Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
90 DEPORTES Baloncesto s Copa del Rey LUNES 12 s 2 s 2007 ABC El Barça le gana al Madrid el partido que nunca existió Los azulgrana repasan en la final a un equipo, el de Joan Plaza, que acusó en exceso la fatiga del duelo del día anterior, disputado ante el Tau final perdida en este mismo escenario, en aquel torneo que consagró a Pau Gasol. Para más inri, los de Joan Plaza se las vieron con el auténtico coco de esta competición, el Tau Vitoria. En estas condiciones, malos augurios para los blancos. Por si hubiera poca leña, Ivanovic decidió sacar un equipo que fuera a por todas desde el primer minuto de encuentro. Con Trías sensacional y un recuperado Fran Vázquez bajo los aros. Y el trío Lakovic, Navarro y Basile. Juego interior más tiro exterior para hacer un 1- 10 de parcial. Plaza quita a Hernández Sonseca y da entrada a Hervelle. Ni siquiera moviendo peones puede el equipo madridista con el poderío azulgrana, amo y señor del partido que deja un parcial de escándalo en el minuto 9 (5- 21) Conclusión: el Real Madrid acaba con sólo ¡5 puntos! el primer parcial, por 21 del conjunto de Ivanovic. ¿Qué le estaba ocurriendo al Real Madrid? ¿Cansancio físico y mental después de una dura semifinal ante el Tau? En las gradas, Alberto Herreros veía venir el desastre, con gesto ya de tragedia griega. Como en aquella final de 2001, en la que acabó destrozado en este mismo escenario, llorando con una toalla en la cabeza. Porque por ahí se le empezó a ir el partido. O a dejar de ganarlo al terminar el encuentro de la noche anterior. El Barcelona ha contado con los elementos a favor (cosas del bombo) los de un torneo que dictó que los azulgrana jugarían el primer partido el jueves, para descansar el viernes y esperar al DKV Juventud para el sábado. Por el contrario, el sorteo no fue tan benévolo para los madridistas. Partido el viernes, duro, ante el solvente Gran Canaria, y después el enfrentamiento con el Tau. Esa velada ante el Tau le dejó agotado. Sin gasolina. El Barcelona estaba a años luz de frescura. Listo para hacerle una defensa irrespirable para luego fusilarle con triples de todos los colores y canastas bajo los aros por doquier: 15- 31 al descanso, números que lo dicen todo, casi doblando Navarro al gran tirador Bullock (12 por 5 puntos) Tras el descanso la duda estaba en saber si, como hizo la noche anterior ante el Tau, el Madrid podía dar la vuelta a la situación, a ser posible con ese clásico tercer cuarto malo del Barcelona. Mero espejismo, esto no había quien lo revolucionara. El Madrid, tras dos triples, uno por cada bando, seguía con los mismos derroteros (35- 47 al final del tercer cuarto) a falta de saberse el desenlace. 53 69 1 c 5- 21 5- 21 2 c 3 c 10- 10 20- 16 Acumulado 15- 31 35- 47 JUGADOR Nguema Smith Sekulic Reyes Milic H- Sonseca Hervelle Tunceri Bullock Raúl López Marko Equipo TOTAL REAL MADRID WINTERTHUR BARCELONA 4 c 18- 22 53- 69 Real Madrid Min PT T 2 T 3 TL R A 20.10 4 2 de 2 0 de 7 7.56 1 0 de 2 31.46 14 5 de 9 11.45 0 0 de 2 6.37 0 0 de 1 27.54 10 3 de 9 1 de 5 26.33 6 0 de 1 2 de 5 30.05 15 4 de 8 1 de 5 14.19 0 0 de 1 0 de 4 22.55 3 0 de 1 0 de 3 50 1 de 2 4 1 4 de 7 6 1 00 30 1 de 1 13 0 00 4 de 4 1 2 10 3 de 3 1 0 3 200 53 14 35 4 30 13 17 37 4 JAVIER HERNÁNDEZ MÁLAGA. Al final resultó que el tapado era el Barcelona, el equipo que se coló casi de rondón en la Copa del Rey, el que ha hecho de la irregularidad su leit motiv su forma de vida. Dejó en la cuneta al anfitrión, el Unicaja, casi sin despeinarse. Dio buena cuenta del DKV Juventud en las semifinales y, encima de todo, jugando antes que su eterno rival, día de descanso incluido. Desde luego, el Real Madrid no las tenía consigo ni con la historia reciente, la de aquella La suerte del bombo JUGADOR Min Basile 17.27 Trías 32.45 Marconato 11.43 Lakovic 34.01 Navarro 26.18 Moncasi De la Fuente 7.09 Vázquez 16.07 Kakiouzis 19.11 Ukic 16.37 Grimau 18.32 Equipo TOTAL 200 Winterthur Barcelona PT 0 10 0 16 14 T 2 T 3 TL 0 de 1 0 de 3 4 de 4 2 de 4 0 de 2 2 de 3 3 de 6 3 de 4 2 de 7 2 de 5 4 de 4 0 de 1 4 de 5 0 de 2 1 de 2 1 de 5 2 de 2 4 de 4 0 de 1 2 de 2 R 4 4 2 4 3 A 0 3 0 5 4 0 0 0 1 1 14 0 8 3 8 10 2 3 1 2 5 5 69 17 33 8 20 11 14 35 LO MEJOR El equilibrio general del Barça y Reyes, bastión del Madrid Lakovic y Navarro desde fuera y la dupla interior azulgrana- -Fran Vázquez y Jordi Trías- -le dieron un enfoque al partido que en el Real Madrid sólo supo entender Felipe Reyes, que, sin embargo, se encontró solo ante el peligro. Y este sólo sirvió para demostrar que sí, que el ogro de este torneo era el Barcelona, el que llegó sin hacer ruido, el que lleva una trayectoria errática en la Liga, pero que ha vuelto a demostrar que en esto de la Copa del Rey es una auténtica fiera. En los últimos minutos del encuentro, del 44- 60 (con los olés de los culés en las gradas) se pasaba al 44- 62, después de dos tiros libres de Trías. Y el Barça se iba por veinte. El Real Madrid ya sólo luchaba por maquillar el resultado de un partido que nunca existió. Vigésimo título para los azulgrana, que se ponen a dos del Real Madrid La reedición de la final de 2001 ha supuesto que el Barcelona ya tenga veinte títulos de Copa en sus vitrinas, lo que le acerca al máximo campeón de la historia: el Real Madrid, con 22 trofeos. La estadística también dice- -al margen de no repetir campeón desde 1989- -que al equipo que dirige Dusko Ivanovic se le dan muy bien los años impares. Sus tres últimos títulos los ha logrado en 2001, 2003 y 2007. Dusko Ivanovic, Juan Carlos Navarro y Rodrigo de la Fuente engordan también su particular estadística. Ya tienen tres entorchados cada uno. En el caso de Ivanovic sólo es superado por Aíto (con cuatro) Entre los jugadores en activo, la lista de los que tienen tres se completa con Luis Scola y Sergi Vidal (ambos en el Tau) LO PEOR El Real Madrid desapareció hasta en las asistencias Ni Bullock ni Raúl López lograron llevar el partido donde debían hacerlo los blancos. En ocasiones muy revolucionados, no consiguieron ni su rendimiento habitual en asistencias. Fran Vázquez trata de evitar el enceste de Hervelle EFE