Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 ECONOMÍAsMOTOR DIVISIÓN AUTOMOCIÓN. SITUACIÓN ACTUAL ESPAÑA MARTES 13 s 2 s 2007 ABC Bergé, en la cima de la distribución La empresa española Bergé Automoción ya es uno de los mayores grupos industriales de venta de automóviles y en 2006 facturó 2.000 millones de euros, con más de 100.000 vehículos matriculados FRANCISCO DEL BRIO SANTIAGO DE CHILE. Fernando D Ornellas, consejero delegado del grupo español Bergé Automoción, no podía ocultar su satisfacción y alabar el trabajo del equipo humano que dirige, al comunicar en la capital chilena los resultados de su compañía, que en 2006 alcanzó una facturación de 2.000 millones de euros, lo que representa un incremento del 33,3 respecto del ejercicio de 2005, en el que llegó a 1.500 millones de euros. Estos resultados son el fruto de la venta en 2006 de 105.000 vehículos a través de la distribución y venta retail lo que representa un crecimiento del 12,3 respecto del ejercicio anterior. Fundamentalmente, la mayor parte de las ventas de este grupo tienen su origen en España, donde es el indiscutible líder de la distribución de vehículos, con nueve marcas representadas, que suponen el 70 de su producción mundial. En este contexto español es importante anotar que en un entorno de mercado que el pasado año registró una caída de matriculaciones próxima al 2 las ventas del conjunto de marcas distribuidas por Bergé (Cadillac, Hyundai, Hummer, Lexus, Subaru, SsangYong, Isuzu, Tata Motors y Kia Canarias) obtuvieron un resultado de 69.521 vehículos vendidos, frente a los 63.058 de 2005. Sin embargo, para superar el listón psicológico de los 100.000 vehículos ha sido fundamental la participación del negocio exterior del grupo y muy especialmente la actividad en Iberoamérica. Pero veamos con alguna perspectiva histórica la evolución de este grupo que, de la ma- MÉXICO En 2006 Bergé Automoción ha saltado la barrera psicológica de los 100.000 vehículos vendidos en un año. En concreto vendió 105.000 unidades, con una cifra de negocio de 2.000 millones de euros. El objetivo mundial para 2007 es de 120.000 unidades, con un incremento del 14,28 En la actualidad Bergé Automoción está presente en siete países, lo que representa un total de 22 marcas, con una red de más de 500 concesionarios. Barrera psicológica PERÚ POLONIA ARGENTINA CHILE PORTUGAL no de Toyota inició el negocio en 1985, con la liberalización de las importaciones de automóviles de terceros países y, más tarde, con la incorporación de Chrysler- Jeep y Hyundai en 1992. En la actualidad Bergé Automoción está presente en tres países europeos (España, Portugal y Polonia) y cuatro iberoamericanos (México, Chile, Perú y Argentina) representando a 22 marcas y colaborando con una red independiente de más de 500 concesionarios. D Ornellas manifestó su confianza y esperanza en el mercado polaco, que después de España será el primer país en la recepción de las futuras ayudas de la Unión Europea, para su desarrollo afirmó. Pero sin duda, la mayor confianza del consejero delegado de Bergé Automoción está depositada en el nuevo continente, especialmente en Chile. Sus operaciones americanas se iniciaron con la participación del grupo chileno Sigdo Koopers, con el que constituyó hace seis años la sociedad SKBergé, con la que opera en los cuatro países citados. En estos seis años las ventas en Iberoamérica de SKBergé han pasado de 8.262 unidades en 2001 a 29.379 unidades en 2007. En la actualidad Chile es la principal fuente de ventas. Con diez marcas representadas (Chrysler, Jeep, Dodge, Mitsubishi, Fiat, Alfa Romeo, Lancia, SsangYong, Ferrari y Maserati) las ventas globales del grupo representan el 11,2 del total del país andino, en el que desde sus inicios el incremento de sus operaciones ha sido del 169,3 desde 2001 a 2006, año en el que vendió 21.109 vehículos, con una red de 137 puntos de venta en la que trabajan alrededor de 1.600 personas. México, el mejor futuro Sin embargo, D Ornellas tiene muy claro que el mayor potencial de negocio se encuentra en Algunos concesionarios de Bergé en Chile comparten varias marcas diferentes F. B. R. México, que con un mercado anual en torno a 1,2 millones de coches y un crecimiento del 3 permite aventurar unos márgenes de beneficios algo superiores al 3 lo que en el sector de automoción hay que contemplar como muy bueno. Puntualizó D Ornellas que con la llegada del nuevo presidente Calderón habrá una mayor estabilización económica en el país que permitirá incrementar el parque de automóviles y superar ampliamente su tasa de crecimiento. Para el ejercicio de 2007 Bergé Automoción se ha marcado como objetivo una cifra de 120.000 vehículos, reto que según su consejero delegado es posible alcanzar, con los planes de expansión del grupo, que pasan por operar en nuevos mercados americanos, de los que sólo descartó Venezuela y Bolivia, por la falta de una sólida estabilidad económica, y Brasil. Finalmente D Ornellas afirmó que en 2007 su grupo iniciaría la venta de coches de origen chino, primero en Perú y después en Chile. Más adelante se supo que SKBergé había cerrado un acuerdo con Santander Consumer Finance, para crear una sociedad dedicada a la financiación del consumo en Chile, para automoción y bienes de consumo duradero, como el de las tarjetas de crédito. ABC Bergé Automoción es el grupo líder en este negocio en España, donde el año pasado vendió 69.521 vehículos