Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 11- -2- -2007 57 Festival de Cine de Berlín CULTURAyESPECTÁCULOS 91 En este momento de mi vida no me preocupa que el teléfono deje de sonar Matt Damon s Actor El actor norteamericano protagoniza la última película de Robert De Niro, por el que confiesa una gran admiración: Bob es un obseso, y esa obsesión es la que consigue que te creas lo que está contando TONI GARCÍA BERLÍN. Ha trabajado con los mejores y recorrido un largo camino en los últimos diez años. Ahora, de la mano de Robert De Niro, Matt Damon demuestra en El buen pastor película sobre los orígenes de la CIA, por qué es uno de los actores con más tirada de Hollywood. -Bueno, la verdad es que, aunque suene tópico, la verdad es que ha sido una experiencia increíble. Desde el momento en que me envió el guión hasta que acepté no pasaron ni dos días, así que no me lo pensé demasiado. vez que paró, se levantó, me dijo en voz muy baja: ¿puedo hacerte una pequeña sugerencia? Y después me bajó medio centímetro el ala del sombrero (risas) Es un tipo increíble, y si piensas en todo lo que ha hecho la verdad es que no me sorprende que se le considere uno de los mejores actores de todos los tiempos. Bob es un obseso, y esa obsesión es la que consigue que te creas lo que está contando, porque los detalles que no vemos son los que más nos influyen. siento en un buen momento, pero no es sólo por el trabajo. He tenido un hijo hace pocos meses y mi vida personal no puede ser mejor, así que lo demás ha pasado a ser algo secundario. Es cierto que en esta profesión siempre tienes un punto de inseguridad, porque sabes que es posible que un día el teléfono deje de sonar, pero en este momento de mi vida la verdad es que eso no me preocupa lo más mínimo. No confiar en nadie- ¿Que la parece la extraña relación entre padres e hijos que se establece en la película? -Dijo usted no hace mucho que George Bush no era su presidente, ¿como lo ve ahora? EPA sobreponerse a un terreno muy embarrado: era la primera del día, a una hora impotable, y que contaba la animada historia en plena tundra, o más arriba, de una mujer que ha de sacar adelante a sus hijos y a su marido tullido, a sus ovejas, a su yak cruzado con camello y hasta a su vecino tarambana. Con gran pasión cinematográfica, con una narrativa espontánea y humilde, con unos actores que es imposible no creérselos (el yak es de ella, fijo) la película va en constante ascensión y está llena de méritos e intenciones. Lo que no hace es animar al personal a irse por aquellos pagos a pasar el invierno. La alemana Los falsificadores contaba un desconocido episodio de campo de concentración, centrado en un personaje pícaro y habilidoso capaz de convertir el papel cualquiera en dólares, y está dirigido por el austriaco Stefan Ruzowitzky, que hace un retrato entre trágico y caricaturesco de los ambientes y personajes. Claro que todo esto era sólo un aperitivo, pues el gran bocado llega hoy desde Iwo Jima y lo trae un jinete llamado Clint Eastwood. Más información sobre el festival: http: www. berlinale. de ¿Cómo ha sido trabajar con Robert De Niro? -Pues si le digo la verdad creo que el nivel de detalle, esa obsesión por las cosas que no parecen importantes... Lo mejor de este trabajo ha sido rodar cada día con Bob (De Niro) a la misma distancia a la que está usted ahora, mirándome fijamente, observándome para ver que podía ser mejor. Recuerdo una ¿Qué es lo que más le sorprendió? -Me parece que en el caso de personas que han trabajado en la CIA los códigos de comportamiento que tienen en familia no se parecen en nada a los que pueda tener una persona normal. Es decir, esos tipos estaban entrenados para no confiar en nadie, ni siquiera en su familia, y lo llevaban a rajatabla. Con Bob hablamos con personas que después de años de haber dejado el servicio seguían sin contar a sus familias que habían trabajado en la CIA. En mi casa siempre fuimos personas que verbalizaban sus sentimientos y de una forma u otra nos contábamos todo, así que me resulta un poco difícil entender las relaciones que esas personas tenían con sus hijos o con sus mujeres... -Bueno, lo que veo es que tenemos un presidente que envía jóvenes de clase media baja a luchar en otros países cuando él no hizo el servicio militar, luego tenemos un vicepresidente que dice que tiene otras prioridades y, para acabar, tenemos un presidente de una importante compañía que renuncia a ese cargo para tener un cargo en la Casa Blanca y luego, desde allí, se encarga de inundar de contratos- -y dinero- -a esa misma compañía. Y uno se pregunta: ¿pero no te habías ido? ¿Cuáles son sus planes para el futuro más cercano? -Parece que está usted en el mejor momento de su carrera. ¿Se siente en un buen momento? -Sí, no hay duda de que me -Mañana mismo me marcho a Nueva York para acabar el rodaje de The Bourne Ultimatum cuyo tercer acto sucede allí y después nos trasladamos a Washington para completar algunas escenas. Además, y aunque este viaje ha sido realmente breve, necesito ver a mi mujer y mi hijo, porque cuando estamos juntos todo va de primera y ahora me apetece mucho estar con ellos. TOROS Iván García arrolla frente a una corrida podrida ROSARIO PÉREZ VALDEMORILLO (MADRID) ¡Qué asco de corrida! se runruneaba por los tendidos. Y no era para menos: la corrida de María Luisa Domínguez, ayuna de cualquier ingrediente bravo, olvidó la casta, la salud y la capacidad para humillar en la dehesa. Aun así, los toreros buscaron el triunfo e incluso Iván García arrolló con una puerta grande. El de Móstoles se llevó al público de calle desde el saludo a portagayola, rematado con bonita media. Puso la plaza en pie en banderillas y prosiguió la conexión con la muleta. Dos pases del péndulo prologaron una labor decidida y festiva- -no faltaron molinetes de hinojos, un desplante de rodillas o un pase simulando una noria- -frente a un toro a menos, al que arrancó las dos orejas. Con el sexto, que no valió un euro, obtuvo otro trofeo por su disposición. Encabo, que reaparecía tras su cornada en Ajalvir, fue premiado con una oreja por una templada y aseada faena a un toro sin clase ni maldad. En el primero, muy protestado por su flojera, nada pudo hacer. Aunque no tocó pelo, lo de más calado corrió a cargo de Antonio Barrera en el quinto, con dos series diestras de mano baja presididas por el temple. Eso duró el animal, que se desentendió, cruzándose con feo estilo. Antes firmó una valiente faena con un toro imposible. FERIA DE SAN BLAS Plaza de Valdemorillo. Sábado, 10 de febrero de 2007. Tercera corrida. Toros de María Luisa Domínguez Pérez de Vargas, desiguales de presentación y muy descastados, sin entregarse. Luis Miguel Encabo, de verde manzana y oro. Estocada caída (silencio) En el cuarto, bajonazo (oreja) Antonio Barrera, de nazareno y oro. Pinchazo y media estocada desprendida (silencio) En el quinto, estocada y cuatro descabellos (vuelta al ruedo) Iván García, de celeste y oro. Estocada atravesada y descabello (dos orejas) En el sexto, estocada corta caída (oreja) Salió a hombros.