Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 DEPORTES Fútbol internacional s Dentro de 8 días vuelve la Champions LUNES 12 s 2 s 2007 ABC Melwood, la cocina de Benítez El Liverpool es Anfield, el mítico estadio al que le quedan pocos años de vida. Pero donde Benítez gestiona y prepara todo el trabajo es en Melwood, una Ciudad Deportiva de los 50 adaptada a los tiempos actuales POR ENRIQUE ORTEGO LIVERPOOL. No será el martes 6 de febrero de 2007 un día cualquiera en la historia del Liverpool. Será una fecha para recordar. Uno de los clubes con más historia y tradición del fútbol mundial era vendido a dos magnates estadounidenses, George Giller Jr. y Tom Hicks. De ellos se espera un Liverpool más rico y un equipo que presente batalla tanto en Inglaterra como en el continente. Ese mismo día, un par de horas después de reunirse con ellos, Rafa Benítez, satisfecho, sonriente, recibía a ABC en su amplísimo despacho y personalmente ejercía de cicerone por Melwood, la Ciudad Deportiva. La misma en la que comenzó a trabajar el legendario Shankly a finales de los cincuenta y sucesivamente todos los técnicos que se han sentado en Anfield. Aunque ellos tenían su despacho- -el famoso Boot- Room (sala de las botas) -en el estadio y desde allí dirigían el club. Ahora, la sala de motores de Anfield se ha trasladado a Melwood. La tradición está bien, pero estamos aquí para ganar Rafa Benítez está feliz con la llegada de los nuevos dueños. Considera que va a ser positiva y tiene conocimiento de causa porque se ha reunido con ellos y les ha expuesto su plan de trabajo para los próximos años. No hay que olvidar que tiene contrato hasta 2010. No podemos quedarnos anclados en el pasado. La tradición de este club es ganar. ¿Para qué nos vale mantener la tradición si no ganamos? La mezcla perfecta es la de tradición y victorias. Está muy bien mantener los valores, los recuerdos de una historia rica. Y yo soy el primero que los mantengo vivos, pero hay que mirar al futuro. Y si queremos competir en la Premier con el Chelsea, el Manchester, el Arsenal, o en Europa, se tenía que dar este paso de la venta, como el del nuevo estadio. Serán veinte mil aficionados más y eso significa ingresos. Hasta ahora hemos sobrevivido como hemos podido. Con fichajes que no eran en muchos casos las primeras opciones. Pero otros se nos han escapado porque los demás llegaban con dinero en mano y ofrecían más. Espero que a partir de ahora lo tengamos un poco más fácil Benítez charla con Arbeloa, su último fichaje español, en los campos de Melwood to. Tenemos tres y uno indoor que hemos cubierto por los laterales ahora para protegerlo del viento y de las heladas. También son cosa nuestra esas cubiertas de plástico que protegen el césped y nos permiten entrenar todos los días y esas rampas de allí que sirven para potenciar la velocidad Los jugadores salen en zapatillas de un amplísimo vestuario con todo tipo de servicios y se ponen las botas de fútbol justo en la entrada a los campos. Allí donde Benítez ha mandado colocar fotos históricas. Es una forma de motivar a los jugadores. Todos los días antes de entrenarse ven jornadas históricas suyas o de sus predecesores y recuerdan en el club que están En el gimnasio, ultramoderno, nos encontramos con Pako Ayestarán, la mano derecha de Benítez, que en inglés suena mejor: assitant manager Todos los aparatos tienen el escudo del club grabado AP Jornadas de 10- 12 horas Por fuera parece un centro penitenciario con unos muros de dos metros coronados con una alambrada de espinos. Pero es un centro deportivo sin lujos, aunque cómodo. Habrá un antes y un después en Melwood desde la llegada de Benítez. Él y su equipo (Pako Ayestarán, José Manuel Ochotorena, Eduardo Maciá, que ha sustituido a Paco Herrera) trabajan para adaptar las instalaciones al presente. Viven prácticamente allí. Llegan a las ocho y media de la mañana y se van para cenar, ya de noche. Su primera medida fue prohibir el móvil. Todo está preparado para trabajar, no para enseñarlo susurra Rafa mientras salimos de un despacho con un enorme ventanal que deja al descubierto los campos de entrenamientos. Es el mismo de Houlier, yo sólo he aportado todos esos vídeos, libros y algunas fotos Nos dirigimos hacia los campos de entrenamien- LAS INSTALACIONES Esto está hecho para trabajar, no para enseñar. Nos hemos modernizado todo lo que hemos podido y acabamos de estrenar una mini residencia de doce habitaciones NUEVAS REGLAS De las paredes cuelgan cuadros y fotos para mantener la motivación del jugador. El móvil está prohibido para todos. Hemos cambiado la alimentación. Se acabaron el bacon, las judías, las grasas... en lugar preferencial y en las paredes más cuadros recuerdan a los clientes que nada se consigue sin fuerza, tesón, constancia, poder, mentalidad... La piscina, también nueva, tiene un descomunal escudo que brilla en su fondo. Vuelta hacia la primera planta. Además de todos los despachos, Benítez nos enseña con orgullo una docena de mínimas habitaciones que se acaban de hacer para que el equipo descanse los días de Champions y, si algún jugador se quiere quedar después de un viaje, puede hacerlo. Una mini residencia de lo más austera, pero necesaria. Pasamos por el restaurante, donde Hyppia y Fabio Aurelio dan buena cuenta de un plato de pasta. Al lado, tres mesas de billar. Hemos cambiado todo el menú del buffet. Los jugadores comen aquí todos los días y su alimentación no era la idónea. Comían como un inglés más: judías, bacon, mucha grasa. Ahora todo está estudia- do por los médicos Ya de regreso a su despacho, el técnico se detiene en la sala de vídeos. Otra innovación suya. Están grabados todos los partidos del primer equipo y el reserva y también de los rivales y de los jugadores que se están siguiendo. Todo informatizado. Hace una década todos los equipos se entrenaban en Melwood, pero se quedó pequeño y en 1998 se inauguró The Academy donde ahora vive toda la cantera en diez campos con distintas dimensiones para los chavales de todas las edades. Desgraciadamente para el Liverpool no está dando los frutos esperados y de ahí que el club haya modificado su política de captación y busque jóvenes valores de los cinco continentes. Al fin y al cabo la ley inglesa no permite fichar jugadores menores de 15 años que no vivan a una hora de la ciudad del club, y si tienen 16, hora y media. Por algo conducen por la izquierda.