Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
82 CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo JUEVES 15- -2- -2007 ABC El talón de Aquiles del virus del sida Científicos de EE. UU. descubren un punto vulnerable en la superficie del VIH que podría ser la llave para el desarrollo de una vacuna preventiva N. RAMÍREZ DE CASTRO MADRID. El talón de Aquiles del virus del sida se llama gp 120. Esta proteína, que se encuentra en la superficie del VIH, es el punto vulnerable de este virus mutante y escurridizo que invade el sistema inmune, pero sólo cuando se une a un anticuerpo del sistema inmune denominado b 12. Investigadores del Instituto Nacional de la Alergia y las Enfermedades Infecciosas en Bethesda (Estados Unidos) han descubierto este contacto clave que podría ayudar al desarrollo de una vacuna preventiva de la enfermedad. En la revista Nature detallan hoy cómo la unión de esta proteína con el anticuerpo promueve una respuesta de las defensas del organismo capaz de neutralizar la infección. El estudio muestra la imagen, a nivel atómico, de una parte clave de esta proteína de la superficie del virus en el momento en el que se une con el anticuerpo y hace frente a la infección. A diferencia de otras partes del virus que se encuentran en continua mutación, esta zona es estable y, lo más importante, parece vulnerable al ataque del anticuerpo b 12. Este encuentro crítico entre el anticuerpo y la proteína de la superficie del virus se produce en el mismo punto donde las células del sistema inmune CD 4 también se unen a esa puerta de entrada al virus que es la proteína gp 120. Esta zona de debilidad es a la que los investigadores denominan un epítope la parte más pequeña del virus del sida capaz de provocar una respuesta inmune del organismo. La investigación muestra un área crítica de vulnerabilidad a la que dirigir las vacunas, por lo que debe considerarse uno de los hallazgos más importantes de los últimos años, en opinión de Gary Nabel, coautor del estudio. Para llegar a esta conclusión, los investigadores estudiaron a personas cuyos sistemas inmunes parecían frenar el VIH durante largos periodos de tiempo. Así es cómo descubrieron anticuerpos, como el b 12, con una gran capacidad para neutralizar el virus. LA PUERTA DE ENTRADA AL VIH Científicos del Instituto Nacional de la Alergia de EE. UU. han identificado una de las puertas de entrada al VIH, el virus del SIDA 1. El punto débil es una proteína en la superficie del virus, denominada gp 120 Capa doble de lípidos ARN Ribonucleo- proteína 1 proteína gp 120 1 2 anticuerpo b 12 2. Al unirse esta proteína con el anticuerpo del sistema inmune b 12 se produce una respuesta de las defensas del organismo que neutraliza el virus Nucleocápsula VIH La nueva investigación muestra un área crítica de vulnerabilidad que permanece inalterada con las mutaciones La unión de la proteína gp 120 con el anticuerpo b 12 en la superficie del virus da lugar a una grieta en su escudo molecular Se trata de uno de los hallazgos más importantes de los últimos años asegura Gary Nabel, coautor del estudio Una diana clara El virus del sida es como el magran Houdini del mundo de los virus, un escapista con una maquinaria inteligente que frustra las defensas del organismo infectado. Su capacidad para cambiar y transformarse ha hecho imposible utilizar estrategias válidas en otras enfermedades infecciosas, como las vacunas con anticuerpos neutralizantes. Las vacunas más eficaces contra enfermedades como el sarampión o la gripe común generan anticuerpos que neutralizan la infección al entrar en contacto con el virus. En el caso del sida, no se sabía hacia dónde dirigir estos anticuerpos. No había una diana clara. Ahora, los científicos del Instituto de la Alergia de Estados Unidos la han identificado. El VIH elude las defensas naturales del organismo y las que podría inducir una vacuna de forma artificial. Cuanto más aprendíamos de este virus más niveles de defensa encontrábamos frente al sistema inmune. No sólo mutaba rápida y continuamente, sino que también se protegía de los ataques con un escudo molecular de carbohidratos confiesa Peter Kwong, colaborador en la investigación. Llevamos 15 años buscando la zona hacia la que dirigir anticuerpos que neutralicen el virus. Ahora es como si se hubiera encontrado el punto vulnerable del tanque hacia el que dirigir la granada que lo destruya sin tirar a ciegas, como estábamos haciendo. Pero nos falta fabricar el arma, una vacuna con la que entrar en el blindaje del tanque explicó ayer José María Gatell, jefe del servicio de Infecciones del Hospital Clínico de Barcelona. En el desarrollo de esa vacuna podrían tardarse cinco, diez años o más, incluso fracasar. De momento, la investigación estadounidense es un paso importante para su desarrollo, un trabajo que abre una nueva vía de estudio y despeja un camino donde llevábamos años atascados aseguró el doctor Gatell. No todas las vacunas contra el sida se basan en anticuerpos neutralizantes. Otras vías de investigación intentan generar inmunidad celular, aunque hasta la fecha no han logrado el efecto buscado. Quizá el futuro sea desarrollar vacunas mixtas que generen inmunidad celular y anticuerpos. Una nueva vía de trabajo África lanza el mayor ensayo clínico, con 3.000 voluntarios, para probar una vacuna contra el sida La búsqueda de una vacuna capaz de prevenir o, al menos, atenuar la infección es uno de los objetivos más perseguidos. La semana pasada arrancó el mayor ensayo clínico que pone a prueba una posible vacuna contra el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) La vacuna, que lleva el nombre de MRKAd 5 HIV- 1, cuenta con el apoyo de Iniciativa Sudafricana para la Vacuna contra el Sida (SAAVI) y la Red Internacional de Pruebas de la Vacuna contra el Sida. El SAAVI ha informado en un comunicado que los 3.000 voluntarios serán reclutados en cuatro provincias sudafricanas. Los voluntarios que participen tendrán entre 18 y 35 años, ninguno puede estar infectado y tienen que ser activo sexualmente. Las mujeres no pueden estar embarazadas. Todos podrán acceder a tratamiento para evitar infecciones sexuales durante el estudio, incluida la circuncisión, que ha mostrado su capacidad para reducir riesgos. Parte de ellos recibirán placebo y el resto las dosis de la vacuna elaborada con un adenovirus. La vacuna transporta tres genes del VIH pero no contiene el virus, por lo que no puede infectar. El objetivo es que estos genes induzcan en el sistema inmune una respuesta contra el virus produciendo células que reconozcan las células infectadas y acaben con ellas. Datos sobre la investigación y el sida: http: press. nature. com pdf press files nature 15- 02- 2007 nature 055 80. pdf http: unaids. org ABC