Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
90 VIERNES deESTRENO VIERNES 16 s 2 s 2007 ABC NOVEDADES EN DVD POR J. I. GARCÍA GARZÓN BANDA SONORA Hollywoodland Universal Varese Sarabande Marcelo Zarzos Varios Autores Quienes, cuando vieran Hollywoodland de Allen Coulter, se sintieran atraídos por su música, tienen ahora la ocasión de elegir, ya que se han editado por separado- -y lo han hecho sellos diferentes- -su partitura original (la score en términos anglosajones) y las canciones que acompañan POR JULIO BRAVO los distintos momentos del filme. Aquella la firma el compositor brasileño Marcelo Zarvos Una mujer difícil y la suya es una música discreta (tanto en el buen como en el mal sentido del término) escrita con oficio, de convencionales subrayados y correctas orquestaciones al uso, donde el piano y la cuerda (tratada con suavidad y delicadeza, con largos acordes) toman protagonismo. La otra banda sonora nos lleva al mundo nocturno que retrata el filme, con músicas de, entre otros, el recientemente desaparecido Frankie Lane, The Platters, Jerry Butler, Lionel Hampton, Little Richard o la Orquesta de Arturo O Farrill. En la tiniebla Después de algunas interpretaciones prescindibles, Demi Moore vuelve a demostrar que es una buena actriz en este apreciable thriller con elementos sobrenaurales, algún toque romántico y una atmósfera de misterio gótico. Lo dirige con sobriedad en el uso del escalofrío el australiano Craig Rosenberg, también guionista, que utiliza de forma notable el agreste paisaje de las costas de Escocia para acentuar el dramatismo de la historia. Demi es una escritora retirada a ese apartado rincón para reponerse de la muerte de su hijo; tras conocer a un apuesto farero, extraños sucesos y las apariciones del niño ahogado la sumirán en una pesadilla. Filmax (15,99 euros) El asesinato de Richard Nixon Como le ocurría a Michael Douglas en Un día de furia el personaje que encarna Sean Penn en esta película basada en una historia real de 1974 soporta sobre sus hombros un cúmulo de problemas personales (económicos, conyugales, profesionales) que le lleva a sentirse víctima de un sistema corrupto, por lo que decide asesinar a quien ve como encarnación del mismo, el presidente Richard Nixon. Con el apoyo en la producción de Leonardo Di Caprio y Alfonso Cuarón entre otros amigos, Niels Mueller debuta en el largometraje con esta interesante historia que protagonizan un Penn pasado de rosca, Naomi Watts y Don Cheadle. Manga (14,99 euros) La condesa Rusa Con guión del escritor Kazuo Ishiguro, de quien ya llevó al cine en 1993 la soberbia novela Lo que queda del día James Ivory nos regala una de sus perfeccionistas puestas en escena (ajustadísimos encuadres, depurada recreación de ambientes, adecuado ritmo narrativo) para centrarse en la historia de amor entre un diplomático norteamericano ciego (Ralph Fiennes) y una refugiada rusa (Natasha Richardson) que transcurre en el Shanghai de 1930, poco antes de la invasión japonesa. Un emocionante aunque en ocasiones distante trabajo que cuenta con excelentes interpretaciones y cuya respiración argumental está próxima a la de Casablanca Sony (8,99 euros) Toni García 300 ace sólo unas horas, y justo después de ver 300 (la esplendida adaptación del cómic de Frank Miller) tuve una reveladora conversación con una periodista alemana sobre la película en cuestión. La mujer sostenía que el filme era fascista y tenía muy claro que lo era porque ensalzaba la guerra No importaba que fuera la adaptación de un cómic, ni que hablara de Esparta (seguramente el pueblo más dado a guerrear de todos los que han existido sobre la tierra) lo único que importaba es que era fascista Tenemos suerte de que los guardianes de la moral tengan a bien instruirnos sobre lo correcto y lo incorrecto, ya que sin duda vamos a necesitar su ayuda cuando se trata de mirar una película que traza una de las líneas más portentosas que jamás han unido viñeta y pantalla. Ya hace unos años que los adalides del séptimo arte visto sólo como una herramienta educacional nos bombardean sobre los efectos colaterales de mirar ciertos tipos de cine, o aún peor, de disfrutarlo. Parece que el entretenimiento, aunque sea con epo- H Es curioso (o penoso) que los sospechosos sean siempre los mismos y que la dichosa corrección política marque la agenda de cualquier estreno peyas tan brutales, memorables y espectaculares como 300 no debe servir para pasarlo bien, ni siquiera para olvidarnos durante un rato de todas las barbaridades que están sucediendo ahí fuera. El cine debe servir sólo y exclusivamente para enseñarnos lo que es ética y moralmente aceptable para hacernos mejores personas. Por eso propongo desde ya que prohibamos cualquier película donde la gente se dis- pare, o se apuñale, o simplemente se pelee, o cualquier otra donde los ejércitos no se retiren en lugar de luchar. Después podemos censurar los insultos, las miradas de reojo (ahí empiezan muchas peleas) o los discursos donde se levante la voz. Prohibamos también cualquier película dirigida por personas sospechosas de no llevar con rectitud su vida privada. Es la hora de utilizar eso de fascista como si fuera Imagen del cómic de Frank Miller en el que se inspira 300 un insecticida, rociando con él todo lo que nos parezca reprobable. Podíamos incluso reclamar un cambio del lenguaje común, y cambiar lo de malo o aburrido por el mucho más simple: fascista Es curioso que cuando apareció la novela gráfica de Frank Miller nadie abriera la boca más que para alabarla y ahora que se estrena una película cuyos (poquísimos) cambios ha diseñado y aprobado el propio autor todo sean palos. También es curioso (o más bien penoso) que los sospechosos sean siempre los mismos y que la dichosa corrección política marque la agenda de cualquier estreno. Hoy le preguntaban a Zack Snyder (director de 300 si consideraba correcto estrenar la película en los tiempos que corren. Me he acordado de cuando Edward Zwyck presentó Estado de sitio (1998) en la que profetizaba sobre los atentados a manos de terroristas islámicos- -y sus consecuencias- -mucho antes del 11- S Le llamaron racista y se quedaron tan anchos, aunque el tiempo le diera la razón. Veremos lo que dice el tiempo de 300 mientras tanto esperaré a que salga en dvd para volverla a disfrutar. Espero que sabrán perdonarme.