Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
74 CULTURAyESPECTÁCULOS www. abc. es culturayespectaculos MARTES 13- -2- -2007 ABC Las Dixie Chicks, con los cinco Grammy logrados la noche del domingo en Los Ángeles EPA Los premios Grammy, entre el orgullo antiBush y el plante de los artistas latinos Las Dixie Chicks, que fueron vetadas y perdieron público por criticar a Bush, fueron las grandes triunfadoras de la noche ANNA GRAU SERVICIO ESPECIAL NUEVA YORK. La 49 edición de los premios Grammy fue este domingo una feria de las contradicciones: hubo orgullo antiBush con la arrasada victoria de las Dixie Chicks, hubo plante de los artistas latinos para denunciar el prejuicio que padecen, se tocó con la punta de los dedos el sueño de la reunificación de The Police... Los cinco galardones, cinco, cosechados por las Dixie Chicks son algo más que un homenaje a la trayectoria de este trío femenino de música country creado en Dallas en 1984 y que empezó a arrasar a finales de los 90. En 2003 las pusieron en el disparadero unas declaraciones de la líder y vocalista, Natalie Maines. Ante la guerra de Irak, dijo que se sentía avergonzada de compartir la patria chica texana con George W. Bush. Las Dixie Chicks sufrieron varios vetos y perdieron de un plumazo a la mitad de los asistentes a sus conciertos. Ahora todo ha cambiado, claro está. Sobre todo ha cambiado el punto de vista de la industria, mucho más proclive a premiar a estas tres chicas respondonas y sin embargo coquetas, de lo más fashion. Son una especie de Spice Girls, pero en country. Hay quienes se preguntan dónde estarían sin ser las niñas mimadas de la izquierda hollywoodiense, ávida ahora de dar visibilidad a los artistas antiBush. Sin embargo, pocos dudan de que las inquietudes políticas de Maines y sus compañeras eran sinceras y se arriesgaron mucho cuando hicieron sus tempranas declaraciones, que en aquel momento no encarnaban ni el sentir mayoritario del público americano ni, mucho menos, el de los seguidores de su música, el country. Pero si las Dixie Chicks encarnaban las luces de la corrección política de la gala, en la sombra quedaba el plante masivo de los artistas latinos, con el grupo Maná a la cabeza. La banda mexicana, galardonada con el Grammy al mejor álbum de rock latino por su trabajo Amar es combatir declinó asistir a recoger el premio. Muchos hicieron lo mismo. Era ésta una protesta por una discriminación sistemática de la que están muy hartos: los Grammy a los artistas latinos se entregan en una ceremonia previa a la de los artistas de habla inglesa, que no se ve por televisión. La sensación general es de recoger el galardón por la puerta de atrás y, hasta nueva orden, han dicho que basta. Sólo las caderas de Shakira- -como artista invitada a la gala, pero no premiada- -animaron la función y el cotarro. Pero, con todo, la noche tuvo su momento de emoción fulminante. El Staples Center de Los Ángeles casi se viene abajo, con 12.000 almas a bordo, cuando en su escenario surgió la conjunción estelar de Sting, Stewart Copeland y Andy Summers, los integrantes del mítico grupo The Police, reunido treinta años después de su disolución. Hasta ahora, sólo habían vuelto a juntarse para tocar en ocasiones muy puntuales, como conciertos benéficos o la boda de su líder. Pero esto era distinto. Somos The Police y hemos vuelto anunció Sting, atacando los primeros acordes de Roxanne El pasado parecía volver con todas las fuerzas de su belleza. Y, después de Roxanne bruscamente el vacío. Los tres se retiraron en buen orden, dejando algo más que la miel en los labios a sus seguidores. La legendaria banda británica confirmó ayer, a través de un comunicado, su reunificación para realizar una gira internacional. Como para que no falte ningún puntito de sazón en una noche ya tan especiada de polémicas políticas, resulta que la ruptura de este grupo no se debió sólo al clásico choque de egos que ya hiciera estallar a los Beatles o envenenara a los Stones: hay diferencias ideológicas gravísimas, parece que insalvables, entre el progresista Sting y Stewart Copeland, con un pensamiento bastante más acorde con su condición de hijo de un exagente de la CIA. Más información sobre los premios: http: www. grammy. com El regreso de The Police Tres chicas respondonas