Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
17 2 07 EN PORTADA DÍAS DE JÚBILO Sexo, seso ¿qué es eso? e cuenta Merche que, en el cumpleaños de X, alguien hace un brindis en nombre de los amigos y Z, una invitada, protesta: -No soy amigo de X, soy su amiga. O sea que el plural gramatical inclusivo molestó a su feminismo. Recuerdo que en una mesa redonda, una compañera me pidió que no dijera hombre sino ser humano para incluir a la mujer en el conjunto. Le observé que ser humano también es masculino. A mí no me molesta que al decirse humanidad o especie humana, dos expresiones femeninas, me metan en el saco. Pienso que nuestra lengua, en efecto, considera que los sustantivos tienen género. Si se quiere, es una fatalidad verbal. Los ingleses no se plantean este problema. Para ellos, la sustancia no tiene sexo. En alemán el sol y el mundo son femeninos, lo mismo que el amor. La luna y la muerte son masculinas. La vida, oh paradoja, es neutra. ¿Dónde van a parar los atributos varoniles del sol, la claridad, la potencia, la inteligencia que distingue gracias a la luz? ¿Y el encanto misterioso y femenino de la luna? ¿Los varones debemos ofendernos porque nos introducen en un mundo- hembra? Le comento a Braulio que estamos envejeciendo al mantener el feminismo de nuestra juventud, el de la igualdad: no prohibir a ninguna mujer ninguna actividad por el hecho de ser mujer. Ahora, con el feminismo de la diferencia, volvemos a dividir a la especie como ganado. -Propongo una reducción al absurdo- -dice Braulio- Que nos liberemos los varones del yugo mujeril. Yo quiero llegar a mi caso, sentarme al meso en mi sillo y tomar mi sopo con mi cucharo. Que viva la diferencia, pero para todos. -Bueno, Braulio, ahora el que se pone explícito eres tú. -Y más te digo, pensio. Que con eso de no decir sexo sino género me siento como en el mostrador de una carnicería. Los géneros en la cámara a causa del calor Me dan ganas de inspeccionar mis partes nobles y sentimentales. ¿Habrán reemplazado mi sexo por un género? ¿No será una prótesis? -Es mejor no seguir, Braulio. Juguemos al mus en silencio. No olvides que entre los lectores y lectoras hay señoras. Sí, de esas de antes, que cuidan las palabras. M Blas Matamoro Puesto de Hong Kong: cerditos hucha para guardar el dinero que lloverá este año AP China El Año del Cerdo Dorado (Viene de la página anterior) destaca que a veces caen en la pedantería por su exceso de gusto estético y por su afición a la dolce vita ya que son unos sibaritas a los que les gusta comer y beber bien y en abundancia. De igual modo, su apasionado romanticismo les puede llevar a ser demasiado celosos y posesivos. Por ese motivo, los más compatibles con ellos son otros nacidos bajo su mismo signo, así como los que pertenezcan al año de la cabra o el dragón, mientras que los menos apropiados serán, por su astucia, la serpiente y el mono. Los que nacieron en 1995, 1983, 1971, 1959, 1947, 1935, 1923 o 1911 se encuentran bajo la influencia astrológica del cerdo. Entre los occidentales figuran famosos personajes como Woody Allen, Steven Spielberg, Alfred Hitchcock, Federico García Lorca, Hillary Clinton, Humphrey Bogart, Arnold Schwarzenegger, Ronald Reagan, Julie Andrews o Maurice Ravel. Como suele ser habitual, durante estos días han proliferado las predicciones que los más reputados adivinos de Asia han formulado para el Año Nuevo Lunar. A pesar del optimismo que se respira en cuanto a las perspectivas económicas previstas para 2007, son muchas las voces que han alertado sobre el aumento de conflictos, epidemias, accidentes y desastres naturales, porque este año se encuentra dominado por dos elementos contradictorios como el agua y el fuego. Me gustaría decir que no habrá calamidades, pero me preocupa especialmente que se agrave la gripe aviar y que se recrudezcan las guerras que hay en el mundo ha alertado en distintos medios de comunicación orientales Lillian Too, una maestra del feng sui instalada en Malasia. En este sentido, los videntes predicen más problemas para el presidente Bush en Irak, la victo- Dumplings y petardos en la cena familiar Como manda la tradición, las familias chinas se reunirán esta noche en torno a una mesa redonda- -símbolo de la perfección que se desea para las relaciones entre los parientes- -con el fin de compartir una copiosa y exquisita cena. En el menú no faltarán el pescado, signo de la abundancia que se desea lograr en 2007, el pollo, para traer suerte al hogar, ni, por supuesto, los exquisitos dumplings una especie de raviolis hervidos rellenos de carne, verdura o marisco que constituyen el plato típico de estas fiestas. Tras la cena, al filo de la medianoche, los chinos se echarán a las calles para saludar la llegada del nuevo año con una estruendosa sucesión de petardos y fuegos artificiales, con los que se quiere ahuyentar a los malos espíritus que quieran estropear este momento tan señalado. Otro de los instantes más señalados tendrá lugar cuando las familias recuerden a sus ancestros ya fallecidos, quemando en su honor fajos de billetes (de mentira) para que a los espíritus no les falte de nada en el otro mundo Mañana domingo, los templos budistas estarán a rebosar porque los chinos acuden a rezar en masa pidiendo buena suerte y un muy Feliz Año del Cerdo Dorado para todo el mundo. ria de Ségolène Royal en las elecciones presidenciales francesas y hasta una violenta rebelión por el poder en Corea del Norte. Se cumplan o no estas profecías- -ya ven que todos los humanos somos iguales- los chinos ya se preparan para celebrar esta noche la entrada en el Año del Cerdo Dorado. ¡Gong xi fa cai! Dime con quién andas...