Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 INTERNACIONAL www. abc. es internacional SÁBADO 17- -2- -2007 ABC Italia juzgará a sus servicios de espionaje y a los de EE. UU. por uno de los vuelos de la CIA El Tribunal de Milán comienza el proceso por el secuestro en plena calle de esa ciudad del imán Abu Omar en 2003 JUAN VICENTE BOO CORRESPONSAL ROMA. Italia sentó ayer en el banquillo a toda la estructura de la CIA en su territorio en febrero del 2003 así como a los jefes de su propio servicio secreto militar (Sismi) acusados del secuestro del imán Abu Omar en plena calle de Milán para trasladarlo sucesivamente a las bases aéreas de Aviano (Italia) y Ramstein (Alemania) camino de Egipto donde sería torturado y encarcelado hasta el pasado domingo. El Tribunal de Milán será el primero en juzgar uno de los vuelos de la CIA que violaron las leyes nacionales en Europa. Suiza, cuyo territorio fue sobrevolado, anunció que también procesará a los secuestradores americanos. Al término de la fase preliminar del proceso- -que ha incluido la condena de los dos acusados que se han reconocido culpables, un carabinieri y un periodista italiano- la juez Caterina Interlandi ordenó iniciar el próximo 8 de junio el juicio criminal contra los 33 restantes, entre los cuales figuran 26 norteamericanos que se niegan a comparecer y serán juzgados en rebeldía, como prevé la ley italiana. El principal acusado es el general Nicolo Pollari- -cesado como director del servicio secreto militar italiano precisamente por el caso Abu Omar- -junto con su número dos Marco Mancini, y otros cinco funcionarios del Sismi que aprobaron o apoyaron el secuestro. El general Pollari afirma que era contrario a colaborar y da a entender que cumplió órdenes de sus jefes, que entonces eran el ministro de Defensa, Antonio Martino, y el jefe del Gobierno, Silvio Berlusconi. Pollari pide que se levante el secreto de Estado sobre un centenar de documentos que prueban su tesis, pero el Ejecutivo se niega. La lista de los 26 acusados norteamericanos comienza por Jeffrey (Jeff) Castelli, jefe de la CIA en Italia en el 2003, incluye al jefe de la CIA en Milán, Robert (Bob) Seldom Lady, y continúa con una veintena de agentes, la mitad de ellos llegados sólo para el secuestro del El jefe de la inteligencia militar, general Nicolo Pollari, en una intervención pública en julio de 2006 imán de la mezquita milanesa. La lista incluye diplomáticos como Sabrina de Souza, entonces segunda secretaria de la embajada en Roma, y varios responsables militares de la base de Aviano. Los fiscales de Milán presentaron en su día al ministro de Justicia las solicitudes de extradición de los 26 acusados norteamericanos, pero Clemente Mastella no las ha transmitido a Washington, siguiendo indicaciones del primer ministro Romano Prodi. El jefe del Gobierno intenta evitar un nuevo choque con Estados Unidos además de los que ya hay por el ametrallamiento y muerte del anterior número dos de los servicios secretos cuando regresaba al aeropuerto de Bagdad con una periodis- AP Demasiados contenciosos EPA El imán de Milán, Abu Omar, hace 3 días en Egipto Manifestación contra la base aérea norteamericana de Vicenza J. V. B. ROMA. El Gobierno italiano vivía ayer horas de inquietud ante la manifestación que hoy se celebrará en Vicenza contra la ampliación de la base aérea norteamericana, en la que participarán de cuarenta a setenta mil personas. El ministro del Interior advirtió del peligro de infiltración de elementos violentos que intenten convertir la manifestación pacífica en un choque contra la Policía, que enviará mas de un millar de agentes. El clima es ya tenso desde hace varios días por el arresto de una veintena de militantes de un nuevo núcleo reconstituido de las Brigadas Rojas y por los sucesivos choques con Washington en materia de política exterior- -Irak y Afganistán- -o de Justicia: el proceso contra agentes de la CIA por el secuestro de Abu Omar en el 2003 y contra el cabo Mario Lozano por homicidio voluntario del número dos del servicio secreto militar, Nicola Calipari, en Bagdad en el 2005. El sindicato izquierdista CGIL aportará un servicio de orden de 1.500 personas para expulsar a los infiltrados violentos. ta recién liberada de sus secuestradores, por la retirada de los soldados italianos de Irak y por la negativa a ordenar misiones de combate al contingente en Afganistán. Además de crear un conflicto con la Justicia italiana, el bloqueo de las solicitudes de extradición divide al propio Gobierno, formado por ocho partidos entre los que hay comunistas y verdes, si bien las mayores críticas vienen del ministro de Infraestructuras, Antonio di Pietro. El antiguo fiscal de Manos Limpias califica de grave error la actitud de Mastella y Prodi pues los agentes secretos, italianos o extranjeros, no pueden comportarse como una banda de criminales sardos secuestrando personas y violando todos los derechos Más información sobre la investigación de los vuelos en: http: www. europarl. europa. eu comparl tempcom tdip