Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA LUNES 12 s 2 s 2007 ABC El viaje del Rey a Argelia en marzo, clave para recuperar el equilibrio en el Magreb La visita será del 13 al 15, dos meses después de la fría acogida de Buteflika a Zapatero en Argel s Marruecos ha prometido fijar una cumbre una semana antes LUIS AYLLÓN MADRID. El Gobierno espera poder sentar en marzo las bases para recuperar el equilibrio en las relaciones con los dos grandes países del norte de África: Marruecos y Argelia. Para ello, confía en que la visita de Estado que, entre los días 13 y 15, harán a Argelia Sus Majestades los Reyes contribuya a que las autoridades argelinas levanten sus reservas hacia España, que, en el terreno político, no han hecho más que crecer desde la llegada de José Luis Rodríguez Zapatero a La Moncloa, por su claro alineamiento con Marruecos. Antes de que se produzca esa visita de Don Juan Carlos y Doña Sofía- -que les llevará también al sur del país y a Orán- debería tener lugar la Reunión de Alto Nivel (RAN) hispano- marroquí, a la que por fin Marruecos parece haber puesto fecha. Las autoridades de Rabat han prometido a las españolas que la cumbre bilateral tendrá lugar entre el 5 y el 10 de marzo. Según supo ABC, puede ser los días 5 y 6 y tal vez en Marraquech. En principio, la RAN debía haber tenido lugar en enero y antes se habría producido una visita de Zapatero a Marruecos. Esa visita se programó para comienzos del mes de septiembre del pasado año, pero fue retrasada varias veces por el Rey Mohamed VI con distintos motivos. El Monarca alauí no encontró tiempo para recibir al presidente del Gobierno antes de que acabara 2006 y ahora está a la espera de que nazca su segundo hijo, lo que se prevé para antes de la cumbre bilateral con España. Pese a estos retrasos, desde la Moncloa se insiste en que las relaciones con Marruecos son excelentes y en que no hay ningún problema, ni siquiera con respecto a la inmigración clandestina. Hace sólo unos días, una delegación del Gobierno marroquí acudió a Madrid para presentar a Zapatero y a Moratinos un plan de autonomía para el Sahara que piensan llevar a la ONU y que, al parecer, no incluye el ejercicio del derecho de autodeterminación para los saharauis. Rabat espera que el apoyo español se sume al mostrado ya por Francia. Sin embargo, precisamente esas estrechas relaciones con Buteflika saluda a los Reyes, en mayo del pasado año en Sevilla Marruecos son las que han provocado un distanciamiento con Argelia, sobre todo porque, desde el primer momento, el Gobierno se situó muy próximo a las tesis de Rabat sobre el futuro del Sahara. Zapatero llegó a decir, incluso, tras su primera visita a Argel, que el plan Baker bien acogido por argelinos y polisarios y rechazado por los marroquíes, estaba ya muerto. Con esos antecedentes, la última Reunión de Alto Nivel con Argelia, celebrada el 12 de diciembre del pasado año en Argel, se saldó con unos pobres resultados y con una bronca en público por parte del presidente argelino, Abdelaziz Buteflika, a Zapatero, EFE El Sahara en la que le reclamó que España que indujera a Marruecos a que acepte poner en marcha un referéndum de autodeterminación en el Sahara. La frialdad que Buteflika muestra con Zapatero preocupa al Gobierno, que espera que las relaciones políticas se puedan reconducir durante la visita de los Reyes. De esa forma se reequilibraría algo la posición de España en el Magreb, donde si las relaciones con Marruecos son importantes, no lo son menos las que se mantengan con un país como Argelia, del que tenemos una gran dependencia energética, ya que importamos el 60 por ciento del gas que consumimos.