Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 INTERNACIONAL DOMINGO 18 s 2 s 2007 ABC Beatriz Paredes, favorita para presidir el PRI y sacarlo de su actual crisis EUGENIO RIVERA SERVICIO ESPECIAL CIUDAD DE MÉXICO. La ex gobernadora Beatriz Paredes se juega hoy, contra otros cuatro contendientes, la posibilidad de dirigir al Partido Revolucionario Institucional (PRI) una formación histórica venida a menos en el mapa político de México. Ninguneado el pasado año en las últimas presidenciales, donde sólo obtuvo 9 de los 41 millones de votos emitidos con el desdibujado carisma de un Roberto Madrazo acabado, el PRI afronta ahora un dilema tan clásico como trágico: renovarse o morir. El voto político mexicano actual está mayoritariamente dividido entre el conservador Partido Acción Nacional (PAN) del presidente Felipe Calderón, y el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD) del ex aspirante Andrés Manuel López Obrador, que trata de restañar sus heridas tras la irracional crisis postelectoral de 2006. En medio de esas fuerzas está el histórico PRI, un partido que gobernó México con pragmatismo, ininterrumpidamente entre 1929 y 2000, año de su primera derrota presidencial ante Vicente Fox. Un decepcionante mandato del último hizo albergar esperanzas al PRI de recuperarse en 2006, pero las luchas internas, la incapacidad de administrar su decreciente pero aún patente hegemonía en 17 de los 32 Estados del país y, sobre todo, la falta de una renovación interna decidida alejaron a millones de votantes del PRI. Algunos analistas como Sabino Bastidas, ex presidente de la priista Fundación Colosio, comparan esta situación con la que vivió el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) tras la derrota de Felipe González en 1996, que dejó a aquel partido huérfano de liderazgos hasta la llegada de José Luis Rodríguez Zapatero. Ahora la ex gobernadora, ex diputada y antigua embajadora de México en Cuba, Beatriz Paredes, quiere devolver al PRI a la centroizquierda. Siempre he sido una reformadora en su interior declaró el pasado viernes Paredes en el único debate televisado de la contienda que le enfrentó al ex senador Enrique Jackson, su más directo rival. Los otros tres, sin apenas posibilidades de vencer son Sergio Martínez Chavarrías, Javier Oliva y Alejandro Zárate. Los cubanos están hartos de tanto discurso, y Raúl lo sabe Brian Latell s Analista de Fidel Castro para la CIA desde los años 60 Muchos han tratado de descifrar la exuberante personalidad de Fidel Castro. Brian Latell lo hizo profesionalmente para la CIA desde la década de los 60, con tanto éxito que llegó a ser el máximo analista sobre Cuba de la agencia POR MERCEDES GALLEGO CORRESPONSAL NUEVA YORK. Mucho antes de que el mundo se fijase en Raúl Castro, Latell ya tenía preparada la biografía del hermano menor de Fidel. Sabía bien que el tándem de los hermanos Castro no se podía separar a la hora de analizarlo. Fidel era atlético, estudiante destacado, memoria fotográfica, magnetismo y una intuición sólo superada por su ambición. Raúl, una decepción hasta para los jesuitas que los educaron. Imberbe en un ejército de barbudos le llamaban El Chino a su espalda. Se llegó a decir que no era del mismo padre. Pero vino a suplir las deficiencias organizativas y el trabajo sucio a su hermano. Ahora que ha llegado la hora de Raúl, Latell cree que buscará el tercer hombre al que Fidel no dejó hueco: Se ha terminado la era del carisma, los cubanos ya están fastidiados de tanto discurso y Raúl lo sabe Brian Latell dedica su libro Después de Fidel, historia del régimen de Castro y de su sucesor nizativas y porque es más flexible y pragmático que Fidel- -Sí, creo que hay buenas posibilidades de que así sea. Raúl será un líder interino durante algunos años y creo que hay posibilidades de que la economía mejore con Raúl. AP ¿Espera algún alzamiento? ¿Cree que Cuba estará mejor con Raúl que con Fidel? Vuelta al centroizquierda ¿Le ha sorprendido ver recuperarse a Fidel Castro? ¿Vamos a tener que creer que la santería le protege? -Sí, se le ve mejor que en octubre, pero sigo pensando que no va a volver al poder. (Se ríe) Use lo que use no creo que vaya a vivir para siempre. -Menos de las que él dice. ¿Cuántas veces intentó matarle la CIA? -No sabría contestar. Ciertamente ha sido un narcisista toda su vida, pero no sé si está en paz consigo mismo. -Creo que se siente atraído por el modelo vietnamita. Querrá abrir la economía a la iniciativa privada y quizá ofrezca condiciones atractivas para la inversión extranjera. Sabe que tiene que mejorar la economía y dar a la juventud más oportunidades dentro del régimen general. ¿Qué cambios espera? -Usted habla de Raúl como alguien frustrado a la sombra de Fidel. Eso suena peligroso. -No, no habido ni manifestaciones ni protestas en los más de seis meses que lleva al mando y tampoco se ha visto ningún enfrentamiento político. No lo veo probable. ¿Qué recomendaría a EE. UU. para después de la muerte de Fidel? ra, pero ciertamente hay muchos secretos que los hermanos Castro y su régimen han sido capaces de preservar, y no sólo de los estadounidenses. -Creo que el actual gobierno debería mantener conversaciones con Raúl para ver si realmente está interesado en reducir las tensiones. -Se habla de alcoholismo, homosexualidad. ¿Qué hay de ello? -No sé si es peligroso. Reprimido por Fidel... ahora le llega su oportunidad. Vamos a ver a Raúl operando a su manera, hablando con su propia voz y poniendo en marcha políticas que ya no van a ser necesariamente las de Fidel. -En el libro cuento que empezó a excederse con el alcohol cuando era un adolescente... La historia continúa, al menos hasta muy recientemente. No tengo pruebas de que haya dejado de beber. Siempre se le ha conocido como alguien que bebía en exceso. Sobre su homosexualidad, ni digo ni tengo ningún comentario al respecto. -Su salud es secreto de estado, pero se le veía vigoroso cuando habló con los estudiantes de la federación de universidades. -Yo no lo pondría de esa mane- -Se dice que el exilio podría usar su muerte para provocar un incidente internacional y evitar que se suavice el embargo. -Creo que ha servido y dañado. Por un lado le permite usar a EE. UU. como su gran enemigo, pero daña la economía cubana. ¿El embargo ayuda a Fidel? ¿Tiene miedo de morir? ¿Qué admira y que detesta de Fidel Castro? Imberbe en un ejército de barbudos, al hermano de Fidel le llamaban El Chino a sus espaldas Sabe que tiene que mejorar la economía y dar a la juventud más oportunidades dentro del régimen general -El exilio cubano ya no es monolítico, está dividido en muchos puntos de vista. Sigue habiendo extremistas pero ya es un porcentaje muy pequeño. ¿Cómo cree usted que Fidel debería ser recordado? -Le respeto. Intento no admirarle ni detestarle porque son emociones muy fuertes. Respeto a Fidel Castro por su inteligencia, sus habilidades y el interés global que ha tenido. -Se dice que está enfermo... ¿Y de Raúl Castro? -Le respeto por su dotes orga- ¿Ha estado EE. UU. a oscuras sobre lo que pasa en Cuba? -Como una de las figuras más destacables e interesantes de la historia iberoamericana. Será recordado por sus éxitos en Angola, Etiopía, Nicaragua y ahora en Venezuela y Bolivia, pero también por haber abusado de los derechos humanos y la dignidad. Y la economía cubana durante su mandato ha sido una calamidad, un desastre.