Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 18- -2- -2007 Rice viaja a Israel para sondear las posibilidades del nuevo pacto palestino 37 ¿Pistoleros tertulianos? R. V. BERLIN. La Fiscalía ha establecido que Mohnhaupt no constituye peligro, pero la incomodidad es grande y, tras la encuesta esquemática de rigor, la mayoría de la población se muestra contra su libertad. El presidente del Parlamento asume que la cuestión es impopular, pero legal Pero el director de la Policía (BKA) Hans Ludwig Zachert, no deja de ver peligro: Mohnhaupt es una jefa de la banda y, si se vuelve a juntar con Klar u otros seguidores, podemos encontrarnos ante un peligroso potencial El experto democristiano Marco Wanderwitz pide limitaciones a la libertad condicional en el caso de que Mohnhaupt intentase establecer contacto con otros. En ningún caso debe llegarse a la situación en que se constituyese una especie de tertulia de antiguos terroristas que fuese luego por los medios. El hecho es que la mujer odiada recaba también amores y uno de los mensajes de apoyo dice: Querida Brigitte, ¿querrías fundar una comuna conmigo? Mi energía positiva podría ayudarte a encontrarte contigo en tu nueva vida Hay quien ofrece una casa en el campo y mis cuidados, pues empezar de nuevo es difícil Incluso se habla de crear una fundación Brigitte Mohnhaupt Italia libera sólo a verdaderos terroristas arrepentidos La victoria sobre las Brigadas Rojas nunca es definitiva. Cada cinco o diez años nacen grupos nuevos que, al llegar a una masa crítica, son desarticulados JUAN VICENTE BOO CORRESPONSAL ROMA. El arresto de una veintena de miembros de una nueva célula de las Brigadas Rojas demuestra que la victoria sobre un grupo terrorista nunca es definitiva. Durante la escalada mortal de los años de plomo las Brigadas Rojas llegaron a matar a veintinueve personas en 1978, veintidós en 1979 y treinta en 1980. Tan sólo en los años siguientes, el Estado logró recuperar la iniciativa gracias a algunos terroristas arrepentidos pero, sobre todo, a una gran firmeza policial y judicial. Después de haber sufrido derrotas humillantes como el secuestro y asesinato del primer ministro Aldo Moro en 1978, Italia cantó victoria sobre las BR a mediados de los años ochenta, cuando la mayor parte de sus jefes eran ya prisioneros en las cárceles italianas o fugitivos en Francia, donde el gobierno galo les dejaba vivir sin preocupaciones. Durante los últimos veinticinco años, la mayor parte de los terroristas de las Brigadas Rojas han abandonado la lucha armada y olvidado a sus antiguos compañeros. El éxito de la política de clemencia se debe al estricto criterio de liberar sólo a los verdaderos arrepentidos entre los que se cuenta Renato Curcio, el estudiante de sociología que fundó las BR en 1970 y llevó a un grupo de compañeros marxistas a cometer el primer delito de sangre en 1976. brigadistas duros continúan en prisión, mientras otros tantos sigue su exilio en Francia. Entre los de las cárceles italianas hay un grupo de autodenominados irreductibles que siguen con su afán utópico de difundir el movimiento. Los que han promovido atentados desde la cárcel han sido puestos en régimen de aislamiento, como se hace con los jefes de la mafia que siguen ordenando asesinatos desde detrás de las rejas. Si bien el Estado mantiene la firmeza y devuelve enseguida a prisión a todo brigadista liberado que reincide, la semilla de la violencia marxista leninista encuentra siempre nuevos terrenos donde crecer. Cada cinco o diez años nacen grupos nuevos que, al llegar a una masa crítica, son desarticulados. Esta semana fue el turno de las Brigadas Rojas- Partido Comunista Político- Militar desmantelado con el arresto de sus veinte militantes y la incautación de un arsenal de media docena de armas de fuego. El núcleo histórico inicial, fundado por Renato Curcio en 1970, se escindiría en 1980 en dos ramas, la de BR- Partido Comunista Combatiente de pura violencia, y la de BR- Partido Guerrilla más cercana a los movimientos, que terminó disolviéndose. De entre los combatientes surgieron las Nuevas BR- Partido Comunista Combatiente responsables de los asesinatos de dos catedráticos que asesoraban al gobierno sobre la reforma laboral: Massimo D Antona en el año 1999 y Marco Biagi en 2002. Los asesinos cumplen todos condena de prisión. Según el profesor Guido Petter, decano de Psicología en la Universidad de Padua, uno de los focos de ideología radical, los aspirantes a terroristas heredan un sueño sanguinario de cambiar el mundo. Es un peaje que pagamos desde hace décadas, como una viruela que nunca desapareciese. Ya no son un movimiento de masas pero sí un peligro pues, en su delirio, piensan que matar a una persona pueda desencadenar la revolución Dos catedráticos Ejemplo de reinserción Curcio es un ejemplo de reinserción ya que, después de cumplir su condena, ha roto completamente con su pasado, del que ni siquiera habla. Su única actividad es dirigir una pequeña editorial y repite que Tengo 66 años y quiero ser juzgado sólo por lo que hago ahora En cambio, un centenar de El Estado mantiene la firmeza y devuelve enseguida a prisión a todo brigadista liberado que reincide su lucha armada y el presidente del sindicato policial recuerda ahora con amargura a los 10 agentes asesinados La argumentación pseudosocial del enfermero Vogel parece un truco para hacerse fama y la ministra bávara dijo ayer que Mohnhaupt no debe poder vender su historia en los medios lo que sería insoportable para las víctimas En la página de Mohnhaupt, seguidores le han ofrecido casa, trabajo y hasta una ayuda de 20.000 euros, para que no tenga que pasar por la cola del paro Otros exigen en cambio para su liberación los nombres de los otros terroristas y asesinatos aún por esclarecer y uno añade que, el dinero para Mohnhaupt, hará más justicia entregado a víctimas y familiares, para ayudar a pagar al menos aquellos entierros. El cuerpo sin vida de Aldo Moro hallado por la Policía en el maletero de un coche aparcado en una calle de Roma el 9 de mayo de 1978 ABC