Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN MARTES 20 s 2 s 2007 ABC AD LIBITUM PEDORRETA UNA INMENSA POR OTRA PARTE MEDICINAS DE POBRES Y DE RICOS el producto terapéutico pasa a disposición de todos, incluiUCHAS personas que murieron víctimas del dos los fabricantes que no han gastado ni un duro en su cáncer hace 20 ó 30 años hoy podrían continuar descubrimiento. con vida. Y muchas de las personas que hoy luEl fallo de ese proceso impecable está en los huecos que chan contra la terrible enfermedad presentan patologías deja una investigación que busca exclusivamente el beneque dentro de 20 ó 30 años serán perfectamente curables. ficio económico. El más evidente es la epidemia que desde Hoy más que nunca resulta cierta la letra del chotis castihace años devasta el África subsahariana: la malaria. Cozo: las ciencias adelantan que es una barbaridad La humo los 300 millones de afectados por la terrible enfermemanidad, tan incapaz de mejorar en otros aspectos no medad son pobres y carecen de dinero para pagar nos sustanciales, parece capaz de un avance ciencualquier medicina, la malaria no merece la atentífico y técnico sostenido e ilimitado. ción de ningún laboratorio y provoca tres milloSin descartar, desde luego, las mejores intennes de muertes cada año. Frente a los miles de miciones de las personas que se esfuerzan por consellones de dólares que los mercados financieros deguir nuevos adelantos, parece claro que la fuente dican anualmente a la investigación cardiovascucomún de ese progreso es el beneficio que los halar, o neurológica o psiquiátrica, del sida o del cánllazgos procuran al inventor- investigador y a sus cer, la búsqueda científica de una vacuna de la mafinanciadores. Beneficio que unas veces toma forlaria sólo se sostiene en donaciones sin ánimo de ma de ganancias económicas, otras de fama y poJOSÉ MARÍA lucro, infinitamente mucho más pequeñas, aunpularidad personal y otras de aumento de poder GARCÍA- HOZ que provengan de la supermillonaria Bill Melinmilitar. da Gates Foundation. Esa relación directa entre el progreso científico provoEl escarnio de la desigualdad en la búsqueda de fármacado por la expectativa de beneficio económico parece cos según sean para enfermos pobres o ricos ha provocaparticularmente evidente en la farmacología. Si los grando la exigencia de los países en desarrollo de fabricar y disdes laboratorios dedican cada año miles de millones de tribuir a los enfermos más pobres medicinas que no satiseuros a la investigación es precisamente porque a contifagan los derechos de patentes, es decir, copias de los originuación de cada nuevo principio activo aparece un fármanales. Ahora mismo está a punto de conocerse el fallo del co novedoso que produce ventas por millones de euros y proceso de la farmacológica Novartis, que se niega a que también sustanciosos beneficios. La mejor prueba de que el Gobierno de la India ampare la fabricación de copias baéste es el sistema que funciona se encuentra en que para ratas de uno de sus medicamentos y lo exporte a otros paíestar al tanto del progreso farmacológico se deben leer las ses pobres. revistas científicas, pero tambien los diarios económicos: Es un pleito lejano en un país lejano, pero la sentencia The New England Journal of Medicine y The Wall Street Joafectará de inmediato a todos, porque si las empresas inurnal reflejan en sus páginas esta dicotomía del progreso dias fueran autorizadas a continuar con fabricaciones y farmacológico. exportaciones de copias médicas se habría dado un golpe La ciencia adelanta, pero el progreso cada vez resulta de muerte a la investigación farmacológica, pues nadie más caro, y encontrar una nueva molécula que mejore alquerría invertir allí donde no se esperan beneficios, dado guna patología de forma relevante cuesta años y miles de que otros se aprovecharían del resultado sin haber commillones de dólares en investigación. Como el éxito resulpartido los costes. El mecanismo actual funciona, como lo ta incierto, cuando un fármaco con notorias mejoras terademuestran los consistentes avances en la farmacopea. péuticas llega a las farmacias, su precio debe reflejar todo Desde luego que no es perfecto, pero la solución a sus imlo invertido en su investigación, así como lo invertido en perfecciones pasa por respetar sus evidentes cualidades. otras investigaciones frustradas, y eso en sólo diez años josemaria garcia- hoz. com de ventas, porque al cabo de ese plazo caduca la patente y ANUEL Chaves, todavía presidente de la Junta de Andalucía- -la vergüenza se lleva corta esta temporada- ha dicho que asume toda la responsabilidad sobre la abstención, cuasi gallega, en el referéndum que debía darle apresto al nuevo estatuto de autonomía y que, en la realidad, le ha dejado hecho unos zorros. Chaves es uno de esos políticos correosos y contumaces que amontonan más méritos en lo que no hacen que en aquello que emprenden y ejecutan. De ahí que resulte raro que, a estas alturas, se ponga a conjugar el verbo asumir. Bien es verdad que ha dicho el yo asumo coM. MARTÍN mo quien acepta la memoFERRAND ria de la cultura griega y no con la resolución de quien lo que asume es una deuda. Chaves está en lo literario, no en lo pragmático. Tampoco hay que rasgarse las vestiduras ante la escasa participación en una consulta popular. Votar es un derecho democrático y mal está ver las urnas como una obligación. El desdén forma parte de los derechos y la expresión ciudadanos y lo que dos de cada tres andaluces le han hecho a Chaves, y a su asociado para la ocasión Javier Arenas, es una inmensa pedorreta. Lo inquietante no es que los ciudadanos no acudan a la llamada de las urnas, sino que quienes dicen ser sus representantes políticos- -y sólo lo son, de serlo, en función de una marca y un lote- -no trabajen según la demanda social, sino al ritmo de su propio gusto y el interés del partido al que, mucho más que a los votos, le deben la cuota de gloria que tanto disfrutan. Conviene recordar, para ponerle sordina a las trompetas que quieren derribar las murallas de la democracia a las que estamos constitucionalmente acogidos, que la abstención es un concepto y el voto, una realidad. Sólo tienen valor decisorio los votos que pueden contarse. Interpretar el valor de las abstenciones es gratuito y equivale a buscar el futuro en los posos del té. Eso no nos impide entender la creciente abstención ante las últimas invitaciones para acudir a las urnas como el síntoma de una enfermedad que, tomado el pulso del enfermo y a la vista de la analítica disponible, no es otra que el distanciamiento abismal entre quienes elegimos y aquellos que son elegidos. Las grandes líneas de las actividades gubernamentales- -un Gobierno nacional y 17 autonomías- -no coinciden, ni en poco ni en mucho, con las inquietudes prioritarias de la ciudadanía. Eso podría ser democrático si no se entiende que un sistema electoral de listas cerradas y bloqueadas es una forma light de totalitarismo partitocrático; pero es, en cualquier caso, ineficaz. Vamos llenando las estanterías legislativas del Estado con nuevas leyes, grandilocuentes estatutos y reglamentos fofos. Algo tan inútil como tener una bodega de botellas vacías. Esto sólo podría satisfacer a Elena Salgado por la misma razón que aquello reconforta a José Luis Rodríguez Zapatero. M M -No entendemos qué teme el hombre de la calle para irse alejando de los gobernantes cada vez que acumulamos más poder.