Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 15- -2- -2007 GENTE 93 EN SU PUNTO Beatriz Cortázar EN BRAZOS DE SU MADRE EL HIJO DE BERTÍN, POR FIN A Carmen Calvo y Magdalena Álvarez, dos ministras para Victorio Lucchino Esperanza Aguirre en el stand de Mujer hoy corazón Caperucita y los pecho- lobo R. Belmonte MADRID. Mo (hermana de Pe) empezó su jornada en el desfile de Miguel Palacio. Bien de mañana, con un minivestido del diseñador y unas pestañas que, cuando parpadeaba, organizaban una corriente de aire. Palacio regaló a la prensa y a sus invitados dos bolsas de Maltesers. De chocolate blanco y de chocolate negro. El índice de masa corporal, por las nubes. En la pasarela, ningún pantalón, el todo faldas. En el público, Nina Wendelboe (ex de Junot) y Greta (de Greta y los Garbo) sin gorra, con la cara al aire. Todavía menos vestido que Mo llevaría Espido Freire a la hora de Jesús del Pozo, momento en que (artificialmente) nevó. Hay a quien le da igual si es invierno, verano o miércoles. Toda de morado. Vestido, zapatos y bolso. El bolso, una cartera pequeña, era de la marca Hand Made By Herself. O sea, que se la había hecho ella misma (incluso tenía escrito su nombre) Regresó Mo para el desfile de Davidelfín. Ahora de blanco. Aquí había llenazo, por supuesto. Carmen Chacón (que en los últimos Goya iba de Davidelfin) Miguel Bosé (que fotografiaba a su sobrina Bimba, por primera vez desfilando en esta edición) Eva Hache, con los ojos bien abiertos mirando a ver qué se va a poner la temporada que viene (en su programa lleva ropa del rondeño) Elena Benarrocon zapatillas (de Dior, supongo) Bebe, Javier Cámara o Mario Vaquerizo. Salen los primeros modelos y parecen el Conde de Montecristo haciéndose el muerto bien envuelto para escaparse del Castillo de If. El cuerpo es un tesoro envuelto en mantas. Davidelfin, como siempre, estimulante. Con la mudanza en la cabeza, con la silla al cuello, de mochila o por peineta. Eva Hache repetiría en lo de Amaya Arzuaga, desfile al que también acudieron Ernesto Alterio y su mujer, la guapísima Juana Acosta (intérprete de la serie de televisión Génesis Pero lo mejor fue la aparición de Caperucita. La Terremoto de Alcorcón disfrazada de Caperucita y acompañada de sus coristas, que son dos señores con barba y mucho pelo en el pecho (lobo) que se sentaron detrás de la estrella escoltándola. Como si alguien se atreviera a meterse con ella. Cerrarían el día Victorio Lucchino con su propia selección de modelos (desfiló la top Eugenia Volodina) con dos ministras, Carmen Calvo y Magdalena Álvarez (sentadas, no desfilando) y con Valerio Pino, el profesor de pasarela de Supermodelo 2006 que no dio un solo grito. ABC. es ch, Sergi Arola, Beatriz de Orleáns Todas las imágenes de las tres jornadas de Pasarela Cibeles en www. abc. es gente Minivestido baby- doll, una apuesta de Miguel Palacio ún faltarán algunas semanas para que el hijo de Bertín Osborne y su mujer Fabiola Martínez, el pequeño Norberto, pueda conocer su casa. El niño nació cuando aún quedaban tres meses para la fecha prevista y de ahí que permanezca en la unidad de cuidados intensivos de neonatos del hospital de La Paz donde lucha junto a otros prematuros para salir adelante. Como es normal, los más angustiados y deseosos de que las semanas vuelen son sus padres. Natural y sincero, el propio Bertín Orborne ha declarado en sus últimas apariciones que quien peor lo está pasando es Fabiola por no tener a su bebé junto a ella. Una vez recuperada de la casárea que le tuvieron que realizar cuando el médico comprobó que el bebé podía sufrir tras contraer una bacteria, no ha parado de acudir a la UCI donde el tiempo es limitado. Pero la otra mañana Fabiola vivió uno de los momentos más deseados por todas las madres: coger a su hijo en brazos. Al pequeño ya le han quitado algunas de las ayudas que le pusieron y de ahí que su madre le arropara con sus manos mientras le miraba a los ojos sin un cristal que les separara. Desde luego Norberto está en las mejores manos y con los mejores especialistas y de ahí que sus padres confíen en que luchará con todas sus fuerzas para superar este primera prueba que la vida le ha puesto nada más llegar al mundo. Quien ahora cuenta los días que le faltan para dar a luz a su segundo hijo es Lara Dibildos. Lleva un final de embarazo algo incómodo que la tiene casi en reposo y sin ganas de hacer grandes cosas. Lara se cuida y vela por su bebé mientras su novio, el jinete Álvaro Muñoz Escasi, sigue con sus competiciones hípicas. Si hace dos años decidió entrar por teléfono en el programa de Ana Rosa Quintana para aclarar unas imágenes donde se le veía besándose con una joven, esta vez no ha querido aclarar públicamente nada sobre las declaraciones de la mujer que asegura le vio de juerga con sus amigos.