Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 INTERNACIONAL MARTES 13 s 2 s 2007 ABC Egipto libera a Abu Omar, el imán milanés secuestrado por la CIA JUAN VICENTE BOO CORRESPONSAL ROMA. Las autoridades egipcias han puesto en libertad condicionada al imán Abu Omar, secuestrado por la CIA con ayuda de los servicios secretos italianos el 17 de febrero del 2003 en una calle de Milán, desde donde fue trasladado a la base aérea de Aviano, después a la de Ramstein en Alemania, y finalmente a Egipto, donde también sufrió torturas. Los agentes de la CIA utilizaron dos minirreactores, un Learjet y un Gulfstream. Aunque el Gobierno egipcio le ha ordenado limitar sus declaraciones, so pena de volver a la cárcel, Abu Omar manifestó ayer desde la casa de su familia en Alejandría que he sido reducido a un residuo de ser humano. No puedo decir nada más, y no puedo salir del país, pues no quiero ir otra vez a la cárcel Desde El Cairo, su abogado añadió que Abu Omar piensa presentar denuncia contra Silvio Berlusconi como responsable de su secuestro. Nicolas Sarkozy y Angela Merkel, ayer durante una visita del candidato presidencial francés a la Cancillería de Berlín AFP La política fiscal se instala en el centro de la campaña electoral francesa Royal es acusada de hacer promesas irresponsables y Sarkozy de no precisar cómo se financiará el gasto público con las reducciones de impuestos de su programa JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. La fiscalidad, subida o bajada de impuestos, se ha instalado en el corazón de la campaña presidencial. Según un sondeo hecho público ayer, pero realizado un día antes que Ségolène presentase sus cien promesas electorales, la candidata socialista perdería en la segunda vuelta contra Sarkozy por un 47 por ciento frente a un 53 en intenciones de voto. ¿Cambiará esa tendencia la presentación de las nuevas iniciativas de los dos grandes candidatos? Ségolène es acusada de hacer promesas irresponsables. François Bayrou, candidato centrista, con aspiraciones a modificar el rumbo de la campaña, estima que el nuevo programa socialista agravaría en otros 80.000 o 110.000 millones de euros los actuales déficits del Estado, cuyo endeudamiento es una de las grandes tragedias nacionales. Sarkozy ha prometido 68.000 millones de reducciones de impuestos. Es acusado de no precisar cómo podrá financiarse el gasto público, tras tales recortes de fondo, que son una parte esencial del programa del candidato conservador, cuyo programa reposa en estos principios básicos: menos gasto público y saneamiento de las finanzas del Estado. Desde la izquierda nacionalista, Jean- Pierre Chevènement apoya el gasto público afirmando que las reducciones de impuestos proyectadas por Sarkozy serían un brutal choque liberal François Hollande, primer secretario del PS, compañero sentimental de Ségolène, anunció en primera página de Le Monde que la aplicación del programa socialista comportaría subidas de los impuestos. Ante el desastroso efecto público de tal anuncio, los consejeros de Ségolène han consumado un giro táctico dejando en suspenso esa cuestión de fondo. En el bando conservador y centrista, Sarkozy insiste en la necesidad de recortar y sanear el gasto público, a pesar de las críticas. El candidato de centro derecha intenta realizar una síntesis entre las familias liberales- librecambistas, los nacionalistas tradicionales y los realistas dispuestos a conciliar la utopía liberal y el pragmatismo electoral. Entre los economistas de izquierda y derecha, liberales o socialdemócratas, nadie duda de que Francia está presupuestariamente al borde del abismo. Una deuda colosal. Unos déficits mal controlados. La reducción de la deuda pública es la piedra angular de todos los proyectos de reforma nacional. De ahí que la aridez de la política fiscal amenace con instalarse de manera duradera en el inflamable campo de batalla electoral. Paradójicamente, al cabo de cuatro años, el imán milanés está libre, mientras que el número dos de los servicios secretos italianos, Marco Mancini, se encuentra bajo arresto y es uno de los acusados en el juicio en curso contra el jefe del Sismi, general Nicolo Pollari, su ayudante Mancini y otros altos cargos, un suboficial de los Carabinieri que participó en el secuestro y 26 agentes de la CIA, todos ellos en rebeldía pues no aceptan la autoridad del Tribunal de Milán. Los fiscales encargados del caso tienen mucho interés en interrogar a Abu Omar, pero el Gobierno egipcio ni siquiera se ha dignado contestar a sus peticiones, y no prevén que vaya a hacerlo ahora. Según fuentes de la fiscalía, las posibilidades de que podamos interrogarle son escasas. Es más, ahora son todavía menores que antes Aparte de que Abu Omar tiene prohibido salir de Egipto, tampoco podría venir a Italia pues está bajo una orden de arresto por reclutamiento de voluntarios para luchar contra las fuerzas americanas en Irak. En este extraño caso político- judicial, el abogado de uno de los agentes de la CIA- -técnicamente fugitivos de la Justicia italiana- -pide también que declare el imán milanés, pues podría exculpar a su defendido. Acusados bajo arresto Sanear el gasto público Comienza el juicio por el desastre medioambiental del petrolero Erika J. P. Q. PARÍS. El Estado francés y unas sesenta organizaciones regionales, departamentales, corporativas y ecologistas esperan que el proceso del Erika siente jurisprudencia internacional, castigando con severas penas financieras y de cárcel a los responsables de la catástrofe ecológica ocurrida el 12 de diciembre de 1999. Seis años después, Total, el primer grupo petrolífero nacional, rechaza todos los cargos, considerando que el Estado y las partes civiles desean transformar el derecho tal que existe, pidiendo al tribunal un trabajo de legislador El resto de los acusados, el propietario del Erika su capitán, incluso oficiales de la Marina, acusados de negligencias, se consideran víctimas de un accidente. El Erika era un viejo navío con pabellón de Malta, que transportaba 20.000 toneladas de hidrocarburos, cuya pérdida mató a decenas de millares de peces y aves, destruyendo la flora y la fauna marina de las costas bretonas. A juicio de la fiscalía, Total (la empresa propietaria de los hidrocarburos transportados) y todas las partes empresariales e individuales implicadas en el transporte son culpables de negligencias criminales, que causaron daños materiales de incalculable importancia. A juicio de la defensa, el derecho no permite discernir con claridad las responsabilidades de las distintas partes. El Estado pide 153 millones de euros de daños y perjuicios. El proceso durará varios meses. ABC. es Galería de imágenes de los primeros mítines franceses en abc. es internacional