Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 MADRID MARTES 20 s 2 s 2007 ABC La pandilla de Argüelles Varios negocios de la calle de Ferraz y alrededores han sufrido robos en los últimos meses. La mayoría de ellos han sido obra de un grupo de adolescentes rumanos que practica tanto la técnica de la bolsa o la vida como la del despiste POR CRISTINA ALONSO FOTOS ÁNGEL DE ANTONIO MADRID. La zona de Argüelles anda caliente Así lo reconocen, al menos, sus trabajadores y vecinos, quienes desde hace algún tiempo agarran con más fuerza su bolso cuando pasean o echan el cierre a sus negocios con un ojo delante y otro atrás Un grupo de adolescentes rumanos que pulula por la zona es una de las causas de su inquietud. Almudena estaba en su tienda cuando vio entrar a cinco de estos niños de unos 14 años. Intentaron robar en una droguería y al no conseguirlo vinieron aquí. Yo estaba sola y todavía no tenía timbre en la puerta La única niña del grupo le frenó el paso colocándose en mitad de unas escaleras. Les dije que se fueran, pero no me hicieron caso Segundos después, uno de los adolescentes le ponía una pluma estilográfica en el cuello: Dame el dinero o te mato Se llevaron 3.000 euros. La delincuencia está subida de tono. Raro es el negocio de esta calle que no lo hayan atracado últimamente explicaba Manuel Ferrero, cocinero de una cafetería de Ferraz que ha sufrido dos robos en un mes. El último fue a las diez y media de la noche del día de Nochebuena y, en este caso, los ladrones eran profesionales. Tres hombres entraron en su negocio y lo asaltaron armados con pistolas y cuchillos. No había nadie, sólo un camarero. Acababa de sacar la basura y aprovecharon el momento porque a esas horas la calle estaba desierta. Le tiraron al suelo y le quitaron el reloj explicaba Manuel. Los ladrones también se llevaron dos televisiones de plasma y la recaudación de la caja y las máquinas tragaperras. En total, unos 4.000 euros. La sensación de inseguridad ha hecho que varios negocios de la zona hayan decidido instalar un timbre en la puerta. Otros comercios han optado por una solución más arcaica: guardar en algún rincón de su almacén mazas para hacer frente a futuros saqueadores. Luis Cantarell es portero del portal 54 de la calle de Ferraz. La policía anda haciendo rondas. Hace unos días me preguntaron si había inmigrantes viviendo en el edificio explicaba el joven, quien reconoce que el tema de los atracos se ha convertido en algo demasiado ha- Rondas policiales Algunos comercios guardan en algún rincón de su almacén mazas para hacer frente a los saqueadores Elio Valderrama, vecino, denuncia la pequeña delincuencia de la zona