Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 INTERNACIONAL MARTES 20 s 2 s 2007 ABC La nueva líder del PRI hace un guiño al Gobierno de Calderón en México Tras arrasar en la elección interna, Beatriz Paredes promete una oposición constructiva EUGENIO RIVERA SERVICIO ESPECIAL CIUDAD DE MÉXICO. Beatriz Paredes, la nueva presidenta del Partido Revolucionario Institucional (PRI) prometió ayer que sus próximos cuatro años al frente de la organización marcarán una etapa de inclusión y reconciliación crucial para el futuro político de México. Licenciada en Ciencias Políticas por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) Paredes, de 54 años, ha sido diputada, senadora, gobernadora de Tlaxcala, embajadora y presidenta de la Fundación Colosio, creada con ánimo de renovar al PRI tras el asesinato del aspirante presidencial Luis Donaldo Colosio, en el año 1994. Curtida en mil batallas políticas en México, Paredes ha perdido algunas importantes, la más reciente la alcaldía del Distrito Federal, frente al izquierdista Marcelo Ebrard. Hace cinco años fracasó en su primer intento por hacerse con la presidencia del PRI frente a Roberto Madrazo, quien con su victoria comenzó a cavar la fosa en la que cayó el PRI en las pasadas presidenciales del 2 de julio. Entonces el otrora poderoso partido, que ocupó el poder en México durante siete décadas, obtuvo sólo 9,3 millones de votos y no ganó en ninguno de los 32 Estados del país, ni siquiera en los que gobierna, por lo que el partido está destinado a realizar una profunda etapa de autocrítica y renovación. El pasado domingo, Beatriz Paredes arrasó en la elección interna, como demuestra el hecho de que ganara en 26 de los 32 Estados del país frente a su más directo rival, el ex senador Enrique Jackson. A Paredes ya le preguntan si aspirará a la Presidencia de México en 2012, pero no despeja el enigma: Es suficiente reto construir el PRI del siglo XXI La dirigente del PRI no perdió la oportunidad nada más confirmarse su victoria de hacerle un guiño al Gobierno del presidente Felipe Calderón, al prometerle una oposición firme, creativa y constructiva María Consuelo Araújo, con el presidente Uribe, durante la Cumbre Iberoamericana de Montevideo AFP Dimite la canciller colombiana por el escándalo paramilitar Araújo deja el Gobierno para apoyar a mi padre y a mi hermano acusados por sus vínculos con los grupos de autodefensa ALEJANDRA DE VENGOECHEA CORRESPONSAL BOGOTÁ. Cuentan que para María Consuelo Araújo, una de las cancilleres más jóvenes que ha tenido Colombia, las acusaciones sobre los vínculos de su familia con los paramilitares de extrema derecha, eran cada vez más difíciles de sobrellevar. Incluso hace un par de semanas, durante una gira por Bélgica, la Conchi como la conocen en Colombia, fue abucheada a las afueras de la sede del Parlamento Europeo por grupos de manifestantes, ONG y eurodiputados que le reclamaban aclarar esas relaciones. Pero ella mantenía su silencio e insistía en no renunciar. A finales de noviembre, cuando asistió a un debate en el Congreso sobre su permanencia en el cargo, Araújo, de 35 años, casada con un fotógrafo argentino y madre de una hija, insistió en tener una hoja de vida intachable, hecha con esfuerzo y trabajo durante más de 13 años de trabajo público Por eso se quedó. Pese a su complejo entorno familiar- -su hermano, su padre y su primo hermano están acusados de secuestro y vínculos con los paramilitares- -la ministra refrescó las acartonadas relaciones internacionales. Con el presidente venezolano, Hugo Chávez, por ejemplo, con quien el presidente Álvaro Uribe ha tenido más de un roce por incidentes fronterizos, María Consuelo Araújo bailó vallenatos. Fue una de las ministras más populares. Hasta el último minuto, el presidente Uribe- -su mentor y además padrino de bautizo de su hija- -la defendió a capa y espada. Pero la canciller empezó la semana con su renuncia irrevocable tres días después de que su hermano, el senador de 39 años Álvaro Araújo, terminara en prisión junto a seis senadores después de que la Corte Suprema de Justicia lo acusara de secuestro con extorsión y de recibir el apoyo de grupos paramilitares. Veo claramente la necesidad de que el proceso judicial esté libre de interferencias. La certeza de la inocencia de mi padre y de mi hermano me obliga a irme para tener la libertad de estar a su lado y apoyarles como hija y como hermana justificó. Me voy del gobierno sin renunciar a mi compromiso de mujer caribe y con el empeño de hacer de Colombia un país mejor concluyó. Para ocupar el cargo de María Consuelo Araújo, el presidente Álvaro Uribe ha nombrado a Fernando Araújo Perdomo- -pese a la coincidencia del apellido no tiene ningún parentesco con la ministra saliente- un ex ministro que recientemente alcanzó cierta notoriedad ya que estuvo seis años secuestrado por las FARC hasta que el pasado 31 de diciembre logró escaparse. Después de vagar durante cinco días por los Montes de María, Fernando Araújo logró contactar con una patrulla naval. Según una investigación financiada por el gobierno sueco y realizada por la ONG Corporación Nuevo Arcoiris, desde 1999 los grupos paramilitares- -creados en los años ochenta para combatir a las guerrillas de izquierda- -controlaron amplias zonas del país y buscaron el modo de asegurarse un poder político que aún conservan. Lo hicieron matando, desplazando, amenazando y financiando a sus candidatos. Beatriz Paredes EFE Con una retahíla de reformas estructurales cruciales pendientes, el PRI de Paredes aparece como un atractivo aliado natural del Gobierno en busca de los urgentes cambios que reclama el país. Tras el decepcionante mandato de Vicente Fox (2000- 2006) que dejó al país sumido en el desgobierno y una crisis postelectoral que ha contaminado el ambiente político mexicano, Calderón está tratando de marcar distancias con el Gobierno anterior con un estilo nuevo, cargado de decisión pero también de prudencia. Las tareas políticas más acuciantes son una reforma del Estado que incluye modificar las normas electorales, fiscales y energéticas. Convertido en tercera fuerza política en México, el PRI debe ahora afrontar una Asamblea Nacional el próximo 4 de marzo y definir su posición ante las reformas. Habrá una relación de diálogo con las fuerzas políticas, con el Gobierno federal, con los gobiernos estatales y del Distrito Federal, y siempre con la certidumbre de que nuestra perspectiva de país animará nuestra posición concluyó Beatriz Paredes. Fernando Araújo, su sustituto Marcar distancias Aspiraciones presidenciales Su mentor y padrino de su hija