Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 20- -2- -2007 MADRID 51 Los escolares tendrán que pagar o reparar los daños que causen Los centros podrán castigar el acoso o la violencia que se realice fuera de ellos G. ZANZA MADRID. El borrador de decreto que ha remitido el Gobierno regional al Consejo Escolar de la Comunidad de Madrid es un código que regula y tipifica qué actitudes pueden ser objeto de sanción y cuál es su castigo. Este reglamento tiene que ser aprobado por esta organismo y, posteriormente, ser complementado desde los centros educativos de la Comunidad con un plan de convivencia. La intención del Gobierno regional es que esté vigente a principios del próximo curso. El reglamento no sólo prohíbe el uso de móviles o videoconsolas. También exige cosas tan obvias como la asistencia a clase, la puntualidad o la realización de los trabajos que los profesores manden. Todos los profesores podrá imponer sanciones si las faltas son leves; por ejemplo, requisar el móvil a un escolar o la privación del tiempo de recreo. Los alumnos estarán obligados a reparar o hacerse cargo del coste económico de los daños que causen, de forma intencionada o por negligencia a las instalaciones, materiales del centro y a pertenencias de compañeros. Serán los directores los que resuelvan las faltas graves y muy graves, aunque tendrán que dar cuentas de sus resoluciones a una comisión que tendrá que crearse en cada consejo escolar. Éstos podrán corregir todos aquellos actos de alumnos realizados fuera del recinto escolar, cuando tengan su origen o estén directamente relacionadas con la actividad escolar o afecten a los miembros de la comunidad educativa se afirma en el borrador. Si estos actos, o los que se cometan en el interior de los centros son constitutivos de delito o falta penal, los profesores y el equipo directivo del centro tendrán la obligación de comunicarlos a la Policía o la Fiscalía. Como en los códigos, el decreto advierte que deberán tenerse en cuenta las secuelas psicológicas y sociales de los agredidos, así como la alarma o reper- Faltas y sanciones Leves: infracciones a las normas de conducta. Se sancionarán con amonestación verbal o escrita, privación del recreo, horas de estudio, retirada del móvil o dispositivo electrónico y deberes. Graves: faltas reiteradas de puntualidad o asistencia, impedir el estudio, indisciplina, daños, reiteración de faltas leves... Se sancionarán con expulsión de la clase, deberes, prohibición de actividades extraescolares, expulsión por menos de seis días de algunas clases o del colegio. Muy graves: actos graves de indisciplina, insultos, actitudes desafiantes, acoso físico y moral, uso de la violencia, vejaciones, actos contra la intimidad y las buenas costumbres, grabación o difusión de agresiones o humillaciones, daños graves, falsificación de documentos... Se sancionarán con cambios de grupo, expulsión definitiva o temporal y cambio de centro. La cafetería de Manuel fue atracada a punta de pistola bitual desde hace meses en esta zona de Moncloa. Los niños rumanos también se fijaron en la farmacia de Mercedes. Entraron varios de ellos pidiendo dinero, pero la persona que estaba ese día en el mostrador les dijo que de dinero ni hablar, que como mucho les daba unos caramelos. Ellos los aceptaron y se fueron sin rechistar contaba. Este grupo de muchachos es de sobra conocido para quienes frecuentan la zona: A un chaval le arrinconaron hace poco en un portal y le quitaron el mp 3 las carteras que roban se las he visto yo metérselas en los pantalones. Ahí se las esconden vienen pidiéndote firmas para no sé qué de su país y, como son tantos, se organizan, unos te distraen mientras los otros se llevan lo que quieren les da igual un bar que una tienda de deportes. Saben que algo de dinero siempre se van a encontrar Hay vecinos, sin embargo, que no han notado nada. Es el caso de Elio Valderrama, que, aunque vive en Gran Vía, se acerca diariamente a Argüelles. Está mucho peor la zona de Plaza de España o Sol. Pero sí que puede ser que esa pequeña delincuencia de siempre haya subido hasta estas calles. Son tantos que ya no tendrán sitio explicaba. Famosos en el barrio Comunicación a la Policía La pandilla le puso una pluma en el cuello a Almudena (izquierda) Los alunizajes otra amenaza para los comercios de la zona La calle de Ferraz y alrededores tampoco pasa desapercibida para los aluniceros -delincuentes que empotran coches, generalmente robados y de gama alta, en escaparates de comercios para desvalijarlos posteriormente- Por esta zona ya hemos sufrido varios, lo que ocurre es que no nos dejan colocar los pivotes frente a las lunas para evitar estos robos comentaba Manuel. Te ponen mil y un problemas en el Ayuntamiento para darte el permiso y tienes que correr tú con los costes de instalación. Al final mucha gente desiste explica este joven, al que le parece mentira que con la cantidad de gente importante que vive por aquí y con sus escoltas la inseguridad se haya apoderado de esta zona de Moncloa. Las calles que rodean a Ferraz nunca han sido especialmente comerciales. Si a esto se suma lo que viene ocurriendo últimamente, se acabará el negocio en la zona lamentaba Jaime, propietario de una cafetería. Alarma social cusión social creada por las conductas sancionables También considera, como circunstancias agravantes el uso de la violencia, de actitudes amenazadoras, desafiantes o irrespetuosas, de menosprecio continuado y de acoso dentro o fuera del centro De igual forma se tipifica el daño a compañeros de menor edad o recién incorporados al centro así como las conductas que atenten contra el derecho a no ser discriminado por razón de nacimiento, raza, sexo, convicciones políticas, morales o religiosas, así como por padecer discapacidad física o psíquica El articulado abre la puerta a un sistema vigente en países centroeuropeos y que ya se ha ensayado en España: la mediación entre alumnos. Este procedimiento de resolución de conflictos entre escolares requiere de la intervención de un adulto, que ayudará a los menores a obtener por ellos mismos un acuerdo satisfactorio Decreto: www. abc. es informacion pdf decreto- convivencia. pdf