Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Jueves 15 de Febrero de 2007 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2007. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.301. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,05 Bélgica: 2,00 Estados Unidos: 2,50 USD. Francia: 2,05 Irlanda: 2,10 Italia: 1,75 Holanda: 2,00 Portugal: 1,35 Reino Unido: 1,20 LE. Suiza: 3.40 CHF. Marruecos. 16 Dh. Luto al cuadrado en la pasarela El martes murió en Montevideo una modelo de 18 años, Elle Ramos, seis meses después de que lo hiciera su hermana Luisel, también modelo. Las autopsias hablan de infarto pero no falta la polémica M. DE LA FUENTE l otro lado del espejo de las maravillas, al otro lado del espejo del perfume francés y del glamur de las pasarelas, en ocasiones espera agazapada la muerte. Entre los volantes y las jaretas, las sisas y los pespuntes, de vez en cuando se escapa, como en un suspiro de letal diseño, el aliento de una adolescente que había hecho de su vida un sueño de desfiles, y de su juventud todo un doctorado escrito con un lápiz de labios, una tesis delicadamente subrayada con rímel. Al otro lado del espejo de las maravillas, el destino se llevó por delante el martes a la modelo uruguaya Eliana Ramos, de 18 años, a la que se encontró muerta a consecuencia de un paro cardiaco, según informa la agencia Afp. Concretamente, la autopsia practicada a Elle, como era conocida la joven Eliana en el mundillo, habla de un fallo cardiaco agudo Desgraciadamente, la muerte no suele dar una sola puntada sin hilo, ya que se da la dramática circunstancia de que el pasado mes de agosto, Luisel, la hermana mayor de Eliana y también modelo, murió repentinamente de otro fallo cardiaco durante un desfile. El fatal desenlace de Luisel (un nombre muy propio del mundo más fashion montevideano) provocó todo tipo de comentarios y suposiciones en la Prensa uruguaya, incluidos los de que apenas si se alimentaba y que únicamente tomaba alguna verdura y gaseosas, hasta el punto de que el padre de la modelo, Luis Ramos, ex futbolista de la selección de su país y del Nacional de Montevideo, se hizo con los servicios de un prestigioso abogado para acabar con lo que consideraba como toda una sarta de mentiras en las que salían a relucir Irene Lozano SABER LA MENTIRA A humanidad es injusta con los mentirosos. No reconoce la importancia de su papel ni cultiva su memoria; los libros están plagados de embusteros malos y en las películas pierden y no se casan con la chica. Por mi parte, tengo en gran estima a los que mienten, pues demuestran la existencia de la verdad. Frente a quienes aseguran que nada es verdadero ni falso, sino subjetivo; y frente al discurso postmoderno que se regodea en demoler todas las certezas (aunque deja a salvo la suya: que no hay certezas) los mentirosos nos recuerdan el valor de la verdad cada vez que mienten. Porque representan lo opuesto a la indiferencia hacia la verdad y, lejos de prescindir de ella, la usan como preciada materia prima con la que elaborar sus tergiversaciones. Al final del juicio que hoy comienza, el tribunal establecerá los hechos probados del 11- M. Y con arreglo a ellos tomará una grave decisión: privar o no de libertad a unos hombres. Los jueces salen en busca de la verdad, y recorren un camino en el que algunos hechos consiguen ser probados y otros no. Si bien al final del recorrido pueden no tener una verdad en mayúsculas y absoluta, habrán obtenido muchas pequeñas verdades, que permitirán nada menos que impartir justicia y resarcir a las víctimas. Afortunadamente, nuestro sistema judicial exige probar la culpabilidad de una persona antes de condenarla. Y lo probado se convierte en un hecho. Gracias a los mentirosos apreciamos la importancia que revisten los hechos frente a las especulaciones; recordamos que no da igual demostrar que conjeturar. Se merecerían un homenaje público, pero por desgracia no se les puede rendir porque, como es esperable, mienten sobre su naturaleza. No se presentan pregonando su interés por la mentira, sino afirmando: Queremos saber la verdad Y nada se puede hacer, salvo estar precavidos. L A Elle y Luisel, hermanas, bellas, modelos... muertas bajo ¿el peso de las dietas? palabras como anorexia y drogas. Según su padre, la muchacha era una auténtica deportista que tan sólo bebía agua y coca- cola light, y con una vida absolutamente normal. Finalmente, la autopsia determinó que Luisel murió de una parada cardiorrespiratoria y no se detectó ningún rastro de estupefacientes. Ahora, apenas seis meses después, Elle, ha seguido el mismo trágico camino que su hermana mayor y todo parece indicar que por las mismas causas, el REUTERS fulminante fallo de un corazón de tan sólo dieciocho primaveras. Masa corporal de más, masa corporal de menos, otra joven relacionada con el planeta de la moda ha muerto de forma tan inesperada como dramática. Por encima de todo queda que al otro lado del espejo de las maravillas, los sueños de Elle se han hecho añicos. Esta misma semana en la Pasarela Cibeles se han tomado medidas. A Eliana le queda el consuelo de que en el backstage del cielo le tomen medidas los ángeles.