Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 14 s 2 s 2007 GENTE 97 Rosana, a la luz de la luna llena de Fuerteventura La artista canaria comenzó la gira de aniversario de su debut con Lunas rotas MANUEL DE LA FUENTE FUERTEVENTURA. Tal vez tenga razón la letra del tango y que veinte años no es nada. Pero a veces diez, tan sólo diez, los diez que han pasado desde que la canaria Rosana Arbelo entrase a saco en el mundo de la música española, sí que parecen mucho, muchísimo. Una década desde que la autora de El talismán se convirtiera casi de la noche a la mañana en uno de los nombres más luminosos de nuestra canción. Diez años desde que editara Lunas rotas un aniversario que la artista lanzaroteña va a celebrar a lo largo de los próximos meses con una gira muy especial, la gira de La Luna Llena que el pasado sábado comenzó en La Oliva, en Fuerteventura, a un tiro de piedra de una de las playas más bellas del planeta, la de Las Dunas de Corralejo. Diez años después, diez años más vieja bromeaba Rosana antes de este primer recital. La verdad es que los primeros años sí que se me pasaron volando, fueron de auténtico vértigo. Después, todo fue mucho más apacible, pasaron de una manera muy bonita. Probablemente desde el tercer álbum, desde Rosana cuando creo que ya empecé a moverme con absoluta fluidez en el medio, y empecé a conocer todas esas cosas que forman parte de la profesión, como la promoción, la lista de Afyve... Rosana acomete estos conciertos que en meses sucesivos la llevarán por varias ciudades españolas acompañada por una magnífica banda de músicos experimentados que forman un bloque a su lado para desarrollar un intenso repertorio repleto de canciones ya populares para todos, como Bebes de mí A fuego lento Sin miedo Pa ti no estoy Contigo Aquel corazón Agua bendita Soñaré que la Arbelo interpretó el sábado con un derroche de poderío marca de la casa, simpatía y conocimiento de una causa por encima de todo, la de la música, con su ya habitual y demoledor paseíllo de diez minutos cantando entre el público. Dos horas de canciones que se suceden en torrente, poniendo una sonrisa en el corazón de los espectadores. La clave del éxito, una varita tan mágica como sencilla que Rosana posee y que conocemos desde hace esos diez años del aniversario. El secreto es divertirse, buscar la sonrisa de la gente, buscar compartir un momento bonito con los espectadores Bajo la luna (no llena, pero repleta de buen rollo) de ese paraíso para el alma y para los sentidos que es Fuerteventura, Rosana sopló la primera vela de las doce que apagará a lo largo de su gira. Profeta en su tierra y en la nuestra, que al fin y al cabo es la de todos, la cantante y compositora canaria puede mirar (y mira) al futuro con el optimismo que le brota por cada poro de su piel, porque siempre (y van diez años) pone toda la carne de su música en el asador de cada canción. Lo que más me preocupa- -explicaba la canaria- es que todo lo que haga sea de verdad, porque en definitiva lo que busco es regalar el cien por cien de lo que tengo en cada momento Siempre estoy en la luna bromeaba Rosana. Tal vez, pero lo mejor es que sus canciones también nos llevan a ella, a la Luna, al mar de la tranquilidad, al mar de la alegría. EN SU PUNTO Beatriz Cortázar LOLITA: YO TAMBIÉN PIDO RESPETO PARA MI FAMILIA stá inmersa en la grabación de su nuevo disco con la producción de Javier Limón y prefiere evadirse de todo y de todos para concentrarse en su trabajo. Pero eso no quita que Lolita no esté al tanto de lo que pasa a su alrededor y mucho más si afecta a su familia. Por eso ahora se congratula tras haber ganado en Segunda Instancia la demanda que puso contra los programas TNT y La pasión de Lola ambos en Telecinco, que la cadena ha recurrido ante el Tribunal Supremo y en cuya sentencia figura una indemnización de 163.000 euros que no se abonarán hasta que se pronuncie el Supremo. Voy a por todas me aseguraba ayer Lolita en referencia a los asuntos de su familia y a los especiales que ha preparado Hormigas blancas (la segunda parte será el jueves a las diez de la noche) Yo también pido respeto para mis muertos. No quiero volver a enterrar a mi hermano, a mi madre y a mi padre dice. Lolita no se queja de los vídeos que aparecen en Hormigas y que salen de los archivos sino de los debates que se hacen a posteriori. Llevo 30 años trabajando, luchando, sin meterme con nadie... nunca he tenido problemas con los programas hasta ahora comenta. Lolita sabe muy bien lo que es llorar y sufrir por un familiar. Yo sé lo que es perder un hermano de la noche a la mañana y al igual que se pide respeto por la muerte de Érika Ortiz yo lo pido para mi familia. Y lo digo con todos los respetos a la Familia Real a los que he enviado una carta de pésame explica. Lolita no quiere portavoces ni defensores, sólo que no le hagan sufrir con los capítulos más amargos de su vida. Han dicho que era la chacha de Paquirri, de Guillermo han comentado cosas tremendas... Insisto en que voy a por todas y me da igual quien hable añade. Durante las próximas semanas su principal objetivo es sacar adelante el nuevo disco que que presentará el próximo mes de abril. Y a su lado, siempre cerca, tiene a su novio Pablo Durán que pronto estrenará su última película. E La cantante está muy ilusionada con su nuevo trabajo ÁNGEL DE ANTONIO Gira española El príncipe Guillermo de Inglaterra y su novia podrían casarse en 2008 LONDRES. Tras más de cinco años de discreto noviazgo, el príncipe Guillermo y Kate Middelton- -según publica la revista People -ya tienen fecha para su boda: será en julio de 2008. Aunque el príncipe, de 24 años, ha señalado en varias ocasiones que no se casaría hasta cumplir los 28, sus consejeros y su entorno más cercano le han convencido de los inconvenientes y, sobre todo, de lo injusto que sería para Kate retrasar más el enlace. La joven pareja había pensado anunciar su boda el próximo otoño, pero sus planes se han visto alterados, ya que este anuncio podría ensombrecer las celebraciones en noviembre de las bodas de diamante de la Reina Isabel. La pareja, el pasado domingo, en un partido de rugby AP