Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 ECONOMÍAyNEGOCIOS Perfil DOMINGO 18 s 2 s 2007 ABC Gerardo Díaz Ferrán, futuro presidente de la CEOE Enrique Serbeto Un empresario en la re- Cámara Con una cabeza envidiablemente bien amueblada, y mucha mano izquierda, Gerardo Díaz Ferrán afronta la presidencia de CEOE con la firmeza de seguir la línea marcada por Cuevas, pero con estilo propio POR MARÍA JESÚS PÉREZ MADRID. Con Gerardo Díaz Ferrán, dicen, está asegurada la continuidad del legado de José María Cuevas al frente de la patronal de las patronales, la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) Eso sí, con estilo propio, que de eso, añaden, le sobra. De hecho, ha dejado suficientes muestras de su personalidad y carácter al frente de todo lo que dirige. Que, por cierto, no es poco. Con 64 años de edad casado y con tres hijos, este madrileño con sangre gallega ocupa casi al completo todos los cargos de representación del empresariado madrileño. Es presidente de la Confederación de Empresarios de Madrid (CEIM) de la Cámara de Comercio de Madrid y vicepresidente del Consejo Superior de Cámaras, además de presidir la Asociación de Patronales de Capitales Europeas. A diferencia de Cuevas, a quien se le criticó hasta la saciedad ser el patrono de las empresas sin empresa Díaz Ferrán podría presumir, si quisiera porque no es dado a ello, de ser un experimentado capitán de empresa ya que, junto a estos cargos institucionales posee una dilatada carrera en el mundo empresarial que se extiende, como dicen muchos de sus allegados, por tierra, mar y aire Vicepresidente del grupo Marsans, consejero de Spanair y Caja Madrid, está embarcado en diferentes negocios a través de Trapsa, Teinver, Aebal, Air Plus Comet, Aerolíneas Argentinas o Tiempo Libre... y en muchos de ellos, de la mano de su inseparable socio y amigo Gonzalo Pascual. El hasta ahora también vicepresidente de la CEOE tiene ante sí no sólo el reto de agotar el mandato de cuatro años que recibe de Cuevas- -que estuvo nada más y nada menos que ¡27 años al frente de la patronal! -sino seguir con una misión que parece llevar en las venas: potenciar la figura del empresario español ante la sociedad. cia de las empresas madrileñas en el exterior constituye un objetivo fundamental para los empresarios y para la Comunidad de Madrid. Ya que ante unos mercados cada vez más abiertos y globalizados, contar con empresas exportadoras es garantía de que los productos madrileños compitan en calidad y en precio con los del resto de países del mundo. Asimismo, supo ganarse al tejido empresarial madrileño desde su misma llegada a la presidencia de la Cámara de la de Madrid al dar un paso más en la expansión de las firmas madrileñas a las que, a través de acuerdos con entidades, les ha conseguido financiación para sus proyectos y ayuda para fomentar su actividad exportadora. Con una cabeza envidiablemente bien amueblada, y mucha mano izquierda, como bien sabía Cuevas, Díaz Ferrán afronta un capítulo nuevo para el empresariado español. Los retos no son pocos. Sobre todo los que atañen a las relaciones entre empresarios y políticos. Pero, al igual que su predecesor, sabe a la perfección cómo separar empresa y política, si bien también conoce la colaboración que debe existir entre ambas actividades. A pesar de que muchos le han colgado la etiqueta de muy amigo de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, que por cierto ninguno de los dos niega, Gerardo Díaz Ferrán también se ha sabido ganar la simpatía y el respeto de los socialistas, incluso del mismo presidente del Gobierno. Varias incógnitas en el aire mantendrán a Díaz Ferrán en la mente de empresarios y sociedad desde ya mismo hasta que comience a ejercer su nuevo cargo, ya que muchos se preguntan quién o quiénes le sustituirán en alguno delos puestos derepresentación que hasta ahora ostenta, especialmente en la máxima responsabilidad de CEIM y de la Cámara de Madrid. El que se ganó ser el primer galardonado con el premio Victoriano Reinoso por los empresarios gallegos en Madrid como el mejor empresario del año, se convertirá en el tercer presidente de CEOE, tras el fallecido y fundador Carlos Ferret Salar y de su amigo José María Cuevas que, dicen, planificó con sumo cuidado su sustitución para que Díaz Ferrán no se le escapara de las manos y conseguir así que su sucesor fuera una persona de su más absoluta confianza. Un cambio de perfil pues en el patrón de los patronos pero una continuidad de fondo. LAS FLATULENCIAS DEL VECINO NEOZELANDÉS S e habrán enterado de la decisión que ha tomado la Comisión Europea de exigir a los fabricantes de coches que desarrollen la tecnología para disminuir las emisiones contaminantes, específicamente del venenoso CO 2 al que se atribuye el efecto invernadero. El objetivo es dejarlo en 130 gramos por kilómetro, que pese a todo significa una cantidad enorme cada mil kilómetros que recorremos. Un horror. Y mientras estaba contaminando por el norte de Francia, me han hablado de una tecnología que está ya bien desarrollada por allí en el laboratorio y que se espera que pueda hacerse rentable en menos de diez años: los biocombustibles de segunda generación, que se obtienen de cualquier parte de la planta y cualquier planta, no solamente como sucede ahora con los frutos o semillas que de otro modo podríamos comer nosotros o los animales domésticos. Con esta tecnología se calcula que con el 30 por ciento de la superficie agrícola de Francia se podría producir el suficiente biodiesel o bioetanol como para hacer circular a todos los coches. El 30 por ciento es lo que antes de que se inventasen los motores de explosión se tenía que dedicar a la comida de las caballerías: es decir, además de ecológica, esta tecnología volvería a reequilibrar al mundo rural, como en los buenos tiempos en que aún había más animales que personas y los países dependían de sus agricultores. ¿Una utopía? Pues ya veremos. Seguro que también se han enterado de que en un país tan escrupulosamente respetuoso con el medio ambiente y que tiene un sector ganadero tan pujante como Nueva Zelanda, acaban de descubrir que no cumplen lo acordado en el tratado de Kyoto, porque las flatulencias de la cabaña vacuna sobrepasan las emisiones de metano permitidas. Es decir, que no se sabe como acertar porque no sale bien ni haciendo las cosas como cuando pensábamos que no había ni cambio climático. Y a los ganaderos neozelandeses les tocará pagar un impuesto a costa de las ventosidades de sus vacas ¿No creen que debe haber alguien que está bromeando con estas cosas? El hasta ahora también vicepresidente de la CEOE tiene ante sí un reto que parece llevar en las venas: potenciar la figura del empresario español ante la sociedad Desde que llegara en el verano de 2005 a la presidencia de la Cámara de Madrid, ha impregnado a ésta de criterios empresariales Algo que ha sabido trasladar a la Cámara de Madrid- -como nunca antes ningún otro presidente lo había hecho- institución que ha impregnado de criterios empresariales desde que llegó en el verano de 2005. A los empresarios madrileños, por poner un ejemplo, no les ha pasado inadvertida la importancia que ha tenido el hecho de que el presidente de CEIM y de la Cámara de Madrid sea la misma persona. Díaz Ferrán ha sido el impulsor de la ayuda activa en todas las etapas de la internacionalización de la empresa madrileña y promoción a la Comunidad de Madrid como centro ferial, de negocios y destino turístico. Este empresario madrileño ha sabido como nadie ver que la intensificación de la presen-