Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 16- -2- -2007 GENTE www. abc. es gente 99 El mundo intimista y sensual de las glamourosas cabareteras inundo ayer la pasarela En el cabaret de Sardá Entre la sensualidad, el lujo y la sofisticación de las creaciones de Andrés Sardá y los rompedores diseños de Sergio Pastor e Ismael Alcaina de Spastor que exploran el lado femenino de la moda para hombre, transcurrió la cuarta jornada de Cibeles POR SILVIA CASTILLO FOTOS ÁNGEL DE ANTONIO MADRID. Como pasa siempre, en un desfile de Andrés Sardá la expectación es absoluta. El de ayer, de nuevo, fue el más sensual de lo que va de Cibeles, en el que mostró una colección de lencería lujosa y sofisticada, rodeada de un estilismo exquisito. Entre bambalinas, la estrella de un cabaret- -Marlene Dietrich en la retina de todos- -se prepara para salir a escena. Allí, relajada, luce corsés y bustiers estilo años 30 ó 40 con bóxers, camisones y envuelta en delicados saltos de cama, todo en tonos como el rosa palo antiguo y el malva. Después, ya en pleno show, todo son luces, plumas y brillos. La vedette vende ilusiones, cubierta por sugerentes bordados de Chantilly, marabú, terciopelo, raso, satén, encaje Levers, tiras de cristal de Swarovski, un vestido asimétrico de plumas de avestruz cortadas a mano, un sorprendente sujetador sin copa que cubre el pecho con una gran lazada, ligueros de talle alto... Después, la diva se viste de noche, como para una alfombra roja: tops de fiesta estructurados en su interior, sujetadores que se transforman en vestidos de muselina, un traje largo de encaje rojo con el cuello de visón en rojo, otro de lamé dorado plisado, lentejuelas o el que lleva un gran corazón de terciopelo negro combinado con una seda transparente... joyas que no se quedan en un espejismo de pasarela, ya que junto con las prendas de interior, se podrán adquirir en las tiendas de Andrés Sardá. Antes, el dúo Spastor abrió el día con una colección para el invierno de 2008 totalmente masculina y de corte impecable, en una pasarela subida a un metro de altura. Rompedores, mientras la mayoría de los diseñadores introducen en sus colecciones de mujer aspectos masculinos (tejidos, cortes, líneas) Sergio Pastor e Ismael Alcaina exploran el lado femenino de la moda para él. Negro con matices de gris y cámel en chaquetas y abrigos acolchados que ciñen y ciñen la cintura, pantalones ajustados, y chaquetones sin mangas, chaquetas por encima de la línea de flotación, prendas de punto a mano con dibujo de ochos que marcan las hombreras, abrigos de doble faz de cordero... Me apunto al edredón negro- capa y a las bufandas y suéteres con piezas negras de Swarovski. Los Locking Shocking, o sea Ana González y Óscar Benito, mostraron en Bipolar dos colecciones en una para hombre y mujer. Jugando con la idea de la dualidad humana, de la convivencia de dos personalidades enfrentadas, presentaron una primera serie del blanco al oro, de aires dieciochescos (con polisón y todo bajo las faldas o las chaquetas) y una segunda, del plata al negro, futurista e inquietante. Un doble pulso para un doble color que utilizó diferentes materiales en cada tonalidad: lana, cashmere, seda, terciopelo chafado, lamé, ante metalizado, mohair encerado, flecos de pelo humano, cristal de azabache. Antonio Alvarado propuso en su desfile diversos volúmenes, con siluetas fluidas para la mujer y más ajustadas para el hombre. Su desfile transcurrió entre amazonas (con faldas de montar y detalles exagerados de blusas en pecheras, mangas y espaldas) e imitadoras de Barbarella. Cerró Kina Fernández con una colección dirigida a una mujer muy puesta, alejada del casual y el sport, en la que presentó camisas masculinas mil rayas, convertidas en vestidos, y piezas adornadas con macramé de lana.