Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 INTERNACIONAL VIERNES 16 s 2 s 2007 ABC Comienza el juicio de Novartis contra el Gobierno indio por los genéricos ABC NUEVA DELHI. El Tribunal Supremo de Chennai, en el sur de la India, comenzó ayer la vista del caso presentado por la empresa farmacéutica suiza Novartis contra el Gobierno indio, por una norma que le impide patentar uno de sus medicamentos contra la leucemia. Novartis ha denunciado una sección de la ley india que prohíbe patentar medicamentos que no sean estrictamente innovaciones, una cláusula que el Gobierno de Nueva Delhi introdujo hace años a raíz de las presiones de diversos grupos. La petición de Novartis ha suscitado la fuerte oposición de organizaciones como Médicos Sin Fronteras (MSF) que han advertido de que si el tribunal falla a favor del gigante farmacéutico suizo, será mucho más fácil para otras compañías obtener patentes de medicamentos que ahora se fabrican de forma genérica. El medicamento por el que la empresa suiza decidió acudir a los tribunales es el Gleevec un fármaco que se utiliza para tratar un tipo de leucemia y que en la India se fabrica de forma genérica. La cadena de televisión NDTV recogió ayer el caso de un hombre con esa enfermedad en la región norteña de Bihar, que paga 8.000 rupias (unos 135 euros) mensuales por su tratamiento a base de genéricos, una cantidad que contrasta con las 120.000 rupias (unos 2.000 euros) mensuales que cuesta el medicamento patentado por Novartis. La India, donde un tercio de la población vive bajo el umbral de la pobreza, es uno de los pocos países en desarrollo capaces de producir medicinas esenciales de calidad, y estos fármacos se encuentran entre los más baratos del mundo. Novartis emitió ayer un comunicado en el que decía que que su objetivo es aclarar el estado de las leyes indias relativas a la protección de la propiedad intelectual y a la adjudicación de patentes, hechos que son fundamentales para ayudar a los pacientes al crear incentivos para inversiones a largo plazo en I+ D en medicamentos nuevos y mejores Según Novartis, el 99 por ciento de los pacientes tratados con Gleevec en la India reciben el medicamento gratuitamente gracias a un programa de acceso financiado por la compañía. Ofensiva de Blair en Escocia para que los nacionalistas no lleguen al poder El Partido Nacional Escocés promueve un referéndum de independencia que los partidos británicos rechazan s El primer ministro quiere evitar una derrota en mayo EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. Si será más lastre que ventaja, los resultados electorales lo dirán, pero Tony Blair está convencido de que aún puede salvar a los laboristas de perder el poder en Escocia y evitar al Reino Unido el separatismo del Partido Nacional Escocés (SNP) El primer ministro británico comenzó ayer su ofensiva por tierras de Escocia, donde se desplazará con frecuencia antes de la cita electoral del 3 de mayo. Esa fecha, un día después de cumplir diez años en Downing Street, Blair afrontará su última medición en las urnas. Habrá comicios a los parlamentos regionales de Escocia y Gales, y a una parte de los entes locales ingleses. Y los pronósticos indican un nuevo descenso laborista, como ha ocurrido en todas las elecciones, generales o parciales, celebradas en los últimos años. Por eso, hay voces en el laborismo que reclaman a Blair que, ya que no piensa irse hasta el verano, al menos anuncie antes del 3 de mayo la fecha exacta en la que se retirará, con lo que los electores podrán acudir a las urnas dando ya a Blair por acabado. Blair prLas últimas encuestas vaticinan un posible cambio de poder en Escocia, tradicional feudo del Partido Laborista. Éste podría bajar de sus actuales 50 escaños a 41, y ser superado por el SNP, que pasaría de 25 a 44. Los nacionalistas deberían gobernar en coalición con los liberal- demócratas, para los que se prevé un ascenso de sus 17 escaños a 23. De todos modos, la situación parece empatada, pues ese resultado dejaría a un escaño la repetición de la actual mayoría de gobierno de laboristas y liberal- demócratas. etende con su personal campaña detener el alza que está experimentando el SNP que ha re, cobrado su empuje con la vuelta al liderazgo de Alex Salmond y la recuperación de sus mensajes más radicales. El principal reclamo del SNP es la celebración de un referéndum sobre la independencia en el caso de que llegue al poder. La necesidad de una coalición con los liberal- demócratas, opuestos al referéndum al igual que las demás formaciones británicas, ha llevado a Salmond a precisar que la consulta no sería inmediata, pero su intención es que se realice antes de que acabe la legislatura. Los sondeos son contradictorios sobre la posición de los escoceses en relación a la independencia. Mientras unos indican que el 36 por ciento de la población está a favor de mantener la unidad del país y el 31 en contra, con un gran número de indecisos, otros sitúan la opción del independentismo alrededor del 50 por ciento. Mientras, Salmond va lanzando iniciativas separatistas. La última es que la Reina Isabel II siga siendo la cabeza del Estado en el caso de una independencia, como ocurre con algunos países de la Commonwealth, aunque su título en Escocia debería ser otro- -Isabel, Reina de los Escoceses- rechazando que se use el de Reina de Inglaterra y también el de Isabel II, ya que Isabel I fue monarca inglesa antes de la unión política de la isla. Las elecciones también afectan directamente al sucesor de Blair, Gordon Brown. Una debacle laborista sería un mal equipaje para el actual ministro del Tesoro en su traslado del número 11 al número 10 de Downing Street. Si su condición de marcado escocés no sirve para aumentar electoralmente el partido en Escocia, ¿cómo va a hacerlo después en Inglaterra en las elecciones generales, esperadas para 2009? Brown intenta despojarse de la etiqueta escocesa, con llamadas a la britanidad y su apuesta por que Inglaterra acoja la organización de la Copa del Mundo de fútbol en 2018, pero corre el riesgo de no ser querido ni por los nacionalistas del norte ni por los del sur. Contra la leucemia AFP Acuerdo entre el Gobierno y la oposición sobre la Constituyente en Bolivia LA PAZ. El partido gobernante en Bolivia aceptó respetar la norma de que los artículos de la nueva Carta Magna se aprueben con dos tercios de los votos en la Asamblea Constituyente. Según informaron ayer a Efe fuentes de ese órgano, el acuerdo con la oposición se logró en la medianoche del miércoles, mientras el presidente Evo Morales hacía una visita oficial a Brasil, y fue respaldado por 201 de los 247 asambleístas presentes. Morales y su homólogo brasileño, Lula da Silva (en la imagen) anunciaron además el acuerdo para remunerar a precios internacionales los componentes más valiosos del gas boliviano.