Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 ESPAÑA LA HORA DE LA VERDAD DEL 11- M EL MORABIT Y SU RECTIFICACIÓN SOSPECHOSA MIÉRCOLES 21 s 2 s 2007 ABC El Morabit arruina la coartada de un supuesto autor material Al darse cuenta, en la segunda parte del interrogatorio intentó rectificar D. MARTÍNEZ N. VILLANUEVA MADRID. Fouad el Morabit, amigo de uno de los supuestos autores materiales de la matanza de Madrid, en concreto Basel Ghalyoun, cometió ayer durante el interrogatorio de la fiscal Olga Sánchez uno de esos errores que pueden acabar con cualquier amistad, por muy sólidas bases que tenga. Con una sola frase este procesado, que está acusado de pertenencia a banda armada, echó por tierra la coartada de Ghalyoun para desvincularse del peor atentado de la historia de España. Éste había dicho que el 11 de marzo, por la mañana, había despertado a El Morabit a las siete o siete y media de la mañana, para rezar La fiscal quiso que Fouad lo confirmase, y ahí saltó la sorpresa: Basel me despertó entre las diez y las once de la mañana respondió con firmeza. En el primer caso, Basel Ghalyoun no pudo perpetrar la matanza; en el segundo, obviamente, sí. La respuesta de El Morabit provocó también gran sorpresa en el resto de las acusaciones y en las defensas. A ellos les tocó interrogar en la sesión de tarde y en ese momento, entonces sí, el procesado cambió radicalmente su versión. Esta vez aseguró que ambos se levantaron a rezar alrededor de las seis y media de la mañana y que después se acostó hasta que su compañero de habitación le despertó entre las diez y las once. Corroboró por tanto la versión de su amigo, pero quizá cuando lo hizo ya era demasiado tarde. El Morabit residía en el momento en que se produjeron los atentados con Ghalyoun en el local situado en la calle Virgen del Coro, donde se realizaban presuntamente reuniones dirigidas a alentar la yihad. La noche de los atentados también durmió allí uno de los suicidas de Leganés, Anouar Rifaat. Ya lo había hecho en otras ocasiones, pero tampoco se puede decir que fuera un asiduo, pues la última vez que pasó una noche en el local fue un mes atrás, según explicó ayer Fouad. También por la mañana este procesado dijo que nunca supo que se estaba planeando un atentado en Madrid, si bien admitió que le contaron que Serhane el Tunecino había hablado de que pasaría algo fuerte En concreto, atribuyó ese comentario a su amigo Ghalyoun, lo que de nuevo situaba a éste en el disparadero. Eso sí, consideró esas afirmaciones como una tontería o fantasía de Serhane. De nuevo por la tarde El Morabit matizó esta respuesta. Sostuvo que el Tunecino no era una persona violenta. Era radical, podríamos decir extre- Virgen del Coro Fouad el Morabit echó por tierra la coartada de su amigo Basel Ghalyoun mista, pero no violento. Manifestaba sus ideas de manera radical, muy entusiasta, como si quisiera imponerlas, pero nunca llega a la violencia. Tampoco se le conoce que forme parte de algún grupo o perteneciera a algo que le pudiera relacionar con un atentado. La Fiscalía, sin embargo, considera acreditado que mantuvo conversaciones con varios de los implicados en la matanza, incluidos algunos de los suicidas de Leganés. Según la versión de El Morabit si se produjeron llamadas desde su teléfono a alguno de los suicidas, como Rifaat Anouar, es porque las realizaron otras personas. El Morabit, que llegó a España a finales de 1999 para estudiar Ingeniería Aeronáutica, dio muestras de ser una persona preparada y llevaba un discurso bien elaborado, hasta el punto de que se permitió repro- UNA VEZ MÁS, POR LA BOCA MUERE EL PEZ Fueron sus conversaciones con varios imputados, antes y después del 11- M, las que llevaron a su última detención. Antes, había sido liberado dos veces POR N. COLLI MADRID. Algunos le describen como una persona culta y educada Marroquí de 33 años, Fouad El Morabit (Nador, 1973) cursó tres años de electrónica en la Universidad Politécnica de Madrid, estudios que después amplió en Gijón y, según la prensa alemana, también en la Universidad de Darmstadt. Hasta aquí, parece el retrato de uno de tantos inmigrantes que salen de su país para mejorar su forma- ción y buscar un futuro mejor. Sin embargo, el currículum de El Morabit incluye otros aspectos que le colocan con un alto grado de certeza en los escenarios y en los preparativos del 11- M, de cuya gestación se enteró por boca de El Tunecino (uno de los suicidas de Leganés) ya en el verano de 2003. Detenido por primera vez el 24 de marzo de 2004 en Ugena (Toledo) fue puesto en libertad al poco tiempo para volver a ser arrestado después hasta en dos ocasiones más. La última, el 12 de abril de ese mismo año, después de que los investigadores comprobaran que había hablado por teléfono con varios imputados. Y es que