Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN VIERNES 16 s 2 s 2007 ABC AD LIBITUM INOPORTUNO OMO mi responsabilidad en la factura de ABC se circunscribe al cultivo de esta parcelita que me tiene encomendada su director, puedo, sin pecar de vanidad, sacar pecho y mostrar mi orgullo por el hecho de ser una mínima parte en el esfuerzo cotidiano de su elaboración. Un repaso cuidadoso de la prensa nacional, a propósito de los largos prólogos del juicio que comenzó ayer, pone en evidencia a las cabeceras- -digamos- -de la izquierda que, en esta ocasión como en cualquier otra, ven al PP como una perversa sucursal del averno. La mayoría de los diarios, conservadores o inM. MARTÍN calificables, se han enFERRAND tregado a distintas teorías conspirativas que enrarecen el ambiente, dificultan la percepción del hecho judicial, empalidecen cualquier sentencia que pueda producirse y, sobre todo, amplifican el mucho ruido que ya soporta nuestra incómoda convivencia. Creo que estas páginas son, en ese sentido, excepcionales y meritorias, una luz en un túnel oscuro, y lo digo para que conste, porque el juicio del 11- M llegará a producir una hinchazón social de imprevisibles consecuencias. Ignoro si el talento que ha convocado la vista que nos va a entretener, por lo menos, hasta el verano es de naturaleza jurídica o de fibra política; pero, vistos los primeros cohetes de la fiesta, puede anticiparse que, en vísperas de comicios autonómicos y locales, el acontecimiento judicial- -sus ecos mediáticos- -serán la clave de una campaña que, golpe a golpe, irá desgastando, por mucho que fuere, que no lo es, la capacidad de resistencia del partido que, según las crónicas, dirige Mariano Rajoy. En pleno mutis de José María Aznar, Rajoy era el líder y candidato de su partido y Ángel Acebes, el titular de Interior. Ahora, cada mañana, la reseña de las declaraciones y los silencios de los implicados, los alegatos de las defensas y acusaciones, el conocimiento- ¿morboso? -de nuevos detalles y todos los demás vagones que arrastra un tren de dos centenares de muertos serán, incluso desde la mejor de las voluntades, una denuncia contra de la inteligencia, la solvencia y la capacidad previsora de Rajoy y su equipo. Vamos a oír hablar del 11- M como un efecto colateral de nuestra presencia en Irak más de lo mucho que hemos oído desde que se produjo y así, poco a poco, con la perseverancia y precisión de un campeón de los pesos pesados, se irá doliendo el hígado de un partido que no tiene demostrada gran capacidad fajadora. Si la fecha del macrojuicio es buscada, no podría su promotor haber hecho más daño con menos esfuerzo. Si resulta casual, debe entenderse que los dioses no le son propicios a un equipo que, por no atender nunca los más mínimos detalles, no podrá llegar a encontrar el camino de la buena suerte. El ombligo propio es el espejismo del paisaje. De ahí que no convenga mirarlo fijamente. UN JUICIO ÍDOLOS DE LA CUEVA AQUÍ TE QUERÍA VER YO La violencia doméstica constituye una especie de L goteo no ha cesado, sino todo lo contrario. Peterrorismo aparentemente desideologizado y sin orgaro como tendemos a percibirlo al final de cada nización que lo sustente. Lo que no quiere decir que, año, cuando su acumulación ya se ha convertien último extremo, no esté apoyado en la difusa- -pero do en chorro, el número de mujeres asesinadas a cuenomnipresente y permeabilizadora- -ideología destilata de la violencia de género en lo que llevamos de 2007 da por la estructura patriarcal de nuestra sociedad, todavía no parece lo suficientemente alarmante como particularmente agresiva todavía en determinados para que salte a las primeras páginas de los medios, o sectores de la población. Los varones- -que somos mapara que los conductores de las tertulias lo traten coyoritariamente los que mandamos, jueces inmo uno de sus temas estrella de debate. Y, sin cluidos- -seguimos teniendo dificultades en embargo, lo cierto es que las mujeres siguen reconocer esa violencia (y, por tanto, en actuar muriendo a manos de hombres que dicen o sobre ella) salvo cuando ya hay sangre, fractucreen amarlas hasta la locura. Y en una proporras o moratones de por medio. Muy pocos son ción absolutamente inaceptable para un país todavía los capaces de identificar como violenque, como le gusta repetir al señor Rajoy, es la cia doméstica los reiterados y persistentes abuoctava potencia económica del mundo. sos verbales, emocionales o sexuales de los que La situación se prolonga insidiosamente en es víctima en el hogar- -y fuera de él- -un conel segundo año de aplicación de la Ley contra la MANUEL siderable número de mujeres. Y es sobre esas Violencia de Género. Los 500 asesinatos de muRODRÍGUEZ pautas de comportamiento doméstico violenjeres contabilizados desde 1999 hasta anteayer, RIVERO to, que son los primeros estadios de lo que puecuando sucumbió Noelia Pérez Rivero aquí te de venir después si no se atajan a tiempo, conquería ver yo parece que exclamó su agresor tra las que hay que actuar de la mejor manera posible: antes de apuñalarla) constituyen una auténtica tragecon la educación, a medio plazo, y con publicidad, a dia nacional. Nueve mujeres eliminadas en el mes y corto. medio que llevamos de 2007: si la media se mantiene a Es preciso incrementar las iniciativas públicas este ritmo, a finales de año habremos superado con mu- -de ámbito estatal, autonómico o local- -destinadas a cho los 68 asesinatos de 2006 y batiremos los récords refacilitar la identificación del ciclo de la violencia desgistrados en 2003 y 2004. de sus primeras fases: desde la amenaza, la humillaLa sociedad tiene prisa por erradicar esta lacra mación o el insulto, al abusivo chantaje económico o la chista. Y, por eso, a la ley para ello diseñada se le exige violencia indirecta (contra los objetos) e intimidatoun plus de eficacia y contundencia que quizá no se le ria en el hogar. Y es urgente, sobre todo, llevar las camdemande a otras normas. La razón de esta impaciencia pañas informativas y disuasorias a las zonas rurales es elemental: las mujeres amenazadas no pueden espey a las bolsas de población más culturalmente deprimirar con los dedos cruzados a que sus parejas o ex paredas, incluidas las de la emigración. Tolerancia cero jas tengan a bien concederles una prórroga de vida. Es con los agresores, castigos ejemplares, rechazo social. preciso, desde luego, aumentar los presupuestos destiNinguna comprensión hacia las practicas culturanados a la prevención, disponer de más medios, optimiles o religiosas ¿recuerdan el siniestro episodio del zar los sistemas de alerta, habilitar más juzgados, inimán de Fuengirola? que toleran o justifican el malcrementar las penas, aumentar la vigilancia, facilitar trato o la discriminación a la mujer. No podemos sela comunicación entre las amenazadas y la Policía, etguir soportando esta tragedia. Ni esta vergüenza. cétera. Pero, con todo, eso es aún demasiado poco. C E -Eso de llamar autores intelectuales a los asesinos que idearon la matanza del 11- M, debe ser ya la influencia de la Alianza de civilizaciones