Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 15 s 2 s 2007 INTERNACIONAL 33 Más de 300.000 personas se manifestaron ayer en Beirut en el aniversario del asesinato de Rafik Hariri, para exigir justicia internacional contra Siria AP Una multitud pide en Beirut un tribunal internacional para los asesinos de Hariri Eres como un mono, una serpiente, un monstruo, un carnicero... duras palabras de Walid Jumblatt al presidente sirio entre los aplausos de los concentrados LAURA L. CARO ENVIADA ESPECIAL BEIRUT. A las 12: 55 hora local, cuando se cumplían dos años exactos del asesinato de Rafik Hariri, en el marcador de números junto a la tribuna de oradores, cerca de la tumba- santuario donde yacen los restos del ex primer ministro, la cifra de 730 cambiaba por la de 731: los días que han pasado sin llevar a los autores del crimen ante la Justicia. Sobre el cántico de fondo de las mezquitas, y las campanas de las iglesias cristianas al unísono, más de 300.000 personas rompían en un rugido ¡tribunal! ¡tribunal! si cabe más encendido tras el doble atentado el día anterior en el barrio cristiano de Ain Alaq, que acababa con la vida de tres civiles. Y con la paciencia de muchos ciudadanos que ayer- día festivo y de duelo declarado por el primer ministro, Fuad Siniora- -recorrieron kilómetros en autobuses como los que explotaron el martes, en canoas, desafiando el miedo y el despliegue de seguridad digno de un estado de sitio, para asistir a la Plaza de los Mártires amarrados a las banderas nacionales y con la palabra justicia escrita en la cara. Venimos a retar a los que nos aterrorizan con bombas, a decirles que les arrastraremos delante de los jueces protestaba Samir Rabani golpeándose contra el pecho un pañuelo manchado por el sudor, del mismo color celeste de la facción Futuro musulmán de los Hariri. La exigencia del Tribunal Internacional acordado por la ONU el 22 de noviembre, paralizado ante la negativa del presidente del Parlamento, Nabih Berri- -líder de Amal, alineado con las fuerzas pro- sirias- de someterlo a la aprobación de la Asamblea, sólo fue comparable al clamor de la multitud pidiendo la marcha del presidente Èmile Lahoud. A pesar de que su aval no es necesario para activar la Corte, su público rechazo a ésta le ha convertido en más que un traidor ante los partidarios del Gobierno contrarios a Damasco. Sólo el tribunal internacional nos permitirá parar esta serie de asesinatos que han sacudido nuestro país, a nuestros líderes y nuestros políticos hace 30 años. Ha llegado la hora de la verdad, y el último paso para lograrlo será pronto... muy pronto espoleaba a las masas el hijo y heredero político de Hariri, el diputado Saad, difícilmente visible tras una mampara de cristal antibalas de siete centímetros que recordaba, como los centenares de policías y militares y como los antidisturbios y los francotiradores apostados en las cornisas de las casas que circundan la plaza, que hay amenazas pendientes. El dedo en la llaga lo ponía el líder de la minoría drusa, Walid Jumblatt, con una diatriba acusadora contra el presidente sirio, Bashar Al- Assad. Eres como un mono, una serpiente, un monstruo, un carnicero- -proclamaba entre aplausos de apoyo y batir de banderas- este año el tribunal llegará y con él, el castigo y la sentencia de muerte. No nos rendimos al terrorismo, a los explosivos, ni a los partidos totalitarios ni prosirios, ni antisirios Los nombramientos bloquean el acuerdo Al Fatah- Hamás JERUSALÉN. El acuerdo de La Meca alcanzado la semana pasada entre las facciones palestinas de Al Fatah y Hamás está siendo puesto en tela de juicio después de que ayer el presidente palestino, Mahmud Abbás, cancelara su discurso en el que pretendía explicarlo al pueblo palestino. Asimismo, Abbás suspendió su visita prevista a Gaza, donde iba a entregar al primer ministro Ismael Haniyeh la carta en la que le nombraría primer ministro, al tiempo que le encargaría nombrar el nuevo gobierno de unidad. Fuentes palestinas aseguran que el nombramiento del ministro del Interior ha abierto una crisis. Un diario israelí afirma que Haniyeh debía dimitir hoy, pero ayer pospuso su dimisión. Al otro lado de la plaza, cercado por barreras de hormigón custodiadas por centinelas para impedir choques, permanecía ayer el campamento de opositores al régimen de Siniora- -por extrapolación de Saad Hariri, de Jumblatt y también del cristiano Samir Geagea- ajenos a la fiesta de sus adversarios. Órdenes de jefe de Hizbolá, el jeque Hassan Nasralah, que en un artículo en el As- Safir disculpaba ayer su ausencia hablando, a título póstumo, a Rafik Hariri también de Tribunales y de culpas: nuestro único pecado- -se justificaba- -es que rechazamos acusar sin evidencias o convertir tu sangre en un arma de venganza Manifestantes atacados Reto a los terroristas Con palos y piedras, vecinos de las aldeas del Valle de la Bekáa- -el gran feudo de la oposición chií de Hizbolá en el noreste del Líbano- -atacaron anoche e hirieron a diez ocupantes de vehículos que regresaban de la manifestación en homenaje a Hariri. El incidente confirmaba los temores de parte de la población libanesa, que ayer expresaba su convicción de que el atentado del lunes, que causó tres muertos, ha sido un mensaje de advertencia para que se piense que es mejor alejarse de este Gobierno. ABC. es Galería de imágenes sobre el conflicto en Líbano abc. es internacional