Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 ESPAÑA LA HORA DE LA VERDAD DEL 11- M REACCIONES SÁBADO 17 s 2 s 2007 ABC Otras claves de la jornada Disculpas ante el letrado de El Egipcio El presidente del tribunal, Javier Gómez Bermúdez, se disculpó ayer públicamente ante Endika Zulueta, abogado de El Egipcio Gómez Bermúdez manifestó que el letrado defensor de este acusado había actuado de buena fe y lamentó si en el primer día de la vista había cometido algún exceso con él. Las víctimas, muy enteras Los psicólogos han relatado que las pocas víctimas que han optado hasta ahora por asistir al juicio se han mostrado muy enteras a la hora de compartir el recinto con los acusados de la matanza, en lo que califican como comportamiento sereno En los días previos, se les había preparado para afrontar este trance. Manjón pide plazas para sus asociados La presidenta de la Asociación de Afectados 11- M, Pilar Manjón, solicitó ayer las plazas que tienen asignadas en la sala otros colectivos de víctimas y que no están utilizando. Manjón adujo que muchos de sus asociados sí tienen interés en asistir y no han podido hacerlo por escasez de acreditaciones. Ovación en la Eurocámara El pleno del Parlamento Europeo aprobó ayer por 500 votos a favor, 53 en contra y 51 abstenciones un informe sobre el terrorismo internacional, en una sesión que arrancó con un recordatorio del comienzo del juicio del 11- M en Madrid y en la que se tributó una larga ovación a las víctimas de la matanza. El Gobierno pide que no haya juicios paralelos y que se respete a la Justicia De la Vega dice que la vista oral facilitará el conocimiento de la verdad CRISTINA DE LA HOZ MADRID. Ha llegado el momento de la Justicia y de los hechos Con esta enfática aseveración se refirió la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, al inicio, el pasado jueves, del juicio por los atentados del 11- M, que sienta a 29 presuntos terroristas en el banquillo. La reflexión de la vicepresidenta no fue producto de ninguna pregunta periodística en la rueda de prensa que sigue a la habitual reunión del Consejo de Ministros de todos los viernes, sino que formaba parte del mensaje que el Gobierno quería transmitir a los ciudadanos en esta ocasión. Fernández de la Vega pidió que no haya juicios paralelos y que se deje trabajar a los jueces, fiscales, abogados, tribunales y todos aquellos que tienen un papel en el macrojuicio que se celebra en la Casa de Campo, para recordar a continuación que vivimos en un Estado de Derecho que está funcionando felizmente, con todas las garantías Defendió que el juicio viene precedido de una exhaustiva investigación y que las Fuerzas de Seguridad del Estado han desarrollado de una manera rápida y eficaz su trabajo a lo largo de todo este tiempo. Casi tres años después de aquella matanza, De la Vega señaló que aún hoy se produce un inmenso dolor al asomarse a la tragedia al tiempo que transmitió a las víctimas de estos atentados, en nombre del Gobierno, su absoluta confianza en que la Justicia va a hacer su trabajo y lo va a hacer bien En su opinión, el mejor mensaje de solidaridad que se puede transmitir es que el respeto a las víctimas pasa por el respeto a la Justicia la misma que aportará, según dijo, claridad a los hechos y facilitará el camino a la verdad del que ha sido el peor atentado terrorista de nuestra historia. Referencia completa del Consejo de Ministros en http: la- moncloa. es La vicepresidenta del Gobierno, ayer en La Moncloa tras el Consejo de Ministros EFE INTERROGATORIOS A LA CARTA Las declaraciones de los investigadores se contrastarán con las autoexculpatorias de los procesados y el juicio ofrecerá una visión mucho más amplia del atentado Jesús Zarzalejos Abogado y profesor de Derecho Procesal de la Complutense Exhaustiva investigación as dos primeras sesiones del juicio oral por el atentado del 11- M han mostrado la táctica común de los tres acusados como inductores (Rabei Osman El Sayed El Egipcio Youssef Belhadj y El Haski) consistente en responder sólo a las preguntas de sus letrados. Estos interrogatorios a la carta están amparados por el derecho del acusado a guardar silencio y a contestar a quien estime oportuno. En estos casos, las respuestas tienen un valor probatorio muy condicionado L por la falta de espontaneidad en el acusado, quien elude enfrentarse a los interrogatorios cruzados del resto de abogados y de la Fiscalía. Aunque la finalidad de esta táctica sea la de ofrecer una versión limpia, coherente y sin riesgos de contradicción, la lectura de la declaración sumarial del procesado permite al Tribunal contrastar una con otra para decidir, en conciencia, en cuál de ellas se ha dicho la verdad o lo más próximo a la verdad. Por otro lado, los interrogatorios hechos a los tres inductores tenían la clara finalidad de dar una apariencia de normalidad a la vida cotidiana de cada uno de ellos en el tiempo anterior y posterior al atentado. La autoría por inducción, en los casos de terrorismo integrista, se construye ha- bitualmente sobre la atribución a los actos del sospechoso de una finalidad de proselitismo tendente a crear en otros la voluntad de cometer el atentado. Tales actos son, en la mayoría de las veces, de apariencia lícita, como reuniones en una mezquita, viajes al extranjero, envíos de dinero y otros similares. La dificultad probatoria se sitúa en la traducción de estos hechos de apariencia inocua en actos de inducción a la perpetración de actos terroristas. Entre los medios de prueba más eficaces para la investigación de un atentado, particularmente de sus inductores, se encuentran los informes de inteligencia policial A medio camino entre la prueba testifical y la pericial, estos informes se están haciendo frecuentes en los juicios contra toda modalidad de delincuencia organizada. Reflejan el análisis de investigadores policiales, expertos en la materia, bien sobre la organización criminal investigada, bien sobre el sospechoso en particular, ubicándolo en la estructura interna de la banda, identificando sus funciones y concretando su participación en el delito. Ofrecen una interpretación de conductas, individuales o colectivas, a partir de su conocimiento y experiencia profesionales. Más que una prueba directa de los hechos que se juzgan, los informes de inteligencia policial suelen servir como criterios autorizados a disposición del Tribunal para la interpretación de esos hechos. Cuando empiecen a declarar los investigadores policiales del 11- M, sin duda se contrastarán sus manifestaciones con las declaraciones autoexculpatorias de los procesados y el juicio ofrecerá una visión mucho más amplia del atentado.