Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 18 s 2 s 2007 INTERNACIONAL 43 AFP El Papa denuncia los lobbies contra la familia Benedicto XVI denunció ayer las presiones de los lobbies capaces de influir negativamente sobre los procesos legislativos dañando la familia, como las leyes que desvirtúan el matrimonio. El Papa recordó a los nuncios de Iberoamérica, con los que aparece en la imagen, que una comunidad digna del ser humano puede construirse sólo sobre la roca del amor conyugal, fiel y estable, entre un hombre y una mujer Benedicto XVI viajará a Brasil en el mes de mayo. La Fiscalía de Múnich investiga si un espía alemán murió envenenado El diario Berliner Zeitung acusa a los responsables de inteligenciasSe buscan sustancias tóxicas, entre ellas polonio, en los restos de Anton Winkler GUILLEM SANS MORA SERVICIO ESPECIAL BERLÍN. La Fiscalía de Múnich investiga si un funcionario de alto rango del Servicio Federal de Información (BND) murió envenenado. Su familia sospecha que ésa es la causa de su muerte, informó ayer en Múnich el fiscal superior de esa ciudad, Anton Winkler, aunque los investigadores del caso son más prudentes. Winkler añadió que el caso se investigará aunque por el momento no hay pistas concretas El funcionario tenía 57 años cuando murió poco antes de las Navidades. Al principio, la familia creyó que pudo ser por causa de un error médico, por lo que la Fiscalía abrió una investigación. Cuando los forenses hubieron iniciado los análisis de tejidos del cadáver, la familia expresó la sospecha de envenenamiento. El agente habría mencionado ese temor antes de morir, e incluso habría dicho conocer a sus asesinos. Ahora el cadáver está siendo analizado en busca de restos de algún veneno, entre ellos polonio, la sustancia radioactiva con la que fue asesinado el agente ruso Aleksander Litvinenko. En dos o tres semanas se presentará el informe toxicológico del caso. El funcionario fue ingresado en una clínica de Múnich a principios de diciembre porque padecía extraños síntomas de parálisis, y falleció repentinamente cuando parecía que se estaba recuperando. Según informó ayer el diario Berliner Zeitung el funcionario, director del Departamento de Seguridad del BND entre 1998 y 2002, era un importante testigo que iba a declarar en la comisión de investigación parlamentaria sobre las actividades de los servicios secretos alemanes en Irak. Dicha comisión quiere averiguar si el BND facilitó informaciones a la inteligencia militar estadounidense al principio de la guerra de Irak, cuando el gobierno del socialdemócrata Gerhard Schröder se oponía con vehemencia a la invasión. En esa comisión se investiga también si el ministro alemán de Asuntos Exteriores, el socialdemócrata Frank Walter Steinmeier, como jefe de la Cancillería de Schröder impidió el regreso a Alemania del ciudadano turco- alemán Murat Kurnaz, que pasó cinco años en Guantánamo a pesar de que tanto las autoridades alemanas como las estadounidenses se convencieron pronto de su inocencia. El caso mantiene bajo presión al ministro de Exteriores en un momento en que tiene que concentrar sus esfuerzos en la presidencia alemana de la UE y del G- 8. bro de Al Qaida y se ha disculpado por el secuestro. El Parlamento alemán investiga ahora en esa misma comisión si agentes alemanes colaboraron en su traslado a Afganistán, pues El Masri ha declarado que en Macedonia fue interrogado por alemanes. El BND se apresuró ayer a desmentir la información de ese diario. Un portavoz, Stefan Borchert, la calificó de carente de estilo, sin nivel ni sustancia y criticó que la historia está cogida por los pelos de arriba a abajo El portavoz usó un tono especialmente duro para rechazar la afirmación ilegítima de que el fallecido iba a ser un testigo clave en la investigación que afecta al ministro Steinmeier. Desmintió que el agente hubiera sido llamado a declarar en ningún caso. Borchert advirtió contra una confusión de la opinión pública por intentar producir un titular Añadió que también se buscan restos de polonio en el cadáver porque habitualmente se investiga en todas las direcciones Berliner Zeitung asegura además que en su función de director del Departamento de Seguridad, el funcionario fallecido ordenó pinchar teléfonos de periodistas, algo que no cubren las leyes alemanas. A partir de 2003 fue responsable de las relaciones del BND con otros servicios secretos, en especial los de EEUU. La UE califica de cruciales las elecciones municipales de hoy en Albania SIMÓN TECCO CORRESPONSAL LIUBLIANA. Albania celebra hoy por quinta vez desde la caída del régimen comunista en 1991- -uno de los más duros de Europa- -elecciones administrativas. La UE, con quien Albania firmó en junio el Acuerdo de Estabilización y Asociación, considera los comicios cruciales para el desarrollo de la democracia y ha exigido el respeto de los estándares internacionales. Así la votación será controlada por 300 observadores de la OSCE y del Consejo de Europa. Convocadas inicialmente para el 20 de enero, fueron suspendidas debido a las divergencias entre los dos mayores grupos políticos sobre el documento de identificación que debían presentar los electores al votar. Finalmente fueron superadas gracias a la intervención de España como presidente de turno de la OSCE. La contienda política de hoy es entre el Partido Democrático- -conservador- -del primer ministro, Sali Berisha, cabeza de la coalición Gran Alianza que agrupa a diez partidos, y el Partido Socialista, que controla el 60 por ciento de la administración local. En Tirana, primer ayuntamiento del país, el socialista Edi Rama aspira a un tercer mandato, frente a Sokol Olldashi, PD, actual ministro del Interior. ¿Testigo clave? Según Berliner Zeitung el agente era un testigo clave en todos los casos de irregularidades detectados en los servicios secretos en los últimos años, como el del alemán de origen libanés Khaled El Masri, detenido por la CIA en Macedonia a finales de 2003 y trasladado a Afganistán. EE. UU. ha reconocido que le confundió con un miem- El agente podría ser un testigo clave de las irregularidades del servicio secreto La comisión investiga también a Frank Walter Steinmeier, ministro de Exteriores