Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
17 2 07 SALUD LA DUDA El café ¿es bueno o malo para la salud? Si no puede vivir sin café no se castigue pensando que es una opción poco saludable. Las últimas investigaciones han encontrado ventajas en su consumo moderado (entre dos y tres tazas) en personas sanas. El café, por ejemplo, contiene la misma cantidad de antioxidantes que el té verde, por lo que puede inhibir la inflamación y ayudar a prevenir la aparición de enfermedades cardiovasculares. Al parecer también reduce el riesgo de diabetes tipo 2 y algunos estudios ven en esta bebida tonificante ciertas propiedades para conservar las capacidades cognitivas (pensamiento, memoria y comprensión) en la edad adulta. Beber café durante la gestación tampoco afecta al desarrollo del bebé, según un estudio reciente publicado en la revista British Medical Journal El trabajo, realizado con más de un millar de mujeres embarazadas, constató que reducir de una a tres tazas el consumo diario de café no afectaba al peso final del bebé, como se pensaba. Aunque en el café, no todo son virtudes. En exceso la cafeína puede causar inquietud, ansiedad, irritabilidad, falta de sueño y síntomas gastrointestinales, sin olvidar que a algunas personas les sube la tensión arterial y les causa arritmias cardiacas. El nivel de proteína C en sangre es uno de los factores de riesgo que predicen la posibilidad de enfermar Un test que predice el riesgo cardiaco femenino En las mujeres no basta con mirar los factores de riesgo clásico de la enfermedad cardiovascular. Médicos estadounidenses han diseñado un modo más efectivo de predicción. Sólo para ellas TEXTO: N. RAMÍREZ DE CASTRO Corazón as enfermedades cardiovasculares no son cosa de hombres El infarto cerebral y los ataques al corazón matan cada año a más mujeres que el cáncer de mama, una de las enfermedades más temidas en el sexo femenino. Sólo en Europa cada 6 minutos fallece una mujer por esta causa. Los avances en el tratamiento han logrado reducir L la mortalidad, pero este descenso esperanzador no se ha producido en las pacientes femeninas. Los problemas cardiovasculares tardan en diagnosticarse y tratarse más que en los varones. Algunos estudios han demostrado que el paso a una unidad coronaria se puede demorar hasta 50 minutos más cuando se trata de una mujer. Y lo que más preocupa a los cardiólogos es que la mi- tad de los problemas coronarios se producen en personas que no presentan ningún síntoma. Conscientes del reto, médicos del Brigham and Women s Hospital, en Boston (EE. UU. han encontrado una fórmula más eficaz de predecir el riesgo en el sexo femenino. El test se ha bautizado como modelo Reynolds El método no sólo mira los factores de riesgo clásico sino otros bio-