Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
76 CULTURAyESPECTÁCULOS MARTES 13 s 2 s 2007 ABC José Ángel García de Cortázar hace memoria en el Aula de Cultura de ABC M. DE LA FUENTE MADRID. A quien copió este libro déle Dios paraíso, Pedro Abbat lo hizo en el mes de mayo, en el año de la era cristiana de 1207 Este libro no es otro que el Poema de Mío Cid de cuya conclusión se cumplen ahora ocho siglos. Con este aniversario como excusa José Ángel García de Cortázar, catedrático de Historia Medieval de la Universidad de Cantabria, pronuncia hoy en el Aula de Cultura de ABC (Centro Cultural del Círculo de Lectores, O Donnell, 10) que patrocina la Fundación Vocento, una conferencia bajo el título de Memoria histórica, memoria heroica. En el VIII centenario del Poema de Mío Cid Aunque el poema dedicado a Rodrigo Díaz de Vivar no es desde luego- -como señala García de Cortázar- un poema político, sí fue un poema políticamente castellano y un texto que contribuyó decisivamente a la creación de la memoria histórica de Castilla. El autor del Cantar recogió y difundió dicha memoria, que floreció intensamente en la primera década del siglo XIII, cuando Alfonso VIII, que en 1195 había sido derrotado en Alarcos por los musulmanes, necesitaba infundir esperanza y coraje a su gente para preparar un desquite que a la postre tuvo lugar en 1212 en las Navas de Tolosa. Evidentemente, la memoria histórica vale para algo. Y en el Cantar se compone de cinco elementos muy claros como explica Cortázar. El primero sería el héroe victorioso, el Cid; el segundo, la imprescindible fidelidad al rey; el tercero, la confianza en la victoria con la ayuda de Dios; el cuarto, el ascenso de los infanzones, quienes podían subir en la escala social y económica participando en la guerra; y, por último, la constatación del poderío castellano, articulado en torno a la figura de sus jueces legendarios, y el conde Fernán González ¿Puede caer el historiador en la tentación de investigar el pasado con una mirada excesivamente contemporánea? García de Cortázar apunta: El historiador es hijo de su tiempo y el historiador de 2007 se hace unas preguntas que no se hizo el de 1960 o el de 1980, pero desde luego se debe esperar su honestidad al interpretar las posibles respuestas que dé ese pasado. Cada época tiene sus preocupaciones, y no es de extrañar que surjan libros que, por ejemplo, estudien el medio ambiente en la Edad Media Goya es como Shakespeare: inagotable Siri Hustvedt s Escritora empezaron a ejercer una mezcla de miedo, atracción y repulsión que nunca se ha extinguido, esta tarde habla para los Amigos del Museo del Prado sobre la potencia emocional de Goya y su influencia en el arte contemporáneo de cómo algunas de las más turbadoras imágenes de Los desastres de la guerra y Los caprichos han dejado una huella profunda en muchos artistas contemporáneos. Con el azul escandinavo de sus ojos- -su familia, de origen noruego se instaló en Minesota- Hustvedt (la palabra significa claro o calvero puntúa el análisis de bisturí con carcajadas de cristal, un helado ardor que incrementa una aureola de misterio que multiplica su encanto. Nunca ha dejado de dibujar, y su interés por el arte no ha cesado nunca. Sobre Goya ha hablado en la Studio School de Nueva York. Así regresó a su temprano temblor ante Los caprichos A Goya ha dedicado lo que ella define como la segunda gran expedición cultural de su vida después de la que dedicó a Charles Dickens. Para ella, Goya es como Shakespeare: inagotable Escribir de arte no consiste en contenerlo, encerrarlo en una suerte de frío análisis, sino introducirse lo más profundamente en la obra, sabiendo que siempre hay algo que se te escapa dice. Creo que de esa manera, de ese acercamiento humilde, siempre surge algo interesante. La experiencia del arte es siempre entre un ojo vivo y los rastros de un tú viviente: es un diálogo entre el espectador y lo visto. Y, aunque trato de no incluirme yo en esos escritos, acabo apareciendo siempre de alguna manera Acerca de las interpretaciones suscitadas por obras como El sueño de la razón produce monstruos Hustvedt destaca la ambigüedad fundamental de Los caprichos que muchos estudiosos han querido eliminar Para ella, su riqueza radica precisamente en su ambigüedad Aunque admite que ésa podría ser una aproximación posmoderna no olvida la presencia de lo demoníaco en la imaginación goyesca Tras una infancia en la pradera, en la que siempre se sintió como una chica seria y vieja se hizo una empedernida vecina de la ciudad de cristal Vive en Brooklyn con el misterioso P. A. En no acabar nunca de conocer al otro fija uno de los fundamentos del deseo. A la última pregunta, ¿quién es S. H. que subraya con otra carcajada, responde: No tengo la menor idea Almudena Grandes publica su novela más arriesgada, El corazón helado A. ASTORGA MADRID. Amor, tristeza, historia y amargura. Sobre estos cuatro jinetes del apocalipsis sentimental ha construido Almudena Grandes la que ya considera su novela más arriesgada El corazón helado (Tusquets) Es, de principio a fin, una obra de ficción, pero los episodios más novelescos, más dramáticos e inverosímiles de cuantos narro están inspirados en hechos reales ¿Cuáles? Los pozos de Arucas, en Gran Canaria, que existen, bautizados como los del grito de las brujas O las mujeres madrileñas que se iban al frente a insultar a los desertores en los peores momentos de noviembre de 1936, y preferían aguantar los bombardeos de pie, en plena calle, para vitorear a sus pilotos, en lugar de correr a los refugios... Luego está el riesgo del tono: Yo quería que fuera una novela política, pero no panfletaria, porque los panfletos son malos para el libro, y para la ideología que pretenden defender. Para esquivar el peligro del panfleto, una posibilidad era abordar el asunto desde los sentimientos de los personajes, pero las novelas sentimentales pueden derivar hacia el sentimentalismo, y no quería que me saliera una obra ni sentimentalista ni blanda. Es, en fin, una novela sobre la historia, no un libro de historia. Por la memoria me he sentido muy responsable escribiéndola Espera Almudena Grandes que a los lectores, el corazón se les hiele, y luego se les caliente que es un poco lo que le pasa a Álvaro Carrión, el protagonista de una historia que transcurre entre citas de Machado. A Álvaro Carrión se le hiela el corazón al comprender de dónde viene, quién era su padre, y algunos historias que su familia nunca le contó, pero es también la historia de cómo consigue encontrar calor, y reconstruirse a sí mismo. Almudena Grandes dice que ha querido iluminar zonas no claras del franquismo, del que tenemos dos imágenes: cuando se gana la guerra y se muere Franco, pero hubo muchos años, y una generación entera, y esa parte está como borrada, ausente de la memoria Ha leído centenares de libros, visionado películas y documentales, junto a sus hijos, y hoy cree que la sociedad española ha perdonado, porque si no la convivencia sería imposible SIGEFREDO Su talento como escritora empieza a sobreponerse a la condición de mujer de Paul Auster La novelista habla hoy en Madrid de su pasión por Los caprichos ALFONSO ARMADA MADRID. Hace tiempo que dejó de ser la mujer de para cotizar por lo que vale: una escritora concienzuda y transparente, con voz propia, capaz de deslumbrar con sus ensayos sobre la memoria, la literatura y los misterios del deseo, recogidos en Una súplica para Eros (Circe, 2006) y con sus novelas: el año pasado apareció Todo cuanto amé (Anagrama) quizá su obra más lograda y donde despliega su particular mirada sobre la pintura. Fascinada por Los caprichos desde que los descubrió de niña, en que Interpretaciones Helar y calentar el corazón EFE Inaugurada en Valencia la Dama Ibérica de Valdés Manolo Valdés, autor del monumento Dama Ibérica inaugurado ayer, aseguró que Valencia necesita más esculturas como ésta para satisfacer las diferentes sensibilidades artísticas que pueda haber en la ciudad La obra, de 18 metros de altura, se ha situado en la rotonda de la avenida Corts Valencianes con la calle Safor