Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 14- -2- -2007 Gilbert George evocan los atentados de Londres del 7- J en la Tate Modern 81 Más le vale a Helen Mirren ganar el Oscar, he apostado por ella Judi Dench s Candidata al Oscar como mejor actriz por Diario de un escándalo que yo compararía con Ian McKellen... un actor que tiene 25 maneras distintas de hacer una escena y siempre sabe cuál es la correcta. Por supuesto, es tarea del director escoger la toma, pero trabajar con alguien que tenga esa capacidad es maravilloso. Cate es una actriz fabulosa de una sensibilidad impresionante. TONI GARCÍA BERLÍN. Nominada al Oscar por Diario de un escándalo junto a su compañera de reparto y convertida en un rostro reconocible para el gran público gracias a su participación en las últimas entregas de James Bond, la siempre excelente Judy Dench habló con ABC de su participación en la película de Richard Eyre y de sus preferencias para la noche de las estatuillas doradas. Diario de un escándalo es un drama con toques de thriller sobre dos amigas metidas en una relación llena de equívocos (Blanchett y Dench) que acaba por explotar en las narices del espectador. REUTERS -No la llamaría monstruo, como dicen algunos. Diría que es una persona confusa, emocionalmente está en un lío terrible, como un niño... ¿Cómo definiría su personaje? Banderas defiende su filme en Berlín Antonio Banderas defendió su filme El camino de los ingleses en el Festival de Berlín. A algunos no les gustan las imágenes surrealistas del filme, pero yo no soy sueco, ni ruso, vengo de Andalucía, crecí entre el flamenco y las corridas clamó Banderas ¿Qué opina de su nominación a los Oscar? -Supongo que es algo bueno trabajar con un director con el que tiene un pasado en común. -Lo bueno de haber trabajado ya con alguien es que no necesitas elaboradas descripciones de lo que el personaje necesita, él simplemente me dice con cuatro palabras lo que busca y yo lo hago como él quiere; esa confianza no tiene precio. -Que es terriblemente excitante y que me encanta estar nominada. Lo mejor de los Oscar es ir allí con mi marido, meternos en la ceremonia y empezar a decir: ¡Mira, Jack Nicholson! Claro, nos hemos pasado la vida viéndole en El resplandor y ahora vemos que es de tamaño natural... Lo mejor de los Oscar es el entusiasmo adolescente que sentimos. ¡Y más le vale ganar, porque he apostado por ella! No lo digo en broma, siempre me ha gustado apostar y me he jugado un buen dinero por ella, así que más vale que no me falle. Marianne Faithfull y Woody Harrelson: la otra cara del acto The Walker de Paul Schrader, e Irina Palm de Sam Garbaski, mal menú del día E. RODRÍGUEZ MARCHANTE ENVIADO ESPECIAL BERLÍN. Trece y martes: ni te cases, ni te embarques... ni veas las películas oficiales de la Berlinale, que estaban impregnadas de ese improbable maleficio. Fuera de ese alcance se quedó afortunadamente para él Antonio Banderas, que viene aquí para quedarse: ayer estaba con su película El camino de los ingleses en una sección paralela, y mañana es el protagonista junto a Jennifer López de Bordertown película a competición. Dentro del ajo del concurso hubo una severísima película argentina, El otro de Ariel Rotter, y una inglesa bastante fulera titulada Irina Palm de Sam Garbarski, y como guinda especial la de Paul Schrader, The Walker Fue, así en completo, una sesión de escalada más que de cine. La jornada anterior había sido la de las grandes actrices, con Judi Dench y Cate Blanchett, y la de ayer no prometía menos, con Lauren Bacall y Cristin Scott Thomas en The Walker y con Marianne Faithfull en Irina Palm las dos primeras no pueden superar el escollo del propio Schrader, narrativamente torpe y plano, pero sobre todo la presencia de Woody Harrelson, especialista en tapar personajes incluido el que él interpreta; en cuanto a la segunda, la histórica del rock Marianne Faithfull, gran cantante y gran icono, es una de las peores actrices de las diez o doce últimas generaciones, con lo que su peculiar papel aquí se convierte en un gran bluff Lo de Schrader parecía que se iba a titular Washinton gigoló y que iba a ser como una readaptación política a estos tiempos de su lejano American gigoló Es una tediosa y engorrosa mezcla de cine de intriga política y diseño pseudohortera en el que, a falta de otros intereses, ha de agarrarse uno a un puñadete de frases ingeniosas. En cuanto a sus intenciones, pues probablemente era la mayor incógnita que tenía The Walker Las intenciones de la película británica sí eran buenas y claras: Irina Palm es el personaje que crea Marianne Faithfull en su peculiar trabajo, al que está obligada por trágicas circunstancias (sacar dinero para salvar la vida a su nieto, en garras de una enfermedad que sólo la curan en Australia La abuelita se convierte cada día en Irina Palm, estrella de un prostíbulo gracias a sus maravillosas manos... Queriendo o sin querer, el caso es que el director no puede evitar que la supuesta tragedia no prospere y se quede convertido aquello en una media comedia preñada de situaciones absurdas y soluciones de guión entre tópicas y tontas. La argentina sí que era un puro borde; el actor especialista en no muecas Julio Chávez crea un personaje y le da una dimensión profunda: alguien en una encrucijada, en ese momento en el que no sabe si continuar con su vida cotidianamente enfilada o buscar a ese Otro que también puede ser él. Muy rigurosa, muy bien calibrada en las dosis que ofrece y que oculta... película inteligente y auténtica El otro pero tan desaboría como un finlandés con unas castañuelas. -Pero la favorita es Helen Miren... -El comportamiento de Bárbara (el personaje de Dench en la película) es muy reprochable, pero nunca había hecho algo así antes y era todo un desafío, aunque de esto también estoy bastantes segura- -nunca más vuelva a repetir un personaje como este. También era importante poder contar con un guionista tan prestigioso como Patrick Marber y lo que me decidió del todo es poder trabajar con Cate Blanchett. -Nunca había coincidido con ella en escena. Habíamos trabajado juntas con Lase Hallstrom, pero aunque coincidimos en el plató nunca tuvimos la oportunidad de hacer una escena las dos. Cate es una actriz ¿Qué le impulsó a aceptar este personaje? -Parece que su último filme con James Bond ha sido un triunfo total y absoluto. -Si, y lo cierto es que ahí os habéis equivocado muchísimo con Daniel (Craig) Todos le dabais por muerto antes de tiempo, diciendo que no servía. -Pierce Brosnan es absoluta y totalmente encantador y Daniel Craig es... absoluta y totalmente encantador (sonríe) ¿Cuál es la diferencia entre trabajar con Pierce Brosnan y hacerlo con Daniel Craig? ¿Qué le gusta más de ella? -Me encanta ser el jefe de Bond y si te digo la verdad cada vez que hago una película de este tipo es como un soplo de aire fresco. Me permite relajarme. -Uff... Es una buena pregunta. Creo que dependería de la obra de teatro o de la película. ¿Disfruta haciendo de M ¿Qué haría si un día la obligaran a escoger entre cine y teatro? Más información sobre el festival: http: www. berlinale. de