Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 20- -2- -2007 ESPAÑA 27 ción del Gobierno en Galicia acreditando que la carga y la estructura estaban perfectas. En cambio, nunca llegó a alejarse de la costa gallega. Durante toda la noche, zarpó sin rumbo, buscando la dirección del viento más propicia para garantizar la ventilación de sus despensas y evitar alteraciones en el nitrato que provocasen nuevos escapes. Pero a las 11.00 horas del domingo se produjo un nuevo aviso de emergencia alertando de otra reacción química, que en esta ocasión incluyó la evacuación a las 17.00 de cuatro de los doce tripulantes al Hospital Juan Canalejo por irritación en los ojos y vías respiratorias. Poco tiempo más tarde, se decidió que el barco emprendiese rumbo a Viveiro, sin tener claro su futuro, y con un escueto comunicado en el que el gabinete de crisis creado para hacer frente a la situación de emergencia descartaba cualquier solución en instalaciones portuarias Ya el lunes por la mañana, a las 12.00, en la Torre de Control del Puerto de La Coruña, la directora general de la Sociedad Estatal de Salvamento Marítimo, Pilar Tejo, informó de la solución adoptada: enfriar. Agua a cañonazos Los ocho tripulantes que siguen a bordo fueron trasladados al Don Inda provisionalmente (incluido el capitán, que posteriormente fue llevado al Hospital Costa de Burela) hasta que se ordene su nueva subida a la embarcación para cooperar en la operación de enfriamiento. De momento, el Alonso de Chaves es el que aporta agua de forma intermitente para reducir la temperatura. En su primera rueda de prensa, la directora general de Sasemar, que compareció a las doce y a las siete de la tarde de ayer, negó que la singladura haya sido errática. Ha sido previamente determinada con la finalidad de proteger la habitabilidad y de que los gases emanados por los fertilizantes descompuestos no afectasen a la tripulación explicó, al tiempo que añadió que hubo variaciones y cierto zig- zag debido a este motivo, aunque siempre en dirección a un punto claro decidido con anterioridad Cuando se le dejó al barco seguir hasta su puerto de destino, había indicios de que el proceso de descomposición se podía extinguir por sí mismo, pero luego se comprobó que no fue así matizó. El presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, insistió en que todo está estable y no existe el menor riesgo de contaminación La ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, menos tranquilizadora, abogó por la prudencia, cuando hay un riesgo patente aunque añadió que parece que puede controlarse, y por el momento no ha generado ninguna contaminación atmosférica Menos ilusionados se mostraron los ecologistas de Adega, que criticaron el recorrido errante. Y más escéptica todavía apareció la plataforma Nunca Máis que atacó duramente las decisiones dubitativas y cargó contra un gabinete de crisis no del todo eficaz El portavoz, Rafael Villar, afirmó que resulta muy poco entendible que se le dejase ir sin dar una solución a la carga A su juicio, fue una decisión sin rigor. Greenpeace pidió que se confirme urgentemente que la reacción que sufre la carga del barco holandés es fermentación y no combustión latente, ya que, en este último caso, las consecuencias podrían ser muy graves, llegando incluso a registrarse la ruptura del casco o el hundimiento. Ha sufrido una depresión de caballo, le ha desbordado El parricida y sus víctimas, enterradas en el mismo cementerio tras un funeral conjunto oficiado por el cardenal Cañizares GUSTAVO A. MUÑOZ EL REAL DE SAN VICENTE. Una depresión, un no puedo más un final loco y terrible cometido por alguien a quien todos sus vecinos consideraban una gran persona Ayer, él y su familia, el parricida y sus tres víctimas, madre, mujer e hijo, recibieron sepultura, en el mismo cementerio, hecho infrecuente, y tras un sepelio conjunto oficiado por el cardenal primado, Antonio Cañizares. Los entresijos de la dramática historia- -el parricida hirió con un hacha a sus otras dos hijas- -siguen guardados, pero muchos apuntan lo que se puede esconder detrás de tanto dolor. Era un hombre bueno al que la vida no se le puso fácil y acabó estallando era el comentario más extendido ayer en El Real de San Vicente. Fue el cardenal primado, Antonio Cañizares, que presidió el funeral, quien puso las cosas en su sitio al destacar la personalidad de Gregorio Ramos, autor de la muerte de su madre, esposa e hijo varón, y que finalmente se quitó la vida en Talavera de la Reina tras agredir a sus dos hijas, que viven en esta ciudad. El cardenal resaltó que Gregorio se ocupó de su familia como pocos Y es que la dedicación del parricida a todos los miembros de su familia en nada hacía pensar el desencadenamiento del múltiple asesinato, y menos la violencia con la que se cometió. De hecho, Gregorio Ramos gozaba del respeto de sus vecinos por esa dedicación, que le había llevado incluso a realizar una importante inversión en el pueblo con el fin, frustrado, de crear un negocio del que pudieran vivir sus hijos. Prácticamente todo el pueblo de El Real participó en el sepelio. Tras el funeral, en el que cuatro sacerdotes acompañaron al cardenal, se trasladaron los féretros al cementerio de la localidad, donde dos de ellos fueron depositados en la tumba familiar de la esposa del parricida, y los otros dos en sendos nichos. El alcalde de la población, Antonio Rubio, se felicitó porque el pueblo ha dado muestras de solidaridad y de buen comportamiento. Lo sucedido es una depresión de caballo en una persona que se ha sentido desbordada, y creo que la apariencia de crimen horrendo se reduce por la bondad de él, que era una gran persona El Servicio de Salud de Castilla- La Mancha (Sescam) emitió ayer un parte médico en el que señala que María Ramos, ingresada en el hospital Virgen de la Salud de Toledo, permanece estable dentro de su gravedad. Su hermana Eva, de 25 años de edad, sigue en observación en el hospital Nuestra Señora del Prado de Talavera, más por la fuerte impresión sufrida que por las heridas. Toda la familia estaba atendida por los servicios sanitarios y sociales El alcalde de El Real de San Vicente, Antonio Rubio, dijo que la familia de Gregorio Ramos recibía ayuda sanitaria y de los servicios sociales, según informa Efe. Contra algunas especulaciones y críticas por un presunto abandono de las administraciones públicas a familias con tantos problemas de dependencia como la de este caso, el alcalde aseguró que los miembros de ésta estaban totalmente atendidos en sus necesidades, incluidos el propio parricida y su hijo, que eran atendidos psicológicamente por depresión. Según algunas opiniones recogidas por este diario, el hijo varón se encontraba en una estado de salud que le impedía mantener un trabajo estable. Por su parte, las chicas, como también indicó el alcalde, habían logrado un puesto de trabajo en el caso de la más joven, en un hipermercado de Talavera, mientras que la mayor, con problemas de discapacidad psíquica, disfrutaba de una plaza en un centro especializado. Interior culpa a Mauritania de los problemas sufridos por los policías españoles ABC MADRID. El director General de la Policía y la Guardia Civil, Joan Mesquida, explicó ayer a los agentes desplazados a Mauritania que la carencia de infraestructura de este país y la larga duración de las negociaciones para repatriar a los inmigrantes del buque Marine I provocaron la prolongación de la estancia de los policías y las dificultades que sufrieron en el país africano- -los sindicatos enviaron una carta al ministro del Interior para pedir una explicación- Los agentes tuvieron que dormir sentados en el suelo, junto a la nave de pescado que se había habilitado para los inmigrantes, y buscar la comida. Mesquida les comunicó que esa carencia de medios y la concurrencia de circunstancias imprevisibles fueron la causa de las condiciones que vivieron los funcionarios. Mesquida señaló que algunos impedimentos que presentaron las autoridades mauritanas con los permisos para operar de los aviones, unido a la dilatación de los trámites de repatriación- -que siguen- -alargaron las estancias. Ahora los agentes están alojados en un hotel de la capital. Una gran multitud asistió ayer al entierro de los miembros de la familia Ramos A. MIRANDA