Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
100 GENTE VIERNES 16 s 2 s 2007 ABC Lo que sale de una manta del Samur ROSA BELMONTE MADRID. Te sientas a ver un desfile de Spastor y raro, raro, raro, aunque se trate de extraordinaria sastrería masculina. Te sientes como Samantha Jones de Sexo en Nueva York cuando va a ver a su novio, Smith, a aquella obra alternativa en un teatro de Brooklyn. Y por lo menos allí el guaperas se desnudaba mientras hablaba de la cosecha. Los modelos eran como aparecidos (igual que Aparecidas eran las chicas de Duyos, una de las pocas caras conocidas a esas horas) Espectros impecablemente vestidos. O quizá era Pasarela con el vampiro. La música también ayudaba. Y un joven con sombrero de copa sentado entre el público. Inquietante, algo así como Lady Leño en Twin Peaks La mañana, ya la hora del aperitivo, se animó con Andrés Sardá. Siempre un suceso, que dirían los franceses. Si unas chicas de buen ver desfilan en ropa interior hay tres posibilidades: a) es un puticlub, b) es un programa de José Luis Moreno, c) es un desfile de Andrés Sardá. La respuesta correcta, viendo el material y la puesta en escena es la c, no hay duda. La aristocracia de las cabareteras. Ute Lemper con ligas. Los zapatos rojos de la Dorothy de El mago de Oz con tacones de vértigo. Ay, Totó, me parece que ya no estamos en Kansas. Y en la cabeza, el bombín de la hija (Liza) que Dorothy no sabía que tendría. Sisí emperatriz (ese sombrero con el tul blanco) ha salido sin vestir. Y los pechos de dos de las chicas, con sujetadores sin copas, salen envueltos con lazos de satén. Como un regalo. Y para ver todo esto, el propio Andrés Sardá (que al final desaparece como Houdini del front row y aparece en la pasarela con su hija para saludar) Elio Berhanyer, Roberto Torretta y, de fuera del sector textil, Juanjo Millás. Javier Cámara fue al espectáculo de los Locking Shocking. De pronto, para las fotos, se le sen- Spastor explora el lado más femenino de la moda hombre taron al lado los guapos Eloy Azorín y Pablo Rivero, el chiquillo mayor de Cuéntame El muchacho (anda que si lo llega a ver Imanol Arias, mecagüenlaleche) iba pasadito de escote. Sí que es pecho lampiño, pero vaya. ¿A los otros los tengo que conocer? preguntaba una periodista argentina de los que no eran el calvo. Pero para periodista (o así) la venezolana Daniela Kosan de E! Entertaiment Televisión Latinoamérica, que fue chica del tiempo en Venevisión. El primer día, los fotógrafos, al ver la pinta que gasta, se lanzaron a hacerle fotografías. Alguien tenía que ser semejante monumento. Ayer se puso un traje de noche de alfombra roja para trabajar antes del desfile de los brillantes Locking Shocking. La mayor parte de los flashes y las miradas previos se los volvió a llevar ella. Luego llegaría la moda. Las faldas de pelo largo y las máscaras en la cabeza. Mucho más finas que las de Santo, el Enmascarado de plata. La plata se dejó para los vestidos. Y el oro. Igual que Escarlata O Hara hizo un vestido con las cortinas, los Locking lo han hecho con una manta del Samur. Una de las piezas más aplaudidas. Y en la primera fila estaban los Locking para aplaudir al colega Antonio Alvarado. A la espectacular puesta en escena con su propia silueta tras la cortina y al modelo que recibió exclamaciones de los fotógrafos. Un chico con taconazos tipo marinero que merienda nardos. Un valiente. De nuevo las trasparencias, esta vez de Alvarado Kina Fernández presentó a una mujer muy puesta Más información sobre Pasarela Cibeles: http: www. cibeles. ifema. es Y para ver todo esto, el propio Andrés Sardá que al final de su desfile desaparece como Houdini del front row y aparece en la pasarela acompañado por su hija para saludar Un inquietante escenario recreo la colección de Locking Shocking