Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 VIERNES deESTRENO VIERNES 16 s 2 s 2007 ABC El halcón maltés vuelve a desaparecer Bosque de sombras España 2006 96 minutos Género- -Drama Director- -Koldo Serra Actores- -Gary Oldman, Paddy Considine, Virginie Ledoyen Roban una copia de la mítica escultura venerada en un viejo restaurante de San Francisco, frecuentado por el detective Sam Spade y su creador, Dashiell Hammett PEDRO RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL WASHINGTON. Hollywood se inspira en la vida, ¿o es la vida la que se inspira en Hollywood? En una especie de segunda parte chusca de El halcón maltés -legendaria película protagonizada por Humphrey Bogart y dirigida por John Huston- -una valiosa réplica de la mítica escultura cinematográfica ha sido robada, planteando un nuevo caso ideal para el ficticio pero inolvidable detective Sam Spade, creado por el novelista Dashiell Hammett. La estatuilla en cuestión formaba parte del pequeño museo dedicado a la memoria de Dashiell Hammet dentro de un casi centenario restaurante de San Francisco, el John s Grill de la calle Ellis. El talismán se encontraba en una vitrina de madera y cristal junto a dos decenas de libros valiosos, incluidas copias firmadas por Dashiell Hammett de la novela que inspiró el famoso largometraje de 1941. Pero un pernicioso ladrón, entre el sábado y el domingo, ha logrado forzar la cerradura de la vitrina, limpiando por completo sus mitómanos contenidos. El disgustado dueño, John Konstin, ha denunciado el robo a la Policía local y como aliciente ha ofrecido de su bolsillo una recompensa de 25.000 dólares (unos 19.000 euros al cambio) para recuperar el botín y mantener la fama de su establecimiento, promocionado como la Casa del Halcón Maltés y frecuentado tanto por Dashiell Hammett como por su existencialista personaje Sam Spade, arquetipo de los detectives privados de novela negra. Como si le hubieran robado una escultura de Rodin, el ultrajado empresario de la hostelería ha argumentado que la estatuilla tenía una significado histórico para este restaurante y para esta ciudad, la gente venía de todo el mundo para ver el pájaro y queremos que nos lo devuelvan Desde 1995, la evaporada copia del halcón maltés se encontraba expuesta encima de la mesa 21, donde la leyenda insiste en que Dashiell Hammett escribió parte de la novela del mismo título repleta de codicia, muertes prematuras, intriga y mujeres que no son lo que parecen. Durante la filmación de la película por los estudios Warner se realizaron varias copias ligeras del halcón después de que supuestamente Bogart se quejara del excesivo peso del par de metálicas estatuillas originales, más de 22 kilos por unidad. Tras intentos fallidos de adquisición, el dueño de John s Grill recibió en 1995 Perros humanos JOSÉ MANUEL CUÉLLAR Probablemente Koldo Serra, reputado director de cortos que debuta en largos, sepa que con este trabajo le iban a remitir al Perros de paja de Sam Peckinpah pues la película es deudora de aquella: choque de culturas, de países, de costumbres y el posterior estallido de violencia. Claro que aquí la frescura y latente salvajada del maestro, su inquietante peligro, no está tan presente. Es una narración correcta en la que el drama llega con cierta naturalidad (forzada en algunos tramos) pero creíble en todo momento. Cuenta Serra además con peones valiosos como el mismo Gary Oldman (siempre fiable) y, sobre todo, con el excelente Lluis Homar, uno de los grandes de nuestro cine. Bogart sostiene el famoso pájaro en la película de John Huston como regalo una réplica de escayola firmada por Elisha Cook, en aquel momento el último actor superviviente del filme. Ésta es la copia sustraída en lo que John Konstin creyó al principio que se trataba de una broma de mal gusto. En el colmo de los paralelismos entre realidad y ficción, el restaurador ha contratado los servicios de un amigo suyo con bastante experiencia como detective privado, llamado Jack Immendorf. El investigador, tal vez lo mejor disponible después de San Spade, ha declarado que dispone de varias pistas. En su opinión, quien robó el halcón sabía exactamente lo que estaba haciendo, fueron directamente y no se molestaron con la cubertería, la caja registradora o los vinos más selectos, lo que lleva a creer que, a toda costa, querían el pájaro Invencible EE. UU. 2006 105 minutos Director- -Ericson Core Actores- -Mark Wahlberg, Greg Kinnear La vida de los otros Alemania 2006 145 min Género- -Drama Director- -Florian Henckel Von Donnersmarck Actores- -Ulrich Mühe, Martina Gedeck American coz J. C. En ocasiones, la sabiduría popular no falla. Véase el extraño caso de Vince Papale, taleguero barman metido a estrella de los Filadelfia Eagles a mediados de los 70 gracias a un toque de varita mágica del destino. ¿Cuál fue el mote puesto a Papale por la afición? Evidentemente, Rocky. ¿A qué se parece el biopic resultante? Evidentemente, a Rocky Así, Invencible luce tal telegrafía narrativa que, curiosamente, provoca que se disfrute con el resabio de la prensa deportiva del lunes. Eso, además de unos buenos patadones a seguir: el playground embarrado, el caricaturesco vestuario hiperhostil o el leñero peinado de un Wahlberg más simiesco que infiltrado Noblota. Que es una miaja la nuestra JAVIER CORTIJO Háganse una imagen mental de la escena: en una visita a algún testaferro consular, un grupo de escolares en las postrimerías de la EGB son convencidos, a base de folletos y pegatinas, de que la RDA es un estado moderno, libre y en progreso Corría el año 1985 y hasta el más aplicado de los alumnos se olía que ahí había gato encerrado. 22 años más tarde, lo acaba (acabo, vamos) de comprobar gracias a este peliculón de un gigante (no sólo de estatura) que, curiosamente, tiene mi misma edad. Conclusión: Sebastian Koch y Martina Gedeck más vale tarde que nunca saber qué roña escondía bajo la moqueta un régimen especializado en coleccionar medallas de halterofilia femenina. Por eso, la impresionante historia del patético capitán de la Stasi (la secreta que espiaba hasta el más mínimo aleteo occidentalizante de sus paisanos) descrita en este filme adquiere unas hechuras titánicas y acrecentadas en nuestro recuerdo día a día, algo sumamente raro en estos tiempos del cine- hot dog. Modélica y cronométrica, La vida de los otros le toma el pulso a temas como la soledad más desencajada, la intelectualidad más morosa o el amor más esquivo con una maestría sobrecogedora. Tanto, como la mirada de Ulrich Mühe, perdida, bestial y desengañada. No todo va a ser Good Bye Lenin! Que también. Imprescindible, en verdad.