Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 16- -2- -2007 ESPAÑA 17 Bermúdez regaña a los intérpretes El presidente del Tibunal, Javier Gómez Bermúdez, interrumpió la sesión a media hora del final para llamar a capítulo a los traductores, que, dijo, no están muy finos Antes les había advertido de que la traducción debía ser simultánea y sin tanta diferencia interpretativa. Las víctimas asistieron al juicio con serenidad Psicólogos de Interior, Comunidad de Madrid, Colegio Oficial de Psicólogos y de las diferentes asociaciones de víctimas asistieron ayer a las pocas víctimas que pudieron enfrentarse a la primera y, por ello, más dura jornada del juicio. Y lo hicieron, afirman, con serenidad Solidaridad del Parlamento Europeo El pleno del Parlamento Europeo expresó su solidaridad con las víctimas del 11- M y dedicó un largo aplauso a cuatro representantes de la Asociación 11- M Afectados del Terrorismo que asistieron desde la tribunal a la votación de un informe sobre terrorismo internacional. La Policía blinda la sede del juicio Un gran despliegue policial, compuesto por más de doscientos agentes y una decena de furgones policiales, blindaba desde la madrugada el perímetro del pabellón de la Audiencia Nacional en la Casa de Campo. Hasta helicópteros y una tanqueta velaban por la seguridad en la zona. El juicio, en la web del Colegio de Abogados El Colegio de Abogados de Madrid retransmitirá el juicio a través de su web (www. icam. es) mediante un enlace con el portal jurídico datadiar. com. Al tiempo que se realice el seguimiento de la vista, se podrán consultar el sumario, las biografías de los acusados y otros documentos de interés. terial de la matanza Abdelmajid Bouchar (quien salió corriendo minutos antes de que sus compañeros se suicidaran en Leganés) intercambió conversación con los otros coautores: Jamal Zougam y Basel Ghalyoun. Estos dos últimos, juntos en el mismo banco, no dejaron de bostezar durante la primera sesión del juicio. Pero el aburrimiento no sólo se apoderó del marroquí y del sirio. También Suárez Trashorras se vio afectado, pero en mayor grado. El minero dio continuas cabezadas pese a que este juicio sí que va con él, al ser el procesado que acumula la mayor petición fiscal: 38.670 años. Cuando no dormitaba, no dejaba de morderse las uñas de su mano izquierda. Ni esa ni la derecha llevaban su alianza de boda, la que recibió de Carmen Toro, hermana de Antonio, en 2003. Pero no fueron los únicos procesados que se aburrieron durante la lectura de la declaración judicial de El Egipcio Mientras Trashorras apoyaba su cabeza en el cristal de la urna, otro grupo de procesados se iban pasando los cascos para oír al intérprete como parte de un juego. Botón de muestra de la integración de los miembros de la célula del 11- M en la sociedad española es el hecho de que sólo seis de los 29 procesados utilizaron cascos para que un traductor simultáneo les diera cuenta de lo que sucedía en el juicio. Curiosamente, los que necesitaron la ayuda del intérprete fueron los que están considerados como ideólogos de la Les enseñé la foto de mi padre y no me aguantaron la mirada Su nombre es lo de menos. Fue Ella, como podía haber sido cualquiera de los familiares de los otros 190 asesinados en los atentados de los trenes. Tuvo energía suficiente para, a sus no más de veinte años, enfrentarse de nuevo a la sinrazón que aquel día le arrancó a su padre. Ayer, como tantas otras víctimas, acudió a la vista oral. Menuda, castaña y con sus gafas de pasta, Ella se sentó entre el público, pero no en cualquier lugar. Apenas un metro y un cristal blindado separaban a esta huérfana de Zougam y Trashorras. Durante el juicio, sus ojos despiertos no quisieron perderse nada. Escuchó con valentía las preguntas de la fiscal a El Egipcio preguntas que caían en saco roto al no querer contestar el procesado. Con discreción y sin que nadie, salvo los que tenía a su lado, se percataran, Ella sacó la foto de su padre y la mostró en silencio a Zougam y a Trashorras, como pidiendo la respuesta que el primer procesado no quiso darle. Fueron unos segundos. Entonces se dio la vuelta, sonrió y, agarrada al brazo de su amiga, le susurró hasta tres veces: Les enseñé la foto de mi padre y no me aguantaron la mirada matanza: Hassan El Haski, Youssef Belhadj y Rabei Osman El Egipcio el único que declaró ayer, aunque sólo respondió a su defensa. Tras el primero de los recesos, Zougam fue el primero en volver al habitáculo blindado. Allí, con una actitud chulesca, se dirigió al policía que cuestodiaba el habitáculo blindado para quejarse de que los bancos no tuvieran respaldo y llevó su mano a la altura de las lumbares para exteriorizar su protesta. No le sirvió de nada, por lo que se limitó a robarle el sitio a Trashorras, que tenía a su espalda la pared. Al terminar la vista no fue este policía, sino una niña la que se enfrentó al presunto terrorista. Coincidía en el tiempo con el final de la sesión de la mañana.