Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 17 s 2 s 2007 ESPAÑA 17 Casas descarta la dimisión de Tremps y pide respeto a las decisiones del TC Mas rectifica a Duran y rechaza que la Generalitat recuse a otro magistrado del TC I. ANGUERA BARCELONA. La presidenta del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas, aseguró ayer que no se plantea ni como hipótesis la dimisión del magistrado Pablo Pérez Tremps, como consecuencia de la recusación para su pronunciamiento sobre el Estatuto catalán. El propio Pérez Tremps apuntó esa posibilidad tras aprobarse su recusación en el pleno del TC por un informe elaborado para el Instituto de Estudios Autonómicos catalán, lo que hubiera permitido al Gobierno nombrar a un nuevo magistrado y recuperar el equilibrio de fuerzas en el Alto Tribunal ante el decisivo debate sobre la constitucionalidad del Estatuto catalán. Sin embargo, Casas fue tajante ayer al rechazar esta posibilidad, e insistió además en que la decisión del Alto Tribunal debe ser respetada, ya que ha hecho y hará siempre su tarea dentro de la independencia e imparcialidad de todos sus miembros, sin excepción La crisis abierta por la recusación de Pérez Tremps, que pone en peligro el futuro del Estatuto en su actual configuración, está abriendo nuevas fisuras en CiU. El líder de Unió y número dos de la federación, Josep Duran Lleida, defendió ayer al posibilidad de que el Gobierno catalán pida la recusación del magistrado Jorge Rodríguez- Zapata. Una opinión que apenas dos horas después rectificó el líder de la federación, Artur Mas, señalando que es absurdo criticar la recusación de Pérez Tremps y hacer después lo mismo con Zapata. La rectificación de Mas no afectó a Duran, que pese a ello insistió en la necesidad de intervenir ante el Alto Tribunal para evitar un rechazo al Estatuto, y en su carta web semanal apuntó otra vía: que la Generalitat presente un recurso para revocar la recusación de Tremps y que ésta afecte sólo al ámbito al que se circunscribe el informe por el que ha sido apartado del debate estatutario. Así, mientras uno calificaba de tercermundista el espectáculo de unos y otros inten- El presidente de la Junta, Manuel Chaves, en plena campaña del referéndum ROCIO RUZ El referéndum fantasma Una campaña sin lema, una previsión de participación por debajo del 50 por ciento y un entusiasmo que brilla por su ausencia. Así se votará el Estatuto andaluz M. CALLEJA MADRID. Casi 6,2 millones de ciudadanos podrán participar en el referéndum de mañana en Andalucía para votar el nuevo Estatuto de Autonomía. Otra cosa es que lo hagan, porque las previsiones no son muy halagüeñas: sólo acudirán a las urnas el 48,7 por ciento de los andaluces, según el último estudio del CIS. El entusiasmo que ha causado entre la población la reforma del Estatuto andaluz es perfectamente descriptible. La campaña se cerró ayer sin haber tenido siquiera un lema, después de que la Junta Electoral tumbara el de Muy nuestro al considerar que directa o indirectamente influía en la actitud de los ciudadanos. En las vallas y en los vídeos se borraron esas dos palabras y se sustituyeron por algo mucho más plano, como Hablemos de Andalucía para salir del paso. Pero lema, como tal, no hay. De hecho, en el teléfono de información del ciudadano que ha habilitado la Junta de Andalucía ante el referéndum la respuesta es así de escueta: No tenemos conocimiento de ningún lema Los líderes de los grandes partidos tampoco se han volcado en la campaña. José Luis Rodríguez Zapatero sólo intervino en un acto en Dos Hermanas, mientras que Mariano Rajoy limitó su participación en la campaña a la jornada del pasado miércoles, cuando estuvo en un almuerzo- mitin en Jerez y en un paseo por el Puerto de Santa María para repartir ejemplares del Estatuto. Allí pudo comprobar que muchos no sabían siquiera que hubiera un referéndum, mucho menos la fecha, o le preguntaban para qué sirve un Estatuto. La campaña ha pasado totalmente desapercibida en la mayoría de los medios de comunicación, a pesar de que el debate parlamentario del Estatuto no estuvo exento de polémica y bronca entre los grandes partidos, hasta que alcanzaron un acuerdo, entre otras cosas, para denominar realidad nacional a Andalucía como referencia histórica. El PP, que nunca ha considerado urgente esta reforma, dio el visto bueno en pro del consenso, aunque algunos de sus dirigentes nacionales mostraron su desacuerdo. En un intento in extremis para motivar a los andaluces, la Junta decidió adelantar algunos actos del Día de Andalucía (28 de febrero) a la jornada de hoy. Pero ni por esas, porque la Junta Electoral ordenó ayer la suspensión de los actos. Y mañana, jornada de reflexión para todos... María Emilia Casas ABC tado presionar al TC, el otro se sumaba al discurso del tripartito en favor de actuar para evitar el rechazo del Estatut ya aprobado en referendo. Paralelamente, el líder del PP catalán, Josep Piqué, defendió ayer su apoyo al Estatuto andaluz- -acudió al mitin final de campaña del PP en Sevilla- -pese a las coincidencias con 14 artículos del Estatuto catalán recurridos por su partido. Piqué apuntó que el PSOE aceptó modificar hasta 150 artículos del texto andaluz durante su trámite en las Cortes y recriminó a los socialistas que no tuvieran la misma voluntad de consenso con el Estatuto. En este contexto, reconoció que hay cosas del Estatuto andaluz que no me gustan pero defendió que el PP las aceptara en aras del consenso y aseguró que si el PSC hubiera mostrado esa voluntad de consenso en el Congreso, también habríamos votado el Estatuto. Aun así, advirtió de que entre ambos textos hay coincidencias, pero no tienen nada que ver ni su espíritu, ni sus contenidos Piqué recriminó además al Gobierno catalán que, tras acusar al PP de atacar a Cataluña por pedir la recusación de Tremps, ahora se planteen utilizar la misma medida contra el magistrado Rodríguez Zapata. Piqué acata el andaluz Sin lema Bermejo consolida la línea dura con el nombramiento de Julio Pérez Hernández ABC MADRID. El nuevo ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, ha consolidado la línea dura de su departamento con el nombramiento del abogado canario Julio Pérez Hernández, para el cargo de secretario de Estado de Justicia, como ya adelantó ABC. El Consejo de Ministros aprobó ayer este nombramiento y otros dos más, dentro de la remodelación que ha realizado en los cargos de su confianza. Los nuevos responsables son Ángel Arozamena Laso como director general de Relaciones con la Administración, que ha sustituido a Ricardo Bodas; y Ana María Ovejero Puente, que será la nueva directora del Gabinete del ministro. El recién nombrado número dos del Ministerio era hasta ahora el candidato del PSOE a la presidencia del Cabildo de Tenerife. Además, fue vicepresidente del Gobierno canario cuando el PSOE gobernó en solitario y, por designación del presidente del Gobierno, ha participado en la elaboración del nuevo Estatuto.