Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 18- -2- -2007 En portada s La encrucijada de la telefonía móvil en España ECONOMÍAyNEGOCIOS 47 neutral sobre el coste del servicio. Francisco Román, consejero delegado de Vodafone España, respalda esta visión al señalar que el nuevo modelo tarifario se ha repartido entre el establecimiento de llamada y el consumo. A las asociaciones de consumidores que critican las subidas, Román les recuerda que el esfuerzo inversor anual del sector alcanza los 2.300 millones de euros, cantidad a la que hay que añadir otros 1.500 millones de euros para subvencionar los teléfonos móviles de los clientes. Con todo, la compañía insiste en que sus precios se han reducido un 10 en términos anuales, mientras las tarifas fijas de Telefónica crecerán este año un 3,7 la energía un 2,8 para los hogares, las autopistas un 3,68 y el gas un 2,7 Los españoles utilizan el móvil 29 minutos de media al día La factura mensual suma 37 euros y los terminales se cambian cada dos años y medio A. POLO MADRID. Los españoles hablan cada día una media de 29 minutos por el teléfono móvil, 2 minutos más que los empleados en comunicarse a través del teléfono fijo, y pagan por término medio 37 euros cada mes, según recoge el estudio realizado en 2006 por Ericsson Consumer Lab. El departamento de estudios de mercado de la multinacional sueca llevó a cabo 13.000 entrevistas en 9 países representativos de 600 millones de personas, entre los que se encontraba España. Con 1.087 entrevistas materializadas con grupos de edad comprendidos entre los 15 y 69 años, que representan la opinión de 28,8 millones de españoles, el estudio refleja las tendencias de un mercado en ocasiones atípico con su entorno, tanto para lo bueno como para lo malo. Por ejemplo, los citados 29 minutos diarios de uso del móvil representan un crecimiento del 20 sobre 2005 y superan la media de los ocho países incluidos en el trabajo- -Brasil, China, Japón, Francia, Alemania, Reino Unido. Italia y Estados Unidos- en buena parte debido a la facilidad de comunicación que caracteriza al pueblo español. Aunque lejos de los japoneses (69 los españoles utilizan más que la media los mensajes multimedia (29 y sacan mayor partido a la cámara de fotos del móvil (91 La descarga de tonos y melodías sigue uno de los servicios más demandados- -creció un 7 en 2006- así como el uso de juegos en el terminal +8 Otra de las conclusiones es que los usuarios de telefonía móvil cada vez son más partidarios de suscribir un contrato estable con la operadora de su preferencia (el 63 que recurrir al sistema de prepago, fórmula mayoritariamente elegida por los más jóvenes. Los atributos más apreciados a la hora de valorar a una operadora residen en su fiabilidad, honestidad y capacidad para comercializar las nuevas tecnologías que constantemente aparecen en el mercado. El terminal móvil es concebido como un dispositivo muy personal y apreciado por su Sólo el 10 domina las nuevas tecnologías propietario, al punto de que el 38 tiene menos de dos años y es sustituido por otro nuevo cada dos años y medio. Uno de los apartados más interesantes hace referencia a los servicios que estarían dispuestos a disfrutar los usuarios más jóvenes en su terminal móvil. De forma mayoritaria, la salvaguarda de datos (videos, fotos, películas, etc) concentra el mayor interés de los encuestados (53 Además valoran la capacidad del móvil para enviar mensajes con imágenes (46 su uso como medio ELENA CARRERAS Reducción desde 1998 Fuentes del sector inciden en que el precio medio por minuto de la telefonía móvil se ha rebajado desde 1998 más de un 65 siendo uno de los pocos servicios básicos y sectores que mantienen una reducción constante. Igualmente afirman que la eliminación de las cuotas fijas y la puesta en el mercado de nuevas formas de comercialización del servicio, como el prepago, han resultado claves para garantizar el acceso a la telefonía móvil de la práctica totalidad de la población, con independencia de su capacidad económica o su nivel de demanda. Frente a estos argumentos se erige Yoigo, que espera incrementar su parque actual de clientes desde los 78.500 actuales a 380.000 antes de que concluya el año. Su argumento es que mantendrá las mismas tarifas medidas en segundos. Preferencia por el contrato Los usuarios siguen teniendo miedo a las nuevas tecnologías y escasa paciencia para comprenderlas de pago (44 como reproductor de música (43 o que incluya funciones de localización similares a las que ofrece un GPS. Curiosamente y frente a las fuertes tendencias marcadas por los distintos operadores, los usuarios más jóvenes están moderadamente interesados en poder realizar videollamadas (37 o visualizar programas de televisión (31 El trabajo de Ericsson también refleja el miedo ancestral de usuarios a las nuevas tecnologías- -sólo entre el 5 y el 10 reconoce saber aprovecharlas- su escasa paciencia para comprenderlas y el concepto de gratuidad de los servicios, muy extendido entre las capas juveniles de la población que dependen económicamente del núcleo familiar. Todo un reto futuro que las operadas deberán abordar si quieren seguir creciendo. Fernando González Urbaneja EL PRODUCTO DEL SIGLO l automóvil es el icono del siglo XX, el producto más globalizado de ese periodo, cuyo uso se generalizó a la mayoría de la población y cuya industria significa el escenario más fecundo de todo tipo de innovaciones. Un producto con marcas planetarias, identificadas y homogéneas. Casi mil millones de automóviles circulan en estos momentos por la tierra con aumento anual del orden de 50 millones de nuevos vehículos. Casi cien años tardó el automóvil en implantarse de forma universal (el primero de 1886) tanto como otros avances decisivos como la electricidad (1873) el teléfono fijo (1876) o la radio (1905) Ya en el pasado siglo XX las novedades generalizadas para individuos y hogares se lla- E ¿Se imaginan que en vez de discutir lo que hoy puebla la agenda nacional anduviéramos preguntándonos qué y cómo hacer para que por aquí nazca algo semejante a la Nokia finlandesa? man televisión, video, electrodomésticos electromecánicos, todos ellos inventos de la primera mitad del siglo cuyo uso se generalizó a finales del mismo, 50 años para una implantación generalizada y masiva. Las tres novedades de finales de siglo se llaman ordenador personal e internet (1975) y teléfono móvil (1983) De todos estos instrumentos cotidianos en la vida de millones de seres humanos el teléfono móvil es el que ha logrado mayor penetración y uso. Del orden de 2.000 millones de teléfonos móviles, con crecimientos anuales superiores al 10 funcionan a lo largo del planeta para transformar la forma de vida y ampliar las posibilidades y potencialidades de sus usuarios. Ni el actual fenóme- no de la inmigración, ni la eclosión de las nuevas industrias del entretenimiento se hubieran producido sin la contribución de la telefonía móvil, un instrumento que ofrece una gama amplísima y compleja de servicios que va desde la comunicación personal de voz a los mecanismos transaccionales más eficaces y menos costosos. La telefonía móvil abarata los costes, amplia los mercados y hace posibles actividades y negocios inimaginables una década atrás. Los avances de productividad que se están produciendo en no pocos sectores tienen su fundamento en la telefonía móvil y en su confluencia con internet. Y ahora llega el matrimonio de conveniencia entre móviles y el sector audiovisual, convertidos ambos en sectores síntesis y mestizos, llamados a jugar un papel semejante al del automóvil a lo largo de los últimos cien años. A diferencia de los coches la telefonía móvil ha necesitado sólo veinte años para lograr una generalización más amplia aún entre cualquier tipo de persona. Tecnología nueva, compleja, pero accesible y barata. Esta semana pasada en Barcelona se dieron cita más de 60.000 personas en un congreso- feria- convención- fiesta de alcance universal sobre la telefonía móvil; una feria que es iniciativa privada apoyada por la ciudad que predicó amigos para siempre y que llenó hasta la bandera la ciudad mediterránea convertida por unos días en capital del mundo de la telefonía móvil. ¿Se imaginan que en vez de discutir lo que hoy puebla la agenda nacional anduviéramos preguntándonos qué y cómo hacer para que por aquí nazca algo semejante a la Nokia finlandesa?