Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 20 s 2 s 2007 ECONOMÍA 39 La sombra de un posible crash inmobiliario planea sobre el mercado español ABC MADRID. España e Irlanda son los países de la Eurozona que podrían sufrir un crash inmobiliario derivado de una corrección en el mercado de la vivienda, según un estudio de American Express Funds. El informe destaca que el boom inmobiliario de los últimos años en estos países ha sido similar al vivido por EE. UU. entre 2003 y 2005, cuando la corrección en el mercado inmobiliario causó la recesión económica de este país en 2006. En este sentido, el estudio apunta que el mercado residencial ha ayudado a soportar el crecimiento de la Eurozona desde 2003, en un contexto de incrementos porcentuales de dos dígitos en los precios de la vivienda tanto en España e Irlanda, así como en Francia o Bélgica. Si bien, España e Irlanda, los dos mercados inmobiliarios más fuertes según el estudio, están altamente expuestos a la variabilidad de los tipos hipotecarios, ya que en los últimos años el mercado de la vivienda ha supuesto el estimulo del consumo privado en mayor medida que en EE. UU. Asimismo, casi la mitad de los países de la Eurozona ha experimentado una subida de los precios más rápida que en el caso de EE. UU. según el informe. Pese a la situación de España e Irlanda, existen otros factores que limitarían la vulnerabilidad de el conjunto de la Eurozona ante un crash inmobiliario. En este punto, el estudio señala a la emergente economía Alemania como uno de estos factores compensatorios. Por otro lado, la Comisión Europea pidió ayer al Gobierno español que facilite el acceso a la vivienda, especialmente a los jóvenes y a los inmigrantes, y fomente los alquileres para reducir el riesgo de pobreza. El Ejecutivo comunitario alerta sobre las dificultades de jóvenes e inmigrantes para encontrar una vivienda ante el obstáculo que supone no contar con un empleo estable, según el informe anual sobre protección social e inclusión de 2007. EFE El Rey felicita a los dos trabajadores con más años de cotización El Rey recibió ayer en audiencia en el Palacio de la Zarzuela a los dos españoles que más años han cotizado a la Seguridad Social, Agustín López Álamo, de 83 años, y Luisa Aguilar Serrano, de 74. Don Juan Carlos (momento que recoge la imagen) les dio la enhorabuena por tan larga vida laboral: Agustín López Álamo ha cotizado durante 67 años y Luisa Aguilar, que todavía sigue en activo, lleva ya 58 años pagando sus cotizaciones. España es el destino laboral más deseado por los trabajadores europeos Sólo el 24 de los encuestados en nuestro país piensan que la inmigración ha perjudicado la economía, según un estudio publicado por el Financial Times EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. Que España es un codiciado lugar para las vacaciones es asunto bien sabido, pero también resulta ser el país más deseado como destino laboral por los europeos occidentales, por delante de otros Estados vecinos con economías más fuertes. Si todos los que dicen que les gustaría trabajar en España realmente lo hicieran, encontrarían un ambiente propicio para los inmigrantes: sólo el 24 de los españoles consideran que la inmigración ha perjudicado la economía, según una encuesta publicada ayer por el diario británico Financial Times El sondeo, realizado entre ciudadanos de Francia, Alemania, Reino Unido, Italia y España, indica que el 17 de los encuestados desearía trabajar en suelo español, mientras que el 15 muestra su preferencia por el destino británico y el 11 apunta a Francia. Por su parte, Italia e Irlanda empatan en un 6 como lugar preferido. España también encabeza otros indicadores de la encuesta. Es el país con menor percepción negativa sobre el impacto que la inmigración tiene en la economía y el que considera que su situación económica ha mejorado más. Así, el 42 de los españoles juzga positiva la inmigración en términos económicos, con sólo un 24 de la población que se pronuncia de modo contrario. Esta última cifra es la mitad de la registrada en el Reino Unido, donde el 47 cree que la masiva llegada de inmigrantes ha perjudicado la situación, pese a que no viene avalada por datos objetivos. Esa buen aceptación entre los españoles del efecto que en empresas y mercado ha tenido la llegada de personas de otros países puede responder a la valoración de que las cosas en España mejoran. Así se pronuncia el 20 de los españoles, frente a la visión pesimista en Francia, donde sólo el 5 de los franceses cree que las condiciones generales están progresando. Todos estos baremos también pueden explicar que los españoles sean los europeos occidentales menos inclinados a salir a trabajar al extranjero, sólo superados por los franceses. El 50 de los encuestados en Italia dice considerar la posibilidad de buscar un empleo fuera de sus fronteras, y así se manifiestan también el 43 de los alemanes y el 41 de los británicos. Sólo el 35 de los españoles y el 22 de los franceses señala su disposición a trabajar en el exterior. Poco inclinados a salir Vivienda para jóvenes Los inmigrantes La encuesta sirve al Financial Times para destacar la contradicción entre la percepción negativa de los británicos sobre el efecto de la inmigración en la economía y la constatación del Banco de Inglaterra de que la llegada de casi medio millón de inmigrantes de Europa central y oriental- -cuando sólo el Reino Unido, Irlanda y Suecia abrieron sus puertas a los nuevos socios comunitarios- no ha perjudicado los salarios ni las oportunidades de trabajo de los británicos. Otros indicadores