de Educación como el de Agricultura tienen ahora un plazo de dos meses para responder a los requerimientos de la Generalitat que, si no se da por satisfecha con la respuesta, podría elevar el conflicto al Constitucional. En este contexto, el recurso contra el Real Decreto de enseñanzas mínimas de Primaria, el polémico decreto del castellano ha sido ante todo un precedente que ha servido para dar una salida a ERC ante sus bases- -en plena rebelión por lo que consideran una postura de sumisión ante el PSC- Pero también ha dejado claro al PSOE que José Montilla no va a ser un presidente cómodo. ABC. es Sentencia de la recusación de Pérez Tremps y votos particulares www. abc. es nacional