Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 17- -2- -2007 La apertura del Metro en La Elipa pone fin a tres décadas de reivindicaciones 47 El empleado del Andbanc confirma que declarará el 27 El empleado del banco andorrano del Andbanc, César Pérez, ha confirmado al Juzgado de Instrucción número dos de Valdemoro que su personación como testigo en el caso Ciempozuelos tendrá lugar el próximo día 27 de febrero. Hasta ahora, fuentes judiciales no se atrevían a confirmar la fecha y el modo en que se produciría tal declaración dado que Pérez tiene fijada su residencia en el Principado. Finalmente ha sido el empleado del banco quien se ha puesto en contacto con el juzgado de Agustín Carretero para confirmar que asistirá en persona a la toma de declaraciones el próximo día 27. Como se recordará, César Pérez fue el empleado del Andbanc que atendió a los dos ex alcaldes de Ciempozuelos, Pedro Torrejón y Joaquín Tejeiro, cuando estos pretendían abrir dos cuentas bancarias en la entidad de dicho paraíso fiscal para ingresar un millón de euros aproximadamente. La última pira de El Tomy Comenzó a delinquir a los 15 años en Vallecas. Ha tenido en jaque a buena parte de las Fuerzas de Seguridad. Fugitivo a los 18, la Policía Local de Coslada le ha cazado POR CARLOS HIDALGO FOTO IVAN ESTARAS MADRID. El Tomy cumplió los 15 al volante de un coche robado. Los tres últimos años de su vida los ha pasado entre alunizajes persecuciones policiales, atracos a hoteles y gasolineras y fugas de centros de menores. El pasado martes por la noche, cuando fue a pipar (inspeccionar) con un par de colegas algún comercio de Coslada que atracar horas después, los agentes de la Policía Local de ese municipio le dieron el alto. Era su última pira Su última fuga. Los más de 30 antecedentes que suma los mamó en el pueblo de Vallecas, donde las malas compañías le enseñaron a empuñar un arma antes que a besar a una chica. De robar un utilitario a ver cómo un amigo recibe un balazo en el estómago cuando huía tras destrozar con un Audi el escaparate de un concesionario de Coslada debe de pasar muy poco cuando se vive demasiado deprisa. Y, precisamente, las prisas fueron las que pusieron a dos agentes de la Policía Local de Coslada sobre sospecha. Los funcionarios municipales les vieron venir por la confluencia Los BMW era el vehículo preferido por El Tomy para cometer delitos como los alunizajes de la calle de Manuel Azaña con la avenida de España. A Tomy y sus dos amigos. Iban demasiado deprisa. Obedecieron la orden de alto. Su Opel Calibra negro y tuneado no tenía seguro. Tampoco carné de conducir el amigo de Tomy que iba al volante. Pero al protagonista de esta historia le sobraban nombres: además de su mote, utilizaba los de Johnatan y Antonio Miguel, según la ocasión. Pero sólo el segundo era el real. Daba igual. Estaba fichado con ambos. Pero, al no llevar documentación y anunciar la radio policial la detención y reclamación que le constaban desde el 27 de enero por haberse fugado por enésima vez del centro de menores donde estaba internado, hubo que hacer más comprobaciones. Y las huellas dactilares nunca mienten. Los agentes del Grume (Grupo de Menores de la Policía Nacional) sabían que era a él a quien les traían antes de verle aparecer por la puerta. Le consideran una de las joyas de la corona Qué poco te ha durado esta, ¿eh, Tomy? le dijeron al llegar. una buena temporada, a los Cuerpos de Seguridad en Getafe, Leganés, San Fernando, Villaviciosa... Las noches de fiesta consistían en robar un coche, a ser posible un BMW, y amortizarlo lo máximo posible: dos o tres palos a gasolineras antes del alba. Mientras, sus siete hermanos, su madre y la abuela, con la que vivía, le robarían horas al sueño pensando dónde estaría el niño. Vuélvete al centro de menores y no te escapes más le pedían sus familiares. Tomy dice que no fuma ni bebe. Tampoco se droga. Roba, afirma, para vestirse y darse caprichos. Y que pensaba haberse entregado el lunes. Mala suerte. Por no hacerlo, 24 horas después le cazaron con gatos hidráulicos y cizallas en el maletero del coche. Hemos quedado con unas pibitas de San Fernando le dijo a los agentes. Muy tarde para más mentiras. A Tomy le detuvieron en Coslada. Tenía que ser allí. El lugar que más temía por la mayor presencia policial. Sobre todo, desde el refuerzo de las Bescam. Se las sabe todas. Aquí, en Coslada, le echáis muchos cojones al asunto les dijo a los agentes locales. He visto cómo te partías el cuello mirándonos- -espetó a uno de sus captores- Si hubiese ido conduciendo yo, nos hubiéramos ido a la pira Pero El Tomy no iba al volante. Otra vez, en su vida, la mala suerte. adelante la suya También, la procuradora se cuestiona por qué Torrejón, en sus escritos, alegaba que la realidad del mercado no justificaba la edificación de tantas viviendas 13.508, en Seseña y mientras favorecía a Esprode para la construcción y promoción de nada menos que 9.000 viviendas en Ciempozuelos, colindante con el PAU de El Quiñón El Ayuntamiento de Ciempozuelos centraba gran parte de sus alegaciones en la falta de infraestructuras y servicios de El Quiñón lo que le hacía temer una saturación en los suyos propios por parte de los nuevos vecinos de Seseña. Las disparatadas alturas de las edificaciones eran otro de los motivos de fricción, puesto que, según el Consistorio que regentaba Torrejón entonces, ningún municipio del entorno cuenta con ese número de plantas en suelo urbanizable Después de que las alegaciones fueran rechazadas, Torrejón presentó un recurso ante el Tribunal Superior de CastillaLa Mancha. El delito, como oficio Alegaciones de la discordia El chaval cumplió los 18 en junio. Pero los ha malvivido tanto como para mantener en jaque, con sus amigos y durante El edil de Seguridad de Leganés intentó que la Guardia Civil dejara en manos de la Policía Local el caso Izquierdo M. OLIVER MADRID. Antonio García Blázquez, concejal delegado de Hacienda y Seguridad Ciudadana de Leganés, fue la persona a la que recurrió el teniente de alcalde del municipio, Florencio Izquierdo, para que le ayudara a salir del atolladero en el que se había metido tras sufrir un accidente de tráfico y dar positivo en un control de alcoholemia. Izquierdo colisionó con el Seat León de un joven de 30 años en la conexión del barrio de Valdepelayos con la M- 407 y, tras pasar el test de alcoholemia, dio positivo con un 0,61, cuando el máximo permitido por la ley es del 0,25. Fuentes de la investigación han confirmado que Izquierdo avisó a Antonio García, que aparece como número dos en la lista municipal del PSOE para las próximas elecciones, para que intentara convencer a la Guardia Civil de que dejara la redacción del atestado en manos de la Policía Local. Antonio García estuvo negociando con los agentes durante 40 minutos sin obtener ningún resultado en sus gestiones. Otras fuentes han señalado que García Blázquez llegó a personarse por la noche en el destacamento de Tráfico de la Guardia Civil en el municipio.