Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
92 CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo DOMINGO 18- -2- -2007 ABC Ser verde en un mundo cada vez más gris El avance del cambio climático no entiende de colores, sino de las pequeñas acciones de ciudadanos anónimos que en su vida diaria plantan cara a este problema global. Cada uno a su manera, evitan cada año la emisión a la atmósfera de toneladas de CO 2 POR ARACELI ACOSTA MADRID. Frío global (Global Cool) es una campaña lanzada por estrellas de la música y de Hollywood para intentar hacer un mundo más saludable, presionando así a los líderes políticos a actuar para frenar el cambio climático. Actores como Orlando Bloom, Cameron Díaz, Jude Law, Julia Roberts o George Clooney ya se han sumado a esta campaña haciendo cosas en su vida diaria para reducir su huella de dióxido de carbono. Por ejemplo, Leonardo Di Caprio conduce un coche híbrido, lo que evita la emisión de una tonelada de dióxido de carbono al año. Lejos de la fama y de los focos, muchos ciudadanos españoles ya han tomado conciencia en su día a día de la importancia de luchar contra el calentamiento global. Éstas son sus vidas y sus pequeñas acciones. la tecnología es más moderna, las palancas han sido sustituidas por un sistema informatizado- -así lo tiene una de sus vecinas que, siguiendo su ejemplo, ha puesto paneles solares hace dos años- pero es que Mar los tiene instalados desde hace quince años. Pero el sol no sólo calienta el agua, también su salón. Aunque tiene calefacción por gas natural para cuando el sol falla un invernadero en la entrada de su casa hace en ocasiones las veces de calefactor. Cuando hace sol, la temperatura en el interior puede llegar a los 20 grados, y entonces abro las ventanas del salón que dan a este invernadero y la habitación se calienta Para una mayor eficiencia, además de doble acristalamiento en las ventanas, las paredes y el suelo de la casa están aislados con corcho. El ahorro de agua es otro de sus caballos de batalla. En su casa tiene un reductor de presión en la salida general y también perlizadores en los grifos. Además, un bidón recoge el agua de la lluvia de los canalones, que luego servirá a Mar para regar el jardín, sobre todo en épocas de sequía, cuando se prohíbe el riego de jardines, como ocurrió el año pasado en Madrid. No obstante, y como probable efecto del cambio climático que ya estamos viviendo, Mar explica que ahora muchas veces se les desborda, puesto que las lluvias son más esporádicas pero más fuertes. Además de reciclar el agua para regar, Mar también hace su propio compost para abonar el jardín. Los restos de comida y las hojas del jardín tienen así un uso adicional y libre de fertilizantes químicos. Todo esto en un jardín que de noche se ilumina gracias a los indicadores solares que por el día han ido almacenando la energía solar. Y en casa tengo bombillas de bajo consumo, por supuesto si bien reconoce que está siempre detrás de su hijo, de 14 años, para que apague las luces. Ahora está en una edad un poco rebelde- -se ríe Mar- pero luego le cuenta a sus amigos todo lo que hacemos en casa y en el examen de energías renovables sacó la mejor nota No es extraño viviendo en una casa pensada para ponérselo difícil al avance del cambio climático. Pedro Javier conduce un híbrido desde hace un mes Inés Gómez Pasión por el reciclaje No creo que haga nada excepcional, simplemente reciclo todo lo que puedo La que así habla es Inés, una joven de 31 años que trabaja en control de proyectos de ingeniería, y que con sus pequeñas acciones ayuda a conservar el medio ambiente. Vive en una urbanización a las afueras de Madrid, donde los contenedores no están tan a mano como en el centro de la ciudad, pero no duda al afirmar que recicla todo para lo que hay un contenedor En su casa sólo son dos, ella y su marido, tres con el perro, pero cada semana tiran al contenedor amarillo (envases y residuos de envases) dos o tres bolsas. Las visitas al contenedor de papel y al de vidrio las hacen aprovechando que cada día tienen que sacar al perro. No nos cuesta nada afirma. Además, también visita los puntos limpios que periódicamente se sitúan en sitios fijos de los distintos barrios de Madrid. El pequeño electrodoméstico que se ha roto y que no se sabe qué hacer con él, las pilas- aunque casi siempre las usamos recargables -o el aceite se recogen de esta forma. Mar Asunción Ecologista practicante Es la responsable de la campaña de cambio climático de Adena, pero no sólo batalla con las cifras y números que arrojan los informes que elaboran desde su organización sobre el calentamiento global, sino que predica con el ejemplo y cada día se enfrenta a este problema mundial desde su propia casa. Así, además de acudir cada día a su trabajo en metro- mi pareja va en bici dice- -ha hecho de su casa en un barrio del norte de Madrid un laboratorio de lo que cualquier ciudadano puede hacer para contribuir en menor medida a la contaminación. El agua caliente procede de un panel solar en su tejado, un agua de la que se nutre también el lavavajillas y si quiero lavar la ropa con agua caliente, sólo tengo que darle a una palanca explica Mar. Ahora Carlos hace proyectos de viviendas bioclimáticas SIGEFREDO Si no puede vivir en una casa bioclimática, pensada para ahorrar energía y recursos, puede instalar energía solar, quitar presión a los grifos, reciclar, usar bombillas de bajo consumo o conducir un coche híbrido Y es que Inés cree que hay que utilizar las cosas que nos ponen a nuestro alcance. Recuerda que cuando estaba en el colegio tenía una amiga cuyos padres reciclaban el papel y tenían que llevarlo a un sitio lejísimos Por eso, no ve que lo que ella hace sea importante. Pero lo es. Su costumbre de no pedir bolsa o llevar una bolsa reutilizable de papel cuando salgo de compras supone dejar de emitir a la atmósfera 8 kilos de CO 2 al año. No es lo único que Inés y su marido- ahora está más concienciado, porque yo he insistido mucho dice- -reciclan y utilizan con mesura. Tengo mucho cuidado en aprovechar al máximo la carga del lavaplatos y la lavadora explica, pero también han bajado la presión de todos los grifos de su casa, con lo que el caudal disminuye considerablemente. Y también entran en su lista de tareas detalles más pequeños, como reutilizar el agua de lavar verduras o el agua que sobra en los vasos para regar las