Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 ESPAÑA LA HORA DE LA VERDAD DEL 11- M BOUCHAR, EL FUGITIVO DE LEGANÉS MARTES 20 s 2 s 2007 ABC AGENDA DEL DÍA Mouhannad Almallah. Era copropietario del piso de Virgen del Coro, donde hubo reuniones de la célula. Está acusado de integración en organización terrorista por su papel de adoctrinamiento; el fiscal pide doce años. Fouad el Morabit. La Fiscalía solicita los mismos años y por idéntico delito. Mantuvo contacto telefónico antes y después de los atentados con El Egipcio El Tunecino y El Chino Dio cobijo a uno de los suicidas en su vivienda de Virgen del Coro. Otman el Gnaoui. Participó en la construcción del zulo de la finca de Chinchón. Amigo de El Chino está acusado de integración en organización terrorista, tenencia y transporte de explosivos y falsificación. Se enfrenta a 24 años. Bouchar niega su relación pese a que su ADN está en Leganés y Morata El procesado, identificado cuando bajaba la basura del piso de los suicidas, dice que no les conoce y que nunca huyó s Como Ghalyoun, niega haber estado en esa casa N. V. D. M. MADRID. Toda una exhibición de cinismo hizo ayer Abdelmajid Bouchar, el tercero y último de los autores materiales del 11- M juzgados en este causa, en su declaración ante el Tribunal. El marroquí, que reiteró que el día de los atentados no salió de Fuenlabrada, estuvo durante un año deambulando por Europa tras huir el 3 de abril de 2004 minutos antes del suicidio de los siete terroristas en Leganés. Bouchar afirmó que se marchó de España por dos motivos: porque había tenido una pelea con su familia, que le insistía en que se pusiera a trabajar, lo que yo quiero es ganar una medalla de oro y porque supo que tras el atentado la Policía estaba deteniendo a muchos árabes por la calle y tenía miedo a que, tras ser capturado, le torturaran La primera declaración de Bouchar fue para decir que no contestaría hoy (por ayer) a ninguna de las partes. Lo que voy a hacer- -dijo en árabe- -es retrasar el debate con el Ministerio Fiscal y mi abogado. Prefiero que sea la semana que viene El orden de la declaración lo pongo yo le aclaró el presidente de la Sala, Javier Gómez Bermúdez. El procesado, que cambió de opinión y contestó ya a acusaciones y defensas (la selección sobre las preguntas que pasaban el filtro la fue haciendo él solo sobre la marcha) negó haber huido del piso de la calle Carmen Martín Gaite de Leganés pese a haber sido identificado ese día por uno de los policías que le siguieron en la carrera. Bouchar, atleta profesional, echó a correr cuando al bajar la basura a la calle detectó la presencia policial en la zona. En su declaración de ayer, en árabe, lo negó todo. Dijo no conocer a ninguno de los siete islamistas que se quitaron la vida llevándose por delante la del geo Francisco Javier Torronteras; rechazó haber estado en esa vivienda y, por lo tanto, haber bajado la bolsa con los restos de comida. Tampoco admitió que huyera no me fui por miedo a la Justicia, sino por miedo a la tortura e igualmente negó haber estado en la casa de Chinchón. No obstante, Bouchar fue identificado por uno de los policías del dispositivo desplegado aquel 3 de abril en las inmediaciones del piso de Leganés; en la bolsa de basura se encontró un hueso de aceituna y otro de dátil con su ADN. Una maquinilla Huesos de dátiles Además, en la vivienda de Chinchón (donde se prepararon las bombas) apareció una maquinilla de afeitar desechable (el procesado admitió utilizarlas) con su perfil genético y huellas en una plancha de hierro. Igualmente, en el piso de Leganés se hallaron documentos de su propiedad. La explicación que el procesado dio a este último hecho es que los extravió (no sabe si los perdió o se los robaron) y no quiso denunciarlo porque confiaba en recuperarlos. Minutos después de asegurar esto, y ya a preguntas de su defensa, recompuso su declaración con una versión rocambolesca: que sí fue a comisaría, pero la Policía le dijo que antes de presentar la denuncia buscara bien en su casa. Bouchar es una pieza fundamental tanto en el 11- M como Bouchar El gamo en un momento de su declaración EFE TVE La Sala vuelve a pedir al CNI que desclasifique papeles de Trashorras ABC MADRID. El magistrado que preside la Sala del 11- M, Javier Gómez Bermúdez, pidió ayer al Centro Nacional de Inteligencia (CNI) que desclasifique los informes en los que se transcriben unas conversaciones de agentes de este organismo mantenidas con el ex minero Emilio Suárez Trashorras. Estos informes del CNI ya fueron solicitados por el juez a finales de enero, pero el Centro de Inteligencia se negó a facilitarlos porque los consideró información secreta, informa Servimedia. La respuesta del CNI la remitió el juez a las partes y éstas le pidieron que solicitara de nuevo la desclasificación, a lo que el magistrado accedió y ayer formuló esta petición. En la providencia, Gómez Bermúdez y el resto de los magistrados del Tribunal garantizan que se mantendrá en secreto la identidad de los agentes del CNI que intervengan y que, en caso necesario, se les dará la condición de testigos protegidos. El documento se refiere a un encuentro que tuvo lugar el 17 de marzo de 2004, tres días antes de la detención de Trashorras y cinco antes de su declaración ante el juez Juan del Olmo, instructor del caso del 11- M. Tras dicha reunión se redactaron, al parecer, un informe policial y otro de los servicios secretos, donde se reflejaría que Suárez Trashorras informó de los explosivos que había adquirido Jamal Ahmidan, El Chino y otros datos. En la providencia, además, el magistrado rechaza la suspensión de la vista pedida por el abogado de Zouhier, así como la solicitud de nuevas muestras de fotos de las explosiones.