Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Sábado 17 de Febrero de 2007 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2007. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.303. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,05 Bélgica: 2,00 Estados Unidos: 2,50 USD. Francia: 2,05 Irlanda: 2,10 Italia: 1,75 Holanda: 2,00 Portugal: 1,35 Reino Unido: 1,20 LE. Suiza: 3.40 CHF. Marruecos. 16 Dh. DESDE MI BUHARDILLA Laura Campmany LA ÍNSULA TABACARIA omo dicen en mi tierra, y recordando a Paco Rabal en su papel bordado de ex torero, he dejado el jodío fumeque Para no tener luego que rebobinar la cinta y ahorrarme esa cara de fundido en negro que se le puso a nuestro presidente del Gobierno tras el atentado de Barajas- -cuando la ETA, en pleno alto el fuego, se echó algo más que un pitillo- mejor será decir que lo estoy dejando. No llevo ni cuatro semanas de abstinencia, pero no pueden ustedes figurarse qué gozo es haber ido y regresar entero de la sombra. Antes que nada, y a modo de intermezzo felliniano, quiero aclararles que mi decisión ni atiende ni responde a prohibición alguna. Tengo desde joven la pésima costumbre de obedecer las leyes si son justas, y no hacerlo, si son impertinentes: debo a cierta ministra notables sobredosis. Lo que pasa es que he leído que la adicción a la nicotina se aloja en una región del cerebro llamada ínsula y he decidido jugar conmigo misma a reírme y salvarme, como un Sancho escaldado de ambiciones, de esta ínsula mía, a la que he bautizado Tabacaria Bueno, eso, y que toso. Todo esto se lo estoy contando a ustedes, pero también a un copo de nieve que se me ha posado en la nariz y que me hace cosquillas. A un olor de cilantro que me ha puesto a soñar con los limones. A un tema muy sentido, que ahora canto en voz alta. A éste mi par de manos expropiadas, que ya me pertenecen. A mi nueva constancia y a mi joven paciencia. O quizás a ese tiempo que me habré regalado: años, si Dios ayuda, de luz y aconteceres. O a la vida, mi nueva compañera. Se lo cuento a mi hija, que ayer, entre llorando y sonriendo, me dijo que no quiere que me muera. C Robert de Niro IGNACIO PÉREZ Nicolas Cage IGNACIO GIL Antonio Banderas ÁNGEL DE ANTONIO Manos a la obra contra Brown Para el Opus Dei, incluso para muchos ateos, Dan Brown y su Código Da Vinci son el diablo. Por ello, la prelatura pasa al contraataque y auspicia una película que dé una mejor imagen de la organización M. DE LA FUENTE a saben, obras son amores y no buenas razones. Quizá por ello, y sobre todo por culpa de Dan Brown, el Opus ha decidido poner manos a la obra, valga la beatífica redundancia, y responder al Código Da Vinci que estás en los cielos de las librerías. Ya lo ha hecho con palabras desde la aparición de la novela, pero ahora ha decidido también hacerlo en su último y propio idioma, el cinematográfico. De manera que la asociación que fundara monseñor Escrivá de Balaguer prepara una película que contrarreste la mala imagen del Opus Dei que tanto el libro de Brown como el filme protagonizado por Tom Hanks y dirigido por Ron Howard ofrecen de la Obra Según la agencia Afp, incluso ya se habría entrado en contacto con grandes estrellas (tal vez más cercanas al cielo) como Robert de Niro, Antonio Banderas y Nicolas Cage, aunque para muchos estos actores son demasiado santones de la progresía como para andarse por los divinos berenjenales de meterse en cuerpo y alma, sobre todo alma, en el personaje del santo de Barbastro. Sin embargo, ya se sabe que en Hollywood son bastante aficionados a ponerle una vela a Dios y otra al diablo. Aunque para diablillo (y no sólo para el Opus, sino también para unos cuantos descreídos) el susodicho Dan Brown, que se ha convertido en príncipe de las tinieblas literarias para buena parte del planeta. De momento, el contraataque cinematográfico del Opus no tiene presupuesto, ni título, y ni siquiera se espera que la prelatura aporte fondos del que dicen su nutrido cepillo para la financiación del filme. El Opus Dei no va a aportar fondos a la producción. Se limitará a asesorar a los cineastas, sin llegar a censurarlos. Se trata más bien de garantizar que la narración sea auténtica indicó ayer en Roma Giuseppe Corigliano, portavoz de la asociación. Con el filme sobre la vida de San Josemaría Escrivá- -añadió Corigliano- -muchos van a entender la verdadera naturaleza de nuestra institución Para la organización católica, la novela de Brown, uno de los libros más vendidos de los últimos tiempos con sus más de cuarenta millones de ejemplares, ofrece una imagen del Opus que parece escrita por algún cerebro de nuestro guerrero (con perdón) sindicato de actores, y la presenta como una suerte de secta secreta y elitista, capaz incluso de cambiar el curso del mundo, lo que ya provocó la descalificación del Vaticano y buena parte de la curia cardenalicia para quienes el Código distorsiona la historia de la Iglesia Católica y confunde realidad con ficción Qué se le va a hacer, aunque no seas Cervantes, con la Iglesia has topado, amigo Brown. Y